Aragón
Suscríbete

"La fortaleza exportadora de Aragón es la garantía de una economía con pies sólidos"

El vicepresidente Aliaga ensalza la capacidad de abrir mercados de Pardo, Foodibev, Abora y Certest Biotech

Arturo Aliaga y Manuel Teruel, con los responsables de las cuatro empresas galardonadas, ayer en la Cámara de Zaragoza.
Arturo Aliaga y Manuel Teruel, con los responsables de las cuatro empresas galardonadas, ayer en la Cámara de Zaragoza.
S. E.

Que la economía aragonesa con un PIB de 40.000 millones sea capaz de exportar 12.000 millones al año dice mucho del «milagro de la capacidad industrial de Aragón y de su fortaleza». Con un peso del 3% en el conjunto nacional, las exportaciones de la Comunidad suponen el 3,7%. «Esa potencia exportadora es lo que hay que mantener. Es la garantía de una economía con pies sólidos», dijo ayer Arturo Aliaga, vicepresidente del Gobierno aragonés, en la entrega de los Premios a la Exportación 2020 de la Cámara e Zaragoza. Unos galardones que se entregan desde 1979 y que ayer recogieron los responsables de Foodibev International (Gran empresa), Abora Energy (Pyme emprendedora exportadora), Industrias Hidraúlicas Pardo (Premio Club Cámara a la internacionalización) y Certest Biotec (Trayectoria internacional).

En una ceremonia muy sentida, sobre todo por Sébastien Defawe, director general de Foodibev, quien emocionado a duras penas pudo decir «el premio es únicamente vuestro», en referencia a todo su equipo y dedicárselo a su mujer y a su familia, el presidente de Cámara de Zaragoza, Manuel Teruel, agradeció «poder celebrar con mucho entusiasmo ‘face to face’ y no a través del plasma» unos premios que no hacen sino corroborar la internacionalización de la empresa aragonesa y su inteligencia competitiva para estar presente en mercados de no fácil acceso.

Ante un salón de actos repleto, sin un solo asiento libre, y con muchos aplausos, Teruel elogió a las cuatro firmas ganadoras: a Certest, por haber sido pioneros en la fabricación de pruebas PCR y haber crecido un 71% en exportación; a Foodibev, por llevar cuatro años consecutivos creciendo un 30%; a Abora, por haber conseguido en cinco años exportar placas solares híbridas a países como Holanda y Dinamarca, y a Pardo, que acaba de conseguir el Premio a la Excelencia Empresarial del IAF, por haber crecido un 700% y haber irrumpido en mercados como Asia u Oceanía con sus camas articuladas de hospital. 

«Las empresas ganadoras de los premios a la exportación siguen todas», recordó Teruel, en el 135 aniversario de una institución cameral que tiene la «vitalidad de un chaval», dijo, para afrontar los problemas de la crisis económica asociada a la sanitaria. «¡Cuidadín! con las reformas y las contrareformas», avisó, «ante los costes laborales y de la energía, los únicos locales de todos los sobrecostes globales que sufren las empresas. «¡Cuidadín!», reiteró, porque de los costes laborales depende poder competir a la hora de salir al exterior.

Breves en sus intervenciones fueron los galardonados. Alejandro del Amo, consejero delegado de Abora, agradeció recibir un premio «tan superprofesional» y el respaldo de todo su equipo, aunque mencionó especialmente a Javier Rodríguez por lo que han hecho para convertir lo que fue su tesis doctoral en un negocio que «mejora la tecnología de las placas solares y su eficiencia». Recordó también a su abuelo, fallecido hace un mes por «los principios» que le inculcó. 

Óscar Landeta, consejero delegado y socio fundador de Certest, le brindó el premio a los trabajadores en un año durísimo, a la vez que agradeció a los patrocinadores estos premios, sin olvidarse de felicitar a los otros galardonados.

Daniel Álvarez, director general de Pardo, manifestó sentirse «orgulloso» de recibir el premio en una empresa con 50 años que pasó por momentos difíciles cuando dependía sobre todo de la inversión pública y en la que ahora la exportación representa más del 35%. «Invitamos a todos a avanzar por esa línea. Es clave para aguantar bien los desafíos», dijo. También dio las gracias a toda la plantilla por su esfuerzo e hizo subir al estrado a David Cwiertnia Christensen, jefe de exportación, que se mostró feliz por el galardón, agradeció a Pikolin su apoyo y citó un dicho danés para afirmar que «el mañana es joven y a por más».

En una entrega de premios que contó con la voz de la cantante lírica Vanessa García Simón, acompañada al piano por Óscar Carreras y del coro Amici Musicae, también hubo palabras de los patrocinadores. Óscar Calvo, de JCV, pidió a las empresas que sigan exportando pese a las dificultades y confíen en los transitarios recordando la frase que aparece en su web de que «ningún mar en calma hizo experto al marinero».

Manuel Alves, de Cesce, hizo un juego de palabras –«Quien exporta y no cobra, no exporta sino deporta» para recomendar a las empresas que sigan exportando utilizando bien los instrumentos de gestión del riesgo.

Y Antonio Lacoma, director territorial de Ibercaja en Aragón, destacó que «somos el único banco aragonés en el mundo y es nuestra responsabilidad seguir apoyando el tejido empresarial en su faceta exportadora».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión