Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón envía al TSJA la orden para permitir usar las pistas de baile tras el Pilar con pasaporte covid

De aprobarlo el tribunal superior, se permitiría el ocio nocturno conforme al horario que establece la licencia (hasta ahora tenían que cerrar a las 4 de la madrugada), y se podría bailar en las salas de fiestas y discotecas si se cumplen algunas condiciones. 

La sala Oasis llena de mesas en lugar de contar con pista de baile, tal y como marca la normativa.
La sala Oasis llena de mesas en lugar de contar con pista de baile, tal y como marca la normativa.
Toni Galán

El Gobierno de Aragón ha presentado ya al Tribunal Superior de Justicia de Aragón el texto de una orden que modifica la modulación de medidas del nivel de alerta sanitaria 2 para su autorización previa. De ser aceptada esta petición, se permitiría el uso de pistas de baile en pubs y discotecas tras el Pilar a las personas que aporten certificado covid. 

En la mencionada orden se establece la apertura del ocio nocturno conforme al horario que establece su licencia (hasta ahora tenían que cerrar a las 4 de la madrugada). Además, en salas de fiestas y discotecas se permite la apertura de las zonas de baile si los asistentes acreditan haber recibido la pauta completa de vacunación Covid-19, habiendo transcurrido 14 días desde la última dosis; haberse recuperado de la infección por SARS-CoV-2 diagnosticada y encontrarse en el periodo comprendido entre el día 11 y el 180, ambos inclusive; o disponer de una prueba diagnóstica de infección activa negativa realizada por profesionales sanitarios en centros o establecimientos autorizados (en las últimas 72 horas en caso de PCR o 48 horas en caso de test rápido de antígenos).

También se permite el uso de las zonas de baile en las celebraciones como bodas o comuniones, donde contar con la pauta completa de la vacuna, un test negativo o haber pasado recientemente la enfermedad ya permitía ampliar los aforos al 50% en vez de los 90 invitados estipulados. 

Sanidad detalla en el documento que para determinadas actividades que tienen "riesgo elevado de transmisión" cabe proceder a la relajación de restricciones, "siempre que se reduzca la posibilidad de transmisión". Por ello, reclama el uso del pasaporte covid, que se podrá llevar tanto en papel como en el teléfono móvil. 

La propuesta no fue bien recibida por el ocio nocturno, que lamentó que, nuevamente, no se haya contado con ellos para negociar las decisiones. "Es una medida de postureo y un castigo contra las discotecas", apuntó Alberto Campuzano, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza. En este sentido, insistió en que desde que comenzó la pandemia Sanidad "no ha reconocido ni un solo foco de contagio" en sus establecimientos. "Nosotros para volver a la normalidad tenemos que exigir un documento con información sanitaria privada. Esto no ocurre en la hostelería convencional, los comercios, gimnasios o incluso el transporte", criticó.

Por su parte, Fernando Martín, presidente de Horeca Zaragoza, prefiere esperar a que el TSJA se pronuncie antes de valorar la posibilidad de usar las zonas de baile en las celebraciones, siempre y cuando todos los asistentes cuenten con el certificado covid.

Esta medida, además de pretender reducir los riesgos, también busca animar la vacunación de determinados colectivos. La mayor desafección se da entre los de 30 a 34 años. Solo un 76,18% ha recibido la primera dosis y un 73,1% ha completado la pauta. El interés también es más bajo entre los 35 y 39 años (un 77,68% tiene el primer pinchazo) y de 25 a 29 (el 78,01%).

Salvo que la situación epidémica lo desaconseje, los locales aragoneses recuperarán su horario habitual de apertura, y estas medidas podrían entrar en vigor el fin de semana del 23 y 24 de octubre. Aragón se uniría así a las regiones que ya permiten bailar en pista, entre las que se encuentran Cataluña, Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra o País Vasco

Dudas por un posible repunte

Ante la baja presión asistencial por covid que se registra en Aragón, con 72 pacientes ingresados, 13 en la uci, Luis Callén, gerente del Sector Zaragoza II, que tiene al Miguel Servet como hospital de referencia, subrayó que "la transmisión está siendo muy baja" pero trasladó sus dudas sobre cómo puede afectar la celebración de los actos por el Pilar en la evolución de la pandemia.

"Tal y como estamos hoy, con 11 pacientes en planta con coronavirus y 4 en UCI, no nos supone ninguna merma en la capacidad asistencial derivada de ocupación por covid", adelantó, al mismo tiempo que mencionó que "son cifras contenidas". Es significativo, dijo, el número de pacientes con sospecha covid que atienden en Urgencias: "Hemos llegado a tener 60 u 80 diarios, en las distintas olas, pero ahora están entre uno y cinco. Ayer (por el martes) acudió una persona, que quedó ingresada".

"De aquí a unos días veremos los resultados de las ‘no fiestas’", una situación, no obstante, que llega en un momento con altas tasas de vacunación (con más del 90% de la población diana inmunizada). Aragón, recordó Callén, está cuatro puntos porcentuales por encima de la media nacional: "Todos nos tememos que puede haber un pequeño incremento, no sabemos de qué magnitud. Estamos expectantes de cara a la próxima semana y a la siguiente". Por eso, confió en que la subida de nuevos casos "no sea alarmante" y "podamos decir que esto está controlado".

Durante la última jornada, en Aragón se han diagnosticado 26 contagios correspondientes al análisis de 921 pruebas, por lo que la tasa de positividad se situó por debajo del 3%. Caspe fue la zona más afectada, con 4 casos. Le siguieron Alfajarín y Más de las Matas, con tres en cada una de ellas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión