Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

Las carteles de 'mascarilla obligatoria' sobreviven en algunos bares: ¿pueden obligar a llevarla?

Muchos locales mantienen sus indicativos, aunque la mayoría lo hagan por despiste. Para exigir el uso del cubrebocas deberían contar con un permiso específico del Gobierno de Aragón.

Cartel de uso obligatorio de mascarilla, este lunes, en un bar de Zaragoza.
Cartel de uso obligatorio de mascarilla, este lunes, en un bar de Zaragoza.
Oliver Duch

Hace casi una semana que las mascarillas dejaron de ser obligatorias en casi todos los espacios interiores de España. Comercios, bares, restaurantes y todo tipo de establecimientos públicos retiraron de sus fachadas esos carteles de ‘mascarilla obligatoria’ que nos han acompañado durante meses y meses. Sin embargo, algunos todavía se resisten a desaparecer. En la mayoría de los casos, se mantienen por despiste de los dueños, que aún no los han retirado; en otros (los menos), lo hacen por convencimiento o por alguna circunstancia especial.

Sin embargo, los dueños de los establecimientos no tienen capacidad para exigir el uso de la mascarilla en el interior de los locales, a no ser que cuenten con un permiso específico del Gobierno de Aragón. De momento, ningún local lo ha solicitado. Por lo tanto, más allá de las recomendaciones que puedan hacerse, en Aragón ningún local puede a día de hoy exigir la mascarilla como requisito para entrar.

En Zaragoza, basta pasear y fijarse en las fachadas de los bares para comprobar que muchos siguen teniendo sus carteles con esta exigencia. En la mayoría de los casos se trata de despistes, porque ni siquiera los propios llevan el cubrebocas puesto. “Sí, tenemos que quitarlos. No nos habíamos dado cuenta”, apuntaba el propietario de uno de ellos. Luis Femía, gerente de la asociación Cafés y Bares, señala que "no consta" que haya habido ningún conflicto entre dueños y clientes por este asunto. En algunos locales, de hecho, aún se conservan algunas normas ya algo obsoletas, como la distancia de seguridad de un metro y medio entre los clientes y las limitaciones de aforo.

En caso de que alguno quisiera imponer las mascarillas en su local (por miedo, por convencimiento, por tener algún trabajador vulnerable…) tendría que solicitar un permiso al Gobierno de Aragón. Se trata de la misma autorización que tienen que solicitar cuando fijan alguna regla particular de admisión al local. Aragón tiene un reglamento específico para estos casos, que trata de garantizar que el derecho de admisión se ejerza “con respeto a la dignidad de las personas” sin que se produzca ninguna discriminación “por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Así, las condiciones que los locales pongan para la admisión de clientes tienen que tener "un fundamento razonable" en el que se respeten los derechos de los consumidores. Para fijar estas reglas, tienen que solicitar la aprobación a la Dirección General de Interior del Gobierno de Aragón, junto con el cartel que se colocarían las indicaciones.

A juicio de Femía –que además es abogado de formación–, la exigencia de la mascarilla no entraría en los supuestos que contempla la norma. No obstante, si algún bar lo solicitara por algún motivo –la vulnerabilidad de algún empleado, por ejemplo–, el Gobierno de Aragón debería estudiarlo, redactar un informe jurídico y justificar su respuesta. Hasta que eso ocurra, estos carteles sobre la obligatoriedad del uso de la mascarilla que aún perviven en algunos establecimientos no resultan adecuados, por lo que los duelos deben retirarlos de las fachadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión