Aragón
Suscríbete por 1€

ARAGÓN

Revivir el rapto yihadista de la hermana Gloria en Mali: "Alguna vez pensé que no volvería a verla"

Las franciscanas Clara Natalia Vera, Claudia Sofía Cortés y Janeth Aguirre entregan a la Virgen del Pilar en Zaragoza dos mantos confeccionados por mujeres malienses a las que apoyan en su congregación de Kulikoró.

Las hermanas franciscanas Clara Natalia Vera (izquierda), Claudia Sofía Cortés (centro) y Janeth Aguirre posan junto a los mantos confeccionados por mujeres de Mali para la Virgen del Pilar, en el Acuartelamiento San Fernando en Zaragoza.
Las hermanas franciscanas Claudia Sofía Cortés (izquierda), Janeth Aguirre (centro) y Clara Natalia Vera (derecha) posan junto a los dos mantos confeccionados por mujeres de Mali para la Virgen del Pilar, este lunes en el Acuartelamiento San Fernando en Zaragoza.
Francisco Jiménez

"Nos tenemos que llevar a una de ustedes o a las dos". Es lo que les espetó a las monjas colombianas Gloria Narváez y Clara Natalia Vera uno de los yihadistas que el 7 de febrero de 2017 irrumpieron en la congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada en la localidad de Karangasso, en Mali. Al final, los miembros de Al Qaeda secuestraron a la primera, que fue liberada el 9 de octubre de 2021 tras cuatro años y ocho meses de golpes y torturas (en una ocasión le abandonaron a su suerte en el desierto durante unos días) y tres intentos fallidos de escapar de sus captores, como ella misma relató ya libre.

"Primero nos pidieron dinero y la hermana Gloria les dijo que no teníamos, que éramos misioneras que estábamos a cargo de un orfanato y tratando de ayudar a la población. En ese momento, el objetivo de los terroristas estaban siendo los ciudadanos europeos por la cuestión económica", recuerda Clara Natalia Vera en Zaragoza, hasta donde se ha desplazado esta semana junto a las hermanas Claudia Sofía Cortés y Janeth Aguirre (hermana franciscana misionera de María Auxiliadora) para entregar a la Virgen del Pilar dos mantos que han confeccionado las mujeres de Kulikoró (a 60 kilómetros de la capital Bamako). Las tres trabajan en la actualidad en los tres centros de promoción de la mujer y la primera infancia que la congregación -con presencia en 17 países- tiene en esta ciudad tras cerrarse la de Karangasso.

También relata que fue la propia Gloria Narváez la que propuso a los terroristas que se la llevaran solo a ella y el dolor que sintió durante su cautiverio. "En ese momento, entré en 'shock'. Más tarde reaccioné y dije: ¿Cómo permití que pasara eso? Son cosas que uno piensa con la cabeza fría y que en el momento las vive de otra manera. El tiempo del secuestro fue de mucho sufrimiento especialmente para mí, para toda la congregación y la Iglesia en general. Algunas veces pasó por mi mente que no volvería a verla, pero siempre fue más la esperanza", cuenta.

Ese aciago día junto a ellas estaba Claudia Sofía Cortés, que tras la irrupción de los islamistas se escondió en una habitación para pedir ayuda. "Solo pensaba que eran ladrones que venían a robar. Fue una situación muy dura", dice. Unos meses después, las dos se marcharon a Colombia y regresaron a Kulikoró en noviembre de 2020. "Dijimos que sí a volver porque nuestro corazón está en Mali. El trabajo ahí es otro mundo, en medio de su pobreza son muy ricos en muchas cosas y desde esa pobreza te dan mucho", explica.

"La seguridad de Europa pasa por el Sahel"

En Mali actúan distintos grupos yihadistas y desde agosto de 2020 está en el poder una junta militar golpista, con el coronel Assimi Goita a la cabeza. Para la monja Janeth Aguirre, esta nación africana está en un momento de transición. "El 100% de la seguridad de Europa pasa por el Sahel, es una segunda frontera. Si se la cuida bien, con educación, salud... en 10 años vamos a ver los frutos. Pero si se permite que los terroristas ocupen todo eso van a venir a Europa, es una puerta de acceso", advierte.

Desde hace años, militares españoles ayudan -bajo el paraguas de la misión de la UE en el Sahel africano- al Ejército maliense a mejorar sus capacidades militares para que puedan recuperar la integridad terrirorial del país. El pasado diciembre regresaban a Zaragoza los últimos 139 militares aragoneses de la Brigada Aragón I del contingente EUTM Mali XVIII tras seis meses de misión. Las tres hermanas franciscanas resaltan la labor que realiza el Ejército español y, en particular, los contingentes de la Comunidad. "El militar español no tiene miedo de un intercambio humano con la población. Y nos apoyan y ayudan para mejorar el trabajo y los medios que necesitamos para que las mujeres aprendan mucho más", destacan.

"El militar español no tiene miedo de un intercambio humano con la población"

El pater párroco-capellán castrense de la parroquia de plaza de San Fernando en Zaragoza, Ángel Briz, acompañó al último contingente de Aragón. El fue quien hizo entrega de una imagen de la Virgen del Pilar (tallada por un escultor de Mali) a la catedral del Sagrado Corazón de Jesús de Bamako el pasado octubre. Tal y como recuerda, el cardenal arzobispo de Bamako, Jean Zerbo, le propuso que por qué no fomentaban la devoción a la Virgen del Pilar en tierras malienses. "Está puesta a los pies de la catedral", apunta.

Las tres hermanas franciscanas y el padre Ángel Briz, presidente de Cáritas Castrense San Fernando-Aragón, junto a la Virgen del Pilar, que lleva uno de los mantos confeccionados en Mali, en lunes en la basílica del Pilar en Zaragoza.
Las tres hermanas franciscanas y el padre Ángel Briz, presidente de Cáritas Castrense San Fernando-Aragón, junto a la Virgen del Pilar, que lleva uno de los mantos confeccionados en Mali, en lunes en la basílica del Pilar en Zaragoza.
Heraldo.es

Ángel Briz indica que a través de Cáritas Castrense San Fernando-Aragón han colaborado con las hermanas franciscanas de la congregación de Kulikoró en su labor de apoyo a la mujer, la infancia y la salud. "Ahora ellas han venido a Zaragoza para entregar a la Virgen dos mantos sencillos. Lo han hecho desde el cariño y han buscado lo mejor que tenían para ofrecer. Es un gesto de comunión y también para pedir su amparo y protección", afirma. La entrega tuvo lugar este lunes en la basílica del Pilar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión