Aragón
Suscríbete por 1€

#

Sin Barreras

Sin Barreras

"Cuando veo los trabajos de los demás, me digo a mí mismo: 'Si ellos pueden hacerlo, yo aún más'"

La Fundación ONCE concedió unas ayudas para que personas con discapacidad puedan mejorar sus competencias digitales a través de cursos superiores. El zaragozano Guillermo Putze, de 22 años, y Ángel Esteban Sanz, de 63 años, de Monreal del Campo, han sido dos de los cinco aragoneses que han recibido estas becas.

Guillermo Putze, uno de los aragoneses beneficiarios de la beca de la ONCE, en su habitación.
Guillermo Putze, uno de los aragoneses beneficiarios de la beca de la ONCE, en su habitación.
Oliver Duch

Estar en constante formación y, lo más importante, promover la inclusión profesional de las personas con discapacidad en empleos relacionados con la tecnología. Ese es el objetivo que tiene la Fundación ONCE, que concedió a principios de enero sus becas en el marco del programa ‘Por Talento Digital’. Cinco aragoneses fueron seleccionados con el fin de mejorar sus competencias digitales a través de cursos superiores ofrecidos por distintas entidades académicas.

"Desde pequeño tengo una gran admiración por los juegos, pero cuando entré en la adolescencia, pasó de ser una afición a un 'quiero dedicarme a esto'". Este es el sueño de Guillermo Putze, zaragozano de 22 años que actualmente estudia un ciclo superior formativo en Animación 3D, juegos y entornos interactivos en el CPA Salduie en Zaragoza. Padece un trastorno del espectro autista y ha sido uno de los beneficiarios en Aragón de la beca de Fundación ONCE.

El joven, además, compagina sus estudios con su trabajo en el Supercor para poder financiar su formación, pero ahora, gracias a la ayuda, "puedo amortiguar un poco los gastos, porque gran parte de lo que gano va destinado al ciclo". Actualmente, se encuentra en el último curso, donde han aprendido acerca del diseño de personajes, utilizar herramientas de modelado 3D y el uso de motores gráficos para procesar todas las animaciones. Su sueño es trabajar en el modelado y en las animaciones de los videojuegos, además de crear uno.

El proyecto final del ciclo consiste, precisamente, en eso. En grupos, deben reunirse y desarrollar su propio juego, que después presentan a un jurado. Putze y sus compañeros han ideado 'Balloon', un videojuego estilo 'Mario Party' donde controlan a unos personajes que flotan y deben sortear unos obstáculos. En su inicio en el ciclo, el joven se vio ligeramente superado y asegura que "fue bastante complicado, pero cuando veo los trabajos de los demás, me digo a mí mismo: 'Si ellos pueden hacerlo, yo puedo hacerlo aún más'", proclama.

Un premio al esfuerzo

Ángel Esteban Sanz, con 63 años y de Monreal del Campo, ha sido otro de los beneficiarios de esta ayuda. Es arquitecto informático y terminó el pasado mes de noviembre un máster en Inteligencia Artificial (IA) en la Universidad de Valencia. De hecho, todavía está esperando el título, pero se muestra orgulloso de tener ya todo aprobado.

"Conseguir esta beca es como decir que no soy viejo"

"En mi caso, no es una discapacidad, sino una incapacidad. Sufrí un infarto de corazón mientras ejercía mi anterior trabajo -mantenimiento e instalación de equipos informáticos- y ya no puedo realizar tareas que me supongan un esfuerzo", explica Esteban. En esta tesitura, decidió reconvertirse a la informática, un mundo que siempre le ha gustado. "Tengo conocimientos profundos acerca de este ámbito. Hice otro máster en Barcelona de ‘open source’ cuando comenzó la pandemia. Me aislé en Canet y tenía que ocupar la cabeza con algo. Además, me gusta mucho estudiar y quería hacer algo que me motivase bastante", relata el monrealense, que además cree que podrá poner lo aprendido en práctica en su trabajo en la empresa Sstrategy. Para él, esta beca supone un premio al esfuerzo, pero también "emocionalmente, es como decir que no soy viejo y en la vida, significa que no eres un cobarde". Además, Esteban cree que la IA tiene una gran utilidad, ya que "dota de cómo se tienen que hacer las cosas bien y de manera razonable". Él buscaba estudiar algo que se saliera de su rutina, y esta beca "te ayuda a que, de alguna manera, salgas de lo que es normal, pero orientado a que te pueda servir en tu trabajo y te promuevas", asevera.

Ángel Esteban Sanz, beneficiario de la beca de Fundación ONCE, en su habitación.
Ángel Esteban Sanz, beneficiario de la beca de Fundación ONCE, en su habitación.
Heraldo.es

117 becas en España

ONCE entregó 117 becas en todo el territorio nacional para que las personas con discapacidad puedan formarse en áreas como la inteligencia artificial, la ciberseguridad, la animación 3D, el big data, la biomedicina y el márquetin digital. Los beneficiarios que pueden solicitar las becas recogidas en la convocatoria deben tener más de 16 años , una discapacidad legalmente reconocida igual o mayor al 33% y el título de ESO o equivalente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión