Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón es la segunda Comunidad del país donde más discapacitados trabajan, un 40%

Cuatro de cada diez tiene contrato indefinido y los empleos inestables afectan más a los mayores de 45 años

Aumenta la discapacidad en España.
Discapacidad, archivo
K. U.

Casi cuatro de cada diez personas discapacitadas de Aragón tienen un trabajo remunerado. Es la segunda Comunidad con mejores cifras, solo por detrás de Castilla-La Mancha (42,8%) y cinco puntos por encima de la media nacional, que se sitúa en 34,3%, según un estudio del Observatorio de Recursos Humanos de Randstad. Estos números desvelan que el desempleo afecta más a las personas que sufren una minusvalía, ya que el porcentaje de actividad de la población general se acerca al 60%.

En el primer trimestre de 2022, un total de 2.548 discapacitados de la Comunidad estaban en paro. En concreto, ni el 49% de las mujeres en edad de trabajar tenían empleo ni el 50% de hombres. De estos, el 33,5% tienen una minusvalía física, el 32,4% psíquica y el 12,5% sensorial. Son los mayores de 45 años los que peor tasa registran, ya que más del 60% está en paro, o lo que es lo mismo, 1.543 personas. De media, este grupo de edad tarda más de 1.000 días en encontrar empleo.

"No son pocas las barreras a las que debe enfrentarse una persona con discapacidad cuando afronta la búsqueda de empleo", explica la directora regional de Aragón, La Rioja y Navarra de Inserta Empleo-Fundación Once, Lorena Basols. Asegura que se ha avanzado "en cuanto a mentalidad de las empresas", sin embargo, insiste, "sigue habiendo desconocimiento". "Es necesario insistir en el gran potencial de las personas con discapacidad como fuerza de trabajo", apunta.

Sin estabilidad laboral. Al lastre que supone tener una tasa de desempleo elevada se suma que las condiciones laborales no son favorables. En concreto, el 87,5% tenían un contrato temporal hasta hace unos meses, aunque ahora la cifra se sitúa por debajo del 70% debido a la reforma laboral. Una cifra que estará en continuo descenso debido a la nueva legislación. "Las empresas tienen que ver a la persona con discapacidad como trabajadores con talento que les aportarán no solo ventajas económicas, al resultar más rentables por las subvenciones y bonificaciones que reciben, sino también ventajas competitivas y productivas", defiende Basols.

Entre las actividades que más emplean a personas con discapacidad en Aragón destacan los servicios a edificios y la jardinería (256 trabajadores en la Comunidad) y las actividades administrativas de oficina y auxiliares a las empresas (108). Sin embargo, no hay ningún trabajador en telecomunicaciones, en investigación y desarrollo ni en actividades de alquiler o veterinarias, entre otras.

"Carencia formativa"

Más de la mitad de los parados discapacitados de Aragón, 1.593, no ha terminado la secundaria. De los que tienen un grado superior o universitario, solo 225 están desempleados. Las cifras demuestran que cuanto mayor es el nivel académico de una persona, más posibilidades tiene de conseguir un trabajo. "El nivel formativo de las personas con discapacidad está por debajo de la media. Esta situación mejora entre las nuevas generaciones, pero no es así entre los demandantes de empleo que tienen entre 40 y 60 años", explica Basols. A eso se suma que "el mercado laboral es cada vez más exigente y evoluciona hacia entornos digitales y tecnológicos", añade.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión