Aragón
Suscríbete por 1€

prisiones

El rápido traslado de Rodrigo Lanza de la prisión de Zuera a una cárcel de Cataluña

El abogado del preso argumenta que su familia reside en Barcelona. Alrededor de 150 internos de la cárcel de Zuera son de origen catalán y esperan su traslado. 

Rodrigo Lanza, en el momento de conocer que era condenado por asesinato.
Rodrigo Lanza, en el momento de conocer que era condenado por asesinato.
Efe

El interno Rodrigo Lanza Huidobro, de 33 años, condenado por matar a Víctor Laínez el 8 de diciembre de 2017 en Zaragoza, ha conseguido ser trasladado desde el centro penitenciario de Zuera y cumplir la pena por el homicidio en una prisión de Cataluña, según confirmaron este martes fuentes de Instituciones Penitenciarias.

Esta decisión se adoptó el pasado mes de octubre sin que se hiciera pública porque, entre otras causas, de los 1.300 internos que acoge la cárcel de Zuera alrededor de unos 150 suelen proceder de Cataluña como paso previo y tienen que esperar bastantes meses antes de que se produzcan su traslado.

Su abogado defensor, Endika Zulueta, decía este martes que ignoraba a qué prisión fue trasladado Rodrigo Lanza, pero de cualquier manera lo justificó porque “vive su familia” en la comunidad catalana. Su madre, Mariana Huidobro, de origen chilena, reside en Barcelona y es hija de un almirante que apoyó al dictador chileno Augusto Pinochet.

El letrado anunció hace un mes que recurrirán ante el Tribunal Constitucional la reciente sentencia condenatoria del Supremo, que le impuso al acusado una pena de 18 años y medio de cárcel por el asesinato del zaragozano Víctor Laínez. En un comunicado llegó a avisar de que con este proceso llegará hasta el Tribunal de Estrasburgo si es preciso.

Un régimen 'muy duro' en Zuera 

Fuentes penitenciarias reconocieron este martes a HERALDO que el interno llegó a la cárcel de Zuera el 15 de diciembre de 2017 y se le aplicó “un régimen muy duro”,  porque estuvo casi un año en el “módulo de aislamiento” al aplicarle el primer grado aunque fuera un preso preventivo y no se le había adoptado con tal dureza a otros.

De hecho, Rodrigo Lanza llegó a la prisión de Zuera apenas una semana antes de que fuera trasladado Norber Feher, alias Igor el Ruso, desde la cárcel de Teruel después de haber matado a dos guardias civiles y al ganadero José Luis Iranzo, por motivos de seguridad y coincidieron en el mismo módulo y casi en el tratamiento penitenciario.

La estancia en ese módulo especial de los dos presos implicaba que cada uno saliera solo al patio y no tuvieran ninguna relación entre ellos. Las mismas fuentes señalaron que el autor del denominado crimen de los tirantes mantuvo una actitud bastante tranquila y,  pasado un año, fue trasladado al módulo 10, donde convivía con preventivos multirreincidentes y de pésimo comportamiento.

Después de haber sido condenado por la Audiencia de Zaragoza a 20 años por el asesinato en septiembre de 2020, Lanza pasó el último tiempo que estuvo en el centro penitenciario de Aragón en el módulo 8, donde suelen estar los presos de respeto y no tienen problemas de convivencia. Los funcionarios consultados por este diario señalaron que “su comportamiento ha sido bueno” y “no se ha abierto ningún expediente a su comportamiento en la prisión".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión