Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

"Los contratos de las fiestas se cierran como antes de la pandemia"

Los feriantes, las orquestas y las ganaderías cierran estos días los contratos para la temporada al ritmo que se firmaban antes de la crisis sanitaria.

Las fiestas de Pradilla, por San Sebastián, se aplazaron en enero y se han celebrado estos días.
Las fiestas de Pradilla, por San Sebastián, se aplazaron en enero y se han celebrado estos días.
María Pilar Cuartero/Ayto. de Pradilla

Los teléfonos vuelven a sonar. Los sectores que viven alrededor de las fiestas patronales están cerrando en estas fechas “con alegría” los contratos con los ayuntamientos de todo Aragón, de cara a la próxima temporada de primavera y verano. Ganaderos, orquestas y feriantes -entre otros- afrontan con optimismo este 2022, tras dos años muy duros que ha dejado a muchos profesionales tocados o incluso hundidos.

Las orquestas ya han vuelto a sonar por los pueblos que celebran su patrón en invierno. El verano pasado ya hubo algo de actividad, pero nada que ver con el panorama prepandémico. “Ahora las perspectivas son muy buenas, la verdad. Los ayuntamientos están programando con normalidad, así que somos optimistas, aunque con la precaución de que no aparezca alguna variante nueva o algo así”, señala Ángel Lasheras, presidente de la Asociación de Empresarios de Grupos de Orquestas de Aragón (Aegore).

Según apunta, arrancar “está siendo complicado” por la falta de personal. “Es difícil encontrar gente cualificada, ya que muchos músicos y técnicos se han pasado a otros sectores, porque la gente no puede estar dos años parada”, señala. “Ahora es complicado que vuelvan, así que está siendo difícil cerrar las plantillas”, añade.

Lasheras señala que el sector sale de la crisis sanitaria “muy tocado”, con orquestas que han desaparecido y sin ayudas que hayan amortiguado el golpe. “Los ayuntamientos tienen que ser conscientes de lo que hemos pasado, así que tienen que hacer un esfuerzo”, reclama cuando se le preguntan por las tarifas.

Las ganaderías de vacas y toros también respiran algo estos días con las expectativas que se están abriendo. Félix Ozcoz, dueño de Hermanos Ozcoz, apunta que “se está volviendo a la normalidad”. “Los ayuntamientos ya están llamando y cerrando los contratos como antes de la pandemia”, señala. En su caso, están presupuestando “lo mismo” que llevaban en el invierno de 2019. Este ganadero apunta que los pueblos buscan los mismos festejos que antes, con normalidad total para los encierros en la calle.

En todo este tiempo, las ganaderías han tenido que quitarse ganado, ya que sin apenas ingresos no se podían mantener todas las cabezas. Como las vacas no crecen de la noche a la mañana, algunas ganaderías llegan justas de ejemplares a la temporada 2022. “Las que estaban preparadas para las calles son las que han desaparecido, así que este año habrá que dosificarlas para que no se quemen porque si no, no llegan a agosto”, señala Jesús Marcén, dueño de Hermanos Marcén Romero. Por eso, este año han mantenido “o subido un poco” las tarifas. “Los ayuntamientos tienen que entender lo que hemos pasado los dos últimos años”, reclama.

Por su parte, los feriantes igualmente ven la temporada 2022 “con mucha ilusión”. “Tenemos ganas de empezar otra vez con lo nuestro”, apunta Ángel Barata, presidente de la asociación de feriantes de Zaragoza. En el inicio de la temporada han tenido una de cal y otra de arena. Por un lado, la suspensión de las ferias en la Cincomarzada de Zaragoza “ha sido un palo”; por otro, la actividad ha sido “muy buena” en los pueblos que ya han celebrado festejos patronales este mes.

“Nuestra cultura es de fiesta y alegría. La gente necesita salir y airearse, ha habido mucha depresión por no haber fiestas. Nosotros las necesitamos para trabajar, pero el público también las necesita para ser feliz. Se está notando que la gente viene con la misma o incluso más ganas e ilusión que antes”, sentencia Barata.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión