Aragón
Suscríbete por 1€

¿En qué consiste la estafa 'wash & wash' o timo de los billetes tintados?

La Policía alerta a los ciudadanos de esta práctica para que no se confíen.

Material incautado por la Policía
Material incautado por la Policía
Policía Nacional

Un hombre ha sido detenido en Zaragoza cuando preparaba la estafa 'wash & wash' o timo de los billetes tintados. Esta estafa es llevada a cabo mayoritariamente por ciudadanos subsaharianos.

Siempre conlleva una primera cita en la que los estafadores contactan con la víctima explicándole que quieren realizar inversiones en España, interesándose por la compra de productos de alto valor o contratación de servicios o como en este caso un traspaso de negocio. Una vez seleccionado el producto y conocido el valor, al que nunca ponen pegas ni negocian, concretan las posteriores citas sobre las gestiones necesarias para llevar a cabo el acuerdo de compra, si bien en estas se le suele hacer saber al vendedor que el dinero del pago lo tiene que sacar de su país de diversas formas sin que se enteren las autoridades o ya lo han sacado, debido al régimen político existente o bien porque los billetes están marcados de alguna forma.

En posteriores reuniones el objetivo inicial del negocio se suele derivar hacia otro que les resulte más provechoso a los estafadores, siempre con el fin de confundir o despertar la codicia de la víctima.

El timo abarca tres modalidades, o bien transformar papeles blancos en billetes de curso legal mediante supuesto tintado; o bien “lavar” papeles negros o marcados y convertirlos en billetes de curso legal; o en última instancia tras convencer a la víctima de la rentabilidad del sistema, venderle a un precio muy caro los reactivos y utensilios necesarios para que pueda realizar la operación de transformación por si sólo o demostrar que con una simple reacción química se pueden obtener los billetes.

Finalmente y tras llegar a un acuerdo, en una de las citas se efectúa a la víctima la demostración del proceso de obtención de billetes, bien como pago inicial, bien como muestra de una forma sencilla de “lavado” de dinero, captando el interés para adquirir los productos capaces de convertir papeles en dinero o para aceptar el resto del pago en “billetes” en las mismas condiciones.

Tras aportar la víctima la cantidad acordada, los estafadores a la vista de la víctima elaboran un paquete con los billetes auténticos y los “marcados o negros” añadiendo productos químicos. Por otra parte, de forma oculta, el estafador elabora un paquete similar al anterior si bien este paquete contiene fotocopias de billetes o recortes de papeles. En un momento dado, el estafador “da el cambiazo” del paquete y le entrega a la víctima este último, diciéndole que, antes de la apertura debe guardarlo varios días. El estafador se marcha con el paquete que contiene los billetes auténticos aportados por la víctima y cuando ésta, días después abre el paquete entregado, únicamente encuentra los recortes o billetes falsos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión