Aragón
Suscríbete por 1€

economía

El centro logístico de Bon Àrea en Épila atenderá los pedidos de 250 tiendas a finales de 2023

Su actividad comenzará en verano, a la vez que la gasolinera, mientras se monta un almacén automatizado de 80.000 metros.  El complejo, con sus 4.000 empleados, tardará 12 años en estar a pleno rendimiento, conforme avance la red comercial.

El centro logístico ocupará 108.000 metros y cuyo acondicionamiento interior se hará por fases.
El centro logístico ocupará 108.000 metros y cuyo acondicionamiento interior se hará por fases.
José Miguel Marco

La Corporación Alimentaria Guissona está decidida a convertir el macrocomplejo agroalimentario que construye en Èpila en la lanzadera para la expansión de Bon Àrea por el centro, norte y este del país. El centro logístico comenzará su actividad en verano, a la vez que la gasolinera prevista, y a finales de 2023 tendrá capacidad para suministrar pedidos a 250 de las 1.000 tiendas que atenderá cuando esté a pleno rendimiento. Para ello, aún deberán transcurrir "entre doce y trece años", ya que el desarrollo de todas las instalaciones, así como la contratación de los 4.000 empleos anunciados, se acompasará al ritmo de expansión comercial.

Los datos los ha dado a conocer a este diario el equipo de la compañía catalana que junto a su presidente, Jaume Alsina, ha visitado este lunes las obras de la futura plataforma, acompañados por el presidente aragonés, Javier Lambán, y el alcalde de Épila, Jesús Bazán. La inversión comprometida alcanza los 130 millones, aunque no es ni una tercera parte de los 400 que costará completar el proyecto. En estos momentos, están trabajando 150 personas y un 15% del complejo está finalizado, cuya urbanización supuso mover 3,5 millones de metros cúbicos de tierra. Alsina aseguró que mantienen el "ritmo previsto" pese a los contratiempos de la pandemia y la guerra en Ucrania, que ha disparado el precio del cereal para el ganado.

El primer edificio construido, la nave de talleres, sirve ahora de base de operaciones para el equipo de ingenieros que desde hace más de año y medio está al frente de la construcción de una plataforma de 180 hectáreas en la que se llegarán a levantar una treintena de edificaciones.

La primera que entrará en funcionamiento será el citado centro logístico, que será la mayor de todas con sus 108.000 metros cuadrados. La estructura está acabada y ahora se afanan los operarios en montar las instalaciones en una zona de 20.000 m2 para lanzar la actividad sin almacenaje (‘cross docking’). Como explicó Alsina, las mercancías llegarán del centro de Bon Àrea en Guissona en camiones y los pedidos se cargarán en furgonetas para su distribución a las tiendas. Esta área tendrá la temperatura regulada a entre seis y ocho grados.

Al mismo tiempo que lleguen los primeros camiones se empezará a montar el entramado de estanterías automatizadas que se extenderá sobre la mayor parte del centro logístico. Ocupará 80.000 metros cuadrados sectorizados en tres almacenes por el tipo de productos que lleguen no solo de Guissona, sino de los proveedores: secos, frescos y refrigerados a 26, 2-4 y -25 grados, respectivamente, para garantizar su conservación hasta que se envíen a las tiendas.

El director de las obras, Javier Jiménez, ha señalado que cuando los mataderos y el resto de centros de fabricación previstos en Épila estén funcionando, los productos se almacenarán en estas "estanterías de 32 alturas" como paso previo a su comercialización. Allí se elaborarán yogures, flanes, natillas, helados, pan y bollería y se procesarán leche, zumos, gazpacho, cremas, caldos y agua, entre otros alimentos.

Todo llegará bajo tierra por las cintas transportadoras que se montarán en la galería de 3,5 kilómetros construida y que comunicará todas las naves conforme se vayan edificando. Todo este trasiego será posible gracias a las más de dos millones de cajas que serán pieza clave en la cadena logística, ya que en ellas llegarán los productos, también de los proveedores externos, y se transportarán hasta las tiendas. Esto permitirá minimizar residuos y ahorrar en envases intermedios, como destacó Jaume Alsina. «Es la mejor forma de colaborar en la sostenibilidad», dijo antes de indicar que la cubierta estará repleta de placas solares para suministrar electricidad.

La utilización de cajas ha obligado a construir un lavadero específico, de 30.000 metros cuadrados, con capacidad para limpiar 400.000 unidades al día y almacenar 450.000 listas para su uso y otras 625.000 sucias. La estructura ya se aprecia y entrará en servicio en marzo del próximo año, aunque en la primera fase se limitará a 44.000 diarias.

Casi en la otra punta del complejo está la primera nave de producción, la de frutos secos, cuya estructura está muy avanzada y que entrará en funcionamiento por fases a partir de finales de 2023. Con 15.000 metros cuadrados y otros 1.725 en altillos, contará con líneas para productos fritos, tostados, secos, crudos, chocoloteados y caramelizados, además de golosinas.

Lambán: «Es el mayor emporio productivo junto a Stellantis»

El presidente aragonés, Javier Lambán, se ha referido a la plataforma agroalimentaria como "el mayor emporio productivo de Aragón junto a Stellantis" y se ha mostrado convencido de que se convertirá en el mayor motor económico, tanto en términos productivos como de empleo.

Lambán ha incidido en que aúna dos vectores esenciales de la economía, la logística y la agroalimentación, y ha destacado que su modelo de integración, de la producción a la comercialización, ha tenido "mucho éxito en el pasado" y, ha vaticinado, lo va a tener aún más en el futuro.

El líder socialista ha insistido en la necesidad de garantizar la seguridad y autonomía alimentaria, por lo que ha abogado por repensar la PAC y poner "en paréntesis determinadas visiones restrictivas sobre la ganadería intensiva".

A este respecto, el presidente del grupo BonÁrea Agrupa, Jaume Alsina, ha defendido la producción animal "moderna, sana, rentable y posible" y ha subrayado que sus granjas cuentan con el sello de bienestar animal. Sobre la coyuntura y el alza de precios, ha indicado que haber sido "financieramente muy prudentes" y el hecho de contar con el "favor" de los clientes les da confianza. "Nos preocupan los precios, la guerra y los suministros", ha dicho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión