Aragón
Suscríbete

Nerea Irigoyen: "Si queremos que la próxima pandemia salga bien, hay que invertir en ciencia ya"

Mientras el virus circule, avisa, “esto no ha acabado, una variante nueva hace retroceder muchos pasos”. Reclama financiación a largo plazo en ciencia y “situaciones laborales de personas normales”.

La viróloga Nerea Irigoyen, durante una reciente visita a su ciudad natal, Zaragoza.
La viróloga Nerea Irigoyen, durante una reciente visita a su ciudad natal, Zaragoza.
José Miguel Marco

En su laboratorio de Cambridge, Nerea Irigoyen explora una prometedora estrategia antiviral contra la covid.

2021 ha sido el año de la vacuna, ¿será 2022 el año del antiviral contra el coronavirus?

Probablemente sí, pero es difícil que alcancen tanto impacto como las vacunas. La carrera de los antivirales ya ha empezado y los que han aparecido parece que funcionan, pero, eso sí, son caros. Salvo que se retiren patentes o se puedan hacer de manera genérica, se usarán en el primer mundo, nunca van a llegar al tercer mundo.

Estamos hartos del coronavirus, ¿lo perderemos alguna vez de vista?

Responder es un poco jugar a mirar la bola de cristal, pero creo que probablemente se acabe convirtiendo en endémico y que, cada cierto tiempo, nos pongamos vacunas como hacemos con la gripe. Para el próximo año, espero que la situación esté bastante normalizada en Europa y Estados Unidos; a ver qué pasa en el resto del planeta, que va a otro ritmo. Incluso en Europa vemos que se complica cuando, al relajar los comportamientos sociales, creemos que no estamos en pandemia. Si la gente se vacuna, se ponen la tercera dosis todos los que puedan y somos conscientes de que en interiores concurridos debemos llevar mascarilla, llegaremos a una situación bastante normal en unos pocos meses.

¿Cuándo podremos descolgarle al planeta el cartel de ‘pandemia’?

No lo sé. La pandemia se acabará convirtiendo en brotes epidémicos en el primer mundo y –salvo que los países más ricos sean capaces de donar vacunas a alto nivel– seguirá siendo pandemia en el resto del planeta. Mientras el virus circule, esto no ha acabado y una variante nueva no te hace volver a la casilla cero, pero sí retroceder muchos pasos.

¿Qué le diría a una persona que no se quiere vacunar?

Ya solo por el egoísmo personal de no acabar en un hospital o una uci, que mire los datos de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos de personas vacunadas y no vacunadas para ver cuál es la probabilidad de enfermar gravemente si no estás vacunado. Y también que sea consciente de que vacunarse protege a los más vulnerables: igual tú, con 25 años, no la necesitas, pero tu abuela con 90 sí, y la deberías proteger.

¿Qué otros riesgos para la salud global vislumbra en el horizonte?

Los virus respiratorios son los que más rápido se propagan; pueden saltar otros coronavirus –desde 2003 han saltado tres, así que algo no estamos haciendo bien–. Y un virus de la gripe pandémico siempre ha sido el gran riesgo. Además, con el cambio climático, los que se transmiten por mosquitos y garrapatas están subiendo hacia el norte, y cada vez será más fácil ver casos de dengue, zika o chikungunya en sur de Europa. Y la siguiente gran pandemia... o nos ponemos las pilas con los antibióticos o no sé cómo acabaremos con las bacterias. ¡Provocamos tantas cosas! Pensemos que el ébola es debido a la gran deforestación de los bosques ecuatoriales en África.

¿Cómo ve el planeta en 2030?

Muchas de las cosas que nos están pasando las estamos provocando nosotros, no de manera directa, pero sí con nuestros comportamientos: el Antropoceno se está cargando el planeta. Hay cierta conciencia individual, pero hay que empezar a demandar acciones a los gobernantes y políticos, que pueden cambiar las leyes. Las generaciones futuras debieran mirarnos fatal si, teniendo el conocimiento y pudiendo pararlo, no hacemos nada.

¿Hemos comprendido que la ciencia no es una varita mágica?

No sé si se comprende que encontrar una vacuna o un fármaco lleva muchísimos años de investigación. Las soluciones no son a corto plazo. Si queremos que la próxima pandemia salga bien, se tendrá que invertir en ciencia ya. Si no, no vamos a ninguna parte.

¿Quién es Nerea Irigoyen?

Nerea Irigoyen es viróloga, experta en zika, y la pandemia le hizo retomar una línea de investigación centrada en coronavirus y flavivirus. Dirige el Grupo de la División de Virología del Departamento de Patología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Licenciada en Farmacia y doctora en Biología Molecular, especialidad Virología, nació en Zaragoza en 1981.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión