Aragón
Suscríbete por 1€

terrorismo

Carmen Cordón: "El uso de la tecnología puede ayudar a que hallen los restos de mi padre"

La hija del empresario secuestrado por los Grapo en 1995 lamenta que no fuera hallado el martes en Mont Ventoux

Carmen Cordón, en un Día de las Víctimas de Trrorismo en Zaragoza, en 2021.
Carmen Cordón, en un Día de las Víctimas de Trrorismo en Zaragoza, en 2021.
Oliver Duch

La familia de Publio Cordón, secuestrado por los Grapo en Zaragoza el 27 de junio de 1995, mostró ayer «una sensación agridulce» por que en la quinta búsqueda de la Guardia Civil en Mont Ventoux, la Provenza francesa (antes fueron en 2009, 2013, 2014 y 2016), no tuvo un resultado satisfactorio. Apoyo, no obstante, la necesidad de utilizar «la nueva tecnología» en esta tarea.

Carmen Cordón, hija del empresario y autora del libro ‘Historia de un secuestro’, se mostró «positiva» por la búsqueda, a pesar de la «mala noticia» de que fue infructuosa, como le comunicaron a la familia los efectivos de la UCE-2 el martes desde Mont Ventoux. «Tengo una sensación agridulce porque no lo han localizado allí, pero al mismo tiempo me da fuerza el que el uso de la nueva tecnología (georradar, magnetódromo aéreo, detector de metales…) pueda ayudar al hallazgo de mi padre tantos años después (del secuestro)», manifestó ayer a HERALDO.

Pilar Muro, viuda del empresario, y sus cuatro hijas Carmen, María, Raquel y Pilar, estuvieron «muy pendientes» el martes del primer resultado de la investigación del equipo de la Guardia Civil (incluyó también a miembros del Grupo de Apoyo Operativo), tras la investigación del experto Luis Avial y el equipo del documental de Producciones del Barrio, que les explicaron el resultado el pasado 15 de diciembre. De hecho, Pilar y varias de sus hijas tenían previsto desplazarse a Bedoin, en la Provenza francesa, ante la posibilidad de que los restos de Publio Cordón pudieran ser hallados.

El final del terrorismo 

Carmen Cordón sostuvo que «un país que no recuerda lo que pasa, suele repetirlo». Aun así, defendió que «España está viviendo el final del terrorismo». Eso no quita para que la hija de Publio Cordón agregara que la consecuencia del secuestro de los Grapo para su familia está siendo «eterna».

No llega el final de este calvario para la familia de Cordón, que pagó 400 millones de pesetas (2.404.048,42 de €) a dos miembros de la banda terrorista (Enrique Cuadra Echeandía y Fernando Silva Sande) el 9 de agosto de 1995 en París por la liberación. Aunque esa entrega estaba controlada por las Fuerzas de Seguridad del Estado españolas y francesas, los secuestradores escaparon con el dinero. El empresario habría fallecido antes del pago del secuestro en la casa de Lyon, según la versión de Silva Sande. De hecho, Publio Cordón solo marcó quince días en el armario de la habitación donde estuvo secuestrado con los símbolos Sem-1, Sem-2 y Sem-3. Un perito confirmó que era su letra.

A la hija del empresario le ha parecido «muy duro» tener que «remover» la historia de su padre en el documental que dirige Félix Colomer, pero ha valorado que también le ha servido para «sobrevivir». «Tenemos aletargado lo que vivimos con mi padre y la familia lo ha removido ahora para recordarlo, con la búsqueda y el documental. Nos ha despertado», incidió Carmen Cordón.

En este sentido, agregó que «revivir» lo que pasaron «genera sufrimiento, pero es muy importante recordar cómo fue con un trabajo muy interesante». Aplaudió que el director Colomer, de 26 años, casi la misma edad de uno de sus hijos, no conocía al empresario Publio Cordón y «cómo se ha implicado». «Puedo tener fe en la raza humana porque la gente joven es buena», concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión