Aragón
Suscríbete por 1€

El Estado no cubre el 20% del coste de los servicios esenciales de Aragón

La Cámara de Cuentas constata un ‘agujero’ anual de 700 millones en la financiación autonómica en el periodo 2014-2019 y la DGA se ve obligada a recortar otros gastos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
Europa Press

El sistema de financiación autonómica no cubre el 20% del coste de los servicios esenciales de Aragón y la DGA tiene que desviar otros recursos para garantizar la educación, sanidad y los servicios sociales. La Cámara de Cuentas calcula que el déficit rondó los 500 euros por habitante ajustado en el periodo 2014-2019, lo que implica un ‘agujero’ anual de 700 millones. Esta situación obliga a la Administración autonómica a recortar otras políticas de gasto y, como consecuencia de la insuficiencia presupuestaria, a recurrir al endeudamiento, que no ha parado de crecer desde 2008.

El último informe del órgano fiscalizador analiza el grado de cumplimiento de los ingresos estatales, que supusieron una media anual de 3.900 millones en el quinquenio analizado, de 2016 a 2020. Esta cuantía representó el 80% de los ingresos totales no financieros del Ejecutivo aragonés, sin considerar los ingresos del endeudamiento. Su análisis lo dio a conocer este jueves, en pleno debate sobe el nuevo modelo, que ha abierto el Ministerio de Hacienda tras remitir a las autonomías su propuesta para calcular la población ajustada, que situaría a Aragón como la segunda más beneficiada, según la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

El déficit es generalizado entre las autonomías de régimen común –todas salvo País Vasco y Navarra–, ya que ninguna de ellas logró cubrir en el año tomado como referencia en la comparativa, el de 2019, el coste de sus servicios fundamentales con el importe mínimo garantizado fijado por el Estado. La media se situó en el -18%, aunque las diferencias son significativas, ya que oscilan entre el -6% de Madrid y el -28% de Extremadura.

En el caso de Aragón, el gasto por habitante en 2019 fue superior a la media autonómica tanto en Sanidad como en Educación, con un 17% y un 4% más, respectivamente. Sin embargo, en servicios sociales fue un 5% inferior al promedio. En el cómputo de los servicios esenciales, las arcas aragoneses sufrieron ese año un déficit de financiación del 17%, un punto menos que el promedio nacional: los ingresos por habitante ajustado alcanzó los 2.146 euros, pero el gasto en sanidad, educación y servicios sociales alcanzó los 2.593. Arrojan un peor balance Extremadura, Cantabria, Asturias, La Rioja, Valencia y Castilla-La Mancha.

Análisis y recomendación

No obstante, la Cámara de Cuentas advierte de que la falta de estudios sobre el coste de las prestaciones impide extraer conclusiones sobre las causas reales del déficit, aunque apunta tres posibles: las decisiones autonómicas sobre los servicios, una gestión deficiente o un "inadecuado" peso de las variables de cálculo de la población ajustada. Esta última es la tesis mantenida por los partidos aragoneses, que reclaman un mayor peso de la superficie, la dispersión y la población para su cálculo.

Por todo ello, la Cámara de Cuentas recomienda a la DGA que, en el marco de la reforma del sistema de financiación autonómica, solicite al Estado que la revisión del cálculo de la población ajustada se base en un estudio "riguroso y comparativo" que analice el grado de correlación entre las distintas variables y el coste de la prestación de los servicios. "Y debería tener en cuenta las inversiones necesarias para una prestación de servicios esenciales homogénea y una cartera de servicios similar en todo el territorio", apunta antes de apostillar que cualquier cambio del modelo debería partir de la base de que ninguna autonomía pierda respecto al sistema de financiación actual.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión