Aragón
Suscríbete por 1€

aRAGÓN

Los expertos prevén que la población de mosca negra en Aragón aumente a finales de junio

En 2021 se registraron 19.130 atenciones por picaduras de insectos en los centros de salud, la mayoría por esta especie.

Un hombre con picaduras de la mosca negra en El Burgo de Ebro
Un hombre con picaduras de la mosca negra en El Burgo de Ebro.
Maite Santonja/HERALDO

Tras el último repunte de la población de mosca negra, antes de las últimas lluvias de abril, la presencia de estos insectos se podría volver a intensificar a finales de junio y primeros de julio. Así lo asegura Javier Lucientes, catedrático de Parasitología en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, quien adelanta que están en conversaciones con el Departamento de Agricultura para abordar un proyecto de seguimiento "e incluso para intentar el control en zonas donde las molestias y la presión sobre el ganado es muy alta", sobre todo en municipios cercanos al Ebro.

Con la llegada del verano volverá así a aumentar la presencia de un insecto que causa numerosos problemas y atenciones por picaduras. La Dirección General de Salud Pública implantó en 2011 un sistema de vigilancia de las picaduras de insectos en Atención Primaria con objeto de monitorizar la demanda de asistencia e implementar medidas de control entomológico.

El ciclo de la mosca negra.
El ciclo de la mosca negra.
Heraldo.es

En Aragón, en los últimos años, se han ido estableciendo algunos insectos invasores como la mosca negra, responsable, desde 2010, de la mayor parte de la atención sanitaria por picaduras. En 2021, hasta la primera semana de diciembre, se registraron 19.130 consultas en los centros de salud, un 16,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Ese año, entre el 10 y el 16 de mayo, se superó el umbral establecido para 2021, permaneciendo por encima del mismo hasta la semana 37 (del 13 al 19 de septiembre). Por provincias, Zaragoza contabilizó el 66,2% de las consultas (12.670, de las que 8.160 fueron en Zaragoza ciudad); Huesca, el 20,1% (3.838) y Teruel, el 13,7% (2.622).

"Cada año puede variar", asegura Lucientes. En los alrededores de Zaragoza, dice, muchos pastores llevan el ganado a pastar al monte, en lugar de hacerlo en orilla del río, evitando así las molestias de la mosca negra. Esto, a su vez, puede hacer que las poblaciones puedan incidir más en las personas, al alejarse los rebaños.

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), su director general, Jorge Galván, reconoce que, "teniendo en cuenta la temperatura y la calidad de las aguas, se prevé que va a haber un aumento de mosca negra". Según alerta, este insecto "es un importante vector de graves enfermedades en otros países. Un potencial riesgo al que se enfrenta también España debido a los efectos del cambio climático". De esta manera, "la única forma de evitar que la mosca negra se convierta en un problema de salud pública en España es incidir en su prevención y control". Para Lucientes, sería fundamental coordinar los esfuerzos para controlar la mosca negra más allá del nivel municipal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión