Aragón
Suscríbete por 1€

Cartas de paz desde las aulas zaragozanas a las embajadas

Los alumnos del instituto Corona de Aragón de la capital aragonesa han escrito 300 misivas a los embajadores de Ucrania y Rusia.

Alumnos de 1ºde la ESO con las cartas ya ensobradas.
Alumnos de 1ºde la ESO con las cartas ya ensobradas.
S.Sánchez

A las embajadas españolas de Ucrania y Rusia llegarán en los próximos días 300 cartas directas desde las aulas del instituto Corona de Aragón de Zaragoza. "La idea surgió en la clase de 1º de la ESO. Cuando comenzó la guerra justo estábamos hablando de la utilidad de estudiar Historia y vieron que era la manera de intentar comprender lo que sucedía y las relaciones geopolíticas", explica Sergio Sánchez, profesor de Geografía e Historia en esta etapa. A la pregunta de "¿nosotros qué podemos hacer?" les propuso que podían escribir y se pusieron mano a la obra. Especialmente sensibilizados también porque entre sus compañeros hay dos alumnas ucranianas y un chico ruso con los que llevan ya bastante tiempo conviviendo.

En opinión de este docente, la actividad ha servido "para canalizar la preocupación y los sentimientos que les estaba provocando sentir la guerra tan cerca y seguirla en directo". Las epístolas podían ser anónimas y los únicos requisitos eran "no insultar a nadie, si no argumentar bien" y dirigir una a cada delegación. A los estudiantes de 1º de secundaria se fueron sumando otros cursos, además de otros profesionales del centro educativo como Sandra Lorente del equipo de orientación,  y se acabó por instalar dos cajas a modo de buzones para que todos pudieran depositar sus escritos.

"Haga a Rusia y a usted grande por cosas buenas en vez de por cosas malas"

"Le escribo porque estoy en desacuerdo con usted y sus ideales, aunque sé que es por volver grande Rusia, sea tan inteligente como podría y piense sobre lo que hace y haga que nadie más sufra. Haga a Rusia y a usted grande por cosas buenas en vez de por cosas malas. Espero que tenga un buen día", le pide Martín al embajador ruso. "Todo lo que hemos conseguido hasta el día de hoy ha sido gracias al choque de manos entre países, debemos progresar cogidos de la mano, mirando al futuro con ilusión y bondad", le dice Chesus. Para terminar aboga por alzar "hoy más que nunca el discurso de Chaplin" y reproduce algunas de las palabras con las que terminaba la película ‘El gran dictador', rodada a finales de 1939, y que hoy podrían aplicarse a la situación mundial casi punto por punto.

Para Ucrania abundan los mensajes de fuerza y ánimo. "Me parte el alma ver día a día a los pobres niños ucranianos tener que separarse de sus padres porque tienen que ir a luchar. No os merecéis esto que estáis pasando ahora, vosotros no tenéis la culpa de nada. Sois un país muy fuerte, y estoy segurísima de que, unidos y con toda vuestra fuerza junto, lograréis salir de esta", les desea Sara, de 14 años.

Los docentes han tenido que lidiar así en las aulas con las preguntas de los niños sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania. En otros colegios, como el Agustina de Aragón, también de la capital aragonesa, las cocineras sirvieron esta semana un menú ucraniano a base de borsh (una versión de la sopa agria) y pollo Kiev empanado, en la receta original con corazón de mantequilla, ajo, perejil y limón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión