Aragón
Suscríbete por 1€

Tradime advierte que el precio del gasoil “es ya inasumible”

El sector del transporte de mercancías afirma que "la única salida" es eliminar el impuesto de hidrocarburos.

El presidente y la gerente de Tradime, en la reunión de ayer con el consejero de Vertebración.
El presidente y la gerente de Tradime, en la reunión de ayer con el consejero de Vertebración.
DGA

El sector del transporte de mercancías por carretera está viviendo un "momento crítico". El precio del gasóleo, materia prima imprescindible para realizar su actividad, ha subido un 50% y "el coste es ya inasumible", por lo que, si no se toman medidas, la única solución que tienen la empresas "es parar los vehículos" porque los empresarios "no pueden trabajar solo para pagar".

Es la situación que vive las pequeñas y medianas empresas del sector y que la organización que las representa en Aragón, Tradime, trasladó este miércoles al consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, al que pidió que haga de intermediario para que la voz y las reivindicaciones del sector se escuchen en los ministerios de Transporte y de Hacienda.

La medida más urgente que Tradime pone encima de la mesa es la eliminación temporal -y mientras se mantenga tan complicado escenario- del impuesto especial de hidrocarburos, tal como sucede en el sector pesquero y en el agrario. "Nosotros también somos un sector esencial y en este momento no podemos trasladar el incremento de los costes a la facturación", señaló el presidente de la organización empresarial, José Antonio Moliner, que advirtió que esta es la única salida. "O se quita este impuesto -33 céntimos por litro- o tendremos que parar nuestros vehículos", advirtió.

No se refería Moliner con esta advertencia a la convocatoria de movilizaciones ni a ningún paro patronal sino a la imposibilidad de continuar con la actividad. "Se trabaja ya prácticamente a pérdidas, estamos en el umbral de tener que trabajar únicamente para pagar y no podemos continuar así", insistió Moliner, que destacó, además, la incertidumbre que supone no saber hasta dónde van a llegar los precios, si van a parar en los niveles actuales o se van a incrementar todavía más.

El presidente de Tradime, que reconoció que son muchos los afectados por esta situación porque son muchas las personas que necesitan el coche para trabajar, insistió en que los camioneros no quieren "hacer daño a nadie" ni que "falte de nada", lo único que pretenden es que "todo funcione como hasta ahora".

Y para eso, insistió, "está en manos del Gobierno hacer este esfuerzo coyuntural, porque están ganando más dinero que antes, con cada subida gana más dinero y todo tiene un límite", dijo Moliner, que negó con contundencia que Tradime vaya a participar en la huelga convocada a partir del 14 de marzo en el sector porque ni su organización "ni ninguna asociación de transportistas en España" forma parte de la plataforma convocante.

Ante la "asfixiante" situación que vive el sector, el consejero de Vertebración se comprometió a trasladar "hoy mismo" las reivindicaciones del sector al Ministerio de Transportes. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión