Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Denuncian la captura de aves protegidas con cepos en la zona del Moncayo

Los agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón han intensificado la vigilancia y han denunciado a una persona que tenía instalados cepos del tipo de “costilla".

Pájaros capturados por cepos.
Pájaros capturados por cepos.
DGA

La captura de pequeñas aves, y en especial de insectívoras -muy beneficiosas para la agricultura-, es una práctica prohibida por ser una actividad muy dañina para el medioambiente. Los métodos utilizados acarrean numerosas capturas, sin diferenciación de especies, la mayoría de ellas protegidas por la Ley. A pesar de ello, todavía hay personas que siguen usando costillas o cepos de ballesta, redes de “libro”, redes japonesas e incluso liga o “besque”, en especial en determinadas zonas de Aragón, para autoconsumo e incluso para comercialización de las aves capturadas.

Esta actividad ilegal se suele acentuar en el mes de septiembre, cuando un gran número de aves y especies migratorias se afanan por buscar frutos e insectos para tener reservas que le permitan continuar su largo viaje hasta África.

Conocedores de esta problemática, los Agentes de la Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón intensifican en estas fechas sus labores de inspección y vigilancia en zonas de huertos y ribera de ciertos pueblos en los que hay antecedentes o sospecha de la práctica de esta actividad.

Cepos entregados a los agentes de protección de la naturaleza de la DGA.
Cepos entregados a los agentes de protección de la naturaleza de la DGA.
DGA

Como resultado de esta labor de prevención y vigilancia, en la Comarca de Tarazona y el Moncayo, los APN han denunciado recientemente a una persona que tenía instalados cepos del tipo de “costilla”, cebados con hormigas aladas, en fincas colindantes a su huerto y que había capturado aves insectívoras como zarcero común, papamoscas cerrojillo y ruiseñor bastardo, todas ellas incluidas en Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial (R.D. 139/2011) y un colirrojo real, incluido como Vulnerable en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

En otra actuación llevada a cabo por los APN, en coordinación con Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León, se ha retirado una red japonesa en la que había atrapados 14 pájaros de distintas especies, cuatro de ellos ya muertos.

Una de las finalidades de las labores de inspección y vigilancia es la de prevenir este tipo de conductas, y en este sentido, en ocasiones, algunos particulares realizan entregas de artes prohibidas a los agentes, como es el caso de una persona que ha entregado 139 costillas que tenía almacenados sin uso desde hace décadas.

Cabe recordar que, tanto la tenencia de cepos, costillas o redes japonesas como su uso sin autorización para la captura de aves, puede suponer infracción administrativa e incluso delito, por tratarse de artes para la captura masiva no selectiva de fauna y por el tipo de especies capturadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión