Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ENTREVISTA

Salvador Illa: "No habrá referéndum por la independencia ni en 2030 ni en 2040. Cataluña necesita políticas que unan"

El líder del PSC en el Parlament avisa de que la ruptura "no es el camino adecuado". Apoya la candidatura olímpica conjunta y Barcelona Zaragoza Pirineos 2030 le parece "un buen nombre"

Salvador Illa, líder del PSC en el Parlament.
Salvador Illa, líder del PSC en el Parlament.
Toni Galán

Javier Lambán le define como "el único antídoto frente a la insolencia supremacista y frentista del independentismo". ¿Lo es?

Lo que intenté y sigo intentando representando al PSC es pasar página a diez años muy malos para Cataluña, en los que se ha registrado un retroceso en materia económica, en prestigio de las instituciones y en convivencia de los ciudadanos. Combato la independencia porque creo que es mala.

¿Qué más posturas comparte con el presidente de Aragón?

Formamos parte de la misma familia política, compartimos un enfoque socialdemócrata. En Aragón se está haciendo muy buen trabajo, muy dialogado y, en ese objetivo de lograr acuerdos me siento reflejado en él.

Llegó a decir Lambán de ERC que es un "aliado inquietante". ¿Es posible estrechar lazos entre Aragón y Cataluña?

Cataluña es mucho más que un partido político. La sociedad catalana tiene ganas de abrir tiempos nuevos, de entablar relaciones de afecto con todas las comunidades, en particular con las limítrofes.

¿Ve posible sellar acuerdos entre ERC y el PSC?

Tenemos unas posiciones políticas muy distintas a las de ERC, pero el PSC siempre ha antepuesto los intereses del país a las conveniencias más tácticas del partido.

Y entonces llega Pere Aragonès y dice que antes de 2030 habrá un referéndum por la independencia.

El balance de los cien primeros días de gobierno de Aragonès es decepcionante. En ninguno de los ejes clave en Cataluña, la lucha de la pandemia, la recuperación económica y un plan de choque social, ha habido una actuación a la altura de las circunstancias.

Pero ¿cree que habrá referéndum por la independencia antes de 2030?

No habrá referéndum por la independencia ni en 2030 ni en 2040. No lo habrá porque Cataluña necesita políticas que unan a los catalanes. Reclamamos una mesa para dialogar los catalanes con nosotros mismos, encontrar un punto de consenso, y luego no tengo inconveniente en que el acuerdo pueda ser ratificado en votación. Pero creo que votar una ruptura no es un camino adecuado ahora.

Al mismo tiempo tiende la mano a Aragonès para sacar adelante los presupuestos.

Cataluña no merece estar sin unos presupuestos.

¿Tiene Aragonès las manos atadas por JxCat y la CUP, sus socios?

Por los hechos me conoceréis. En estos cien días ya han aflorado discrepancias de fondo. Pero a mí me gusta poco ese tipo de oposición, prefiero enfocar mi tarea en intentar hacer progresar Cataluña incluso desde la oposición.

¿Ayudará la candidatura olímpica de los Pirineos a que Cataluña encuentre su lugar en España?

Es un reto muy relevante para Aragón y Cataluña, un motivo excelente para estrechar lazos entre las comunidades. Estamos muy a favor de que intentemos realizar estos juegos olímpicos. Es un tema que he analizado con Lambán.

¿Hay fijada alguna reunión técnica sobre la candidatura?

Estaremos en contacto estrecho.

¿Mediará como líder del PSC entre la DGA y la Generalitat?

Mi papel no es mediar, mi papel es fijar una posición política. Represento a la formación política que ganó las elecciones, mi opinión algo de peso tiene en Cataluña. Y estamos muy a favor. Creo que esta opinión está en sintonía con la de la mayoría de los catalanes.

Candidatura Barcelona Zaragoza Pirineos 2030. ¿Qué tal le suena?

Tiene que acordarse por las autoridades y reflejar que son unos juegos organizados conjuntamente. Me parece un buen nombre, pero no tengo ningún inconveniente si se aprueba otro en el que todo el mundo se sienta cómodo.

¿Se tratará esa candidatura en la mesa de la reconciliación entre el Gobierno central y la Generalitat?

No puede acordarse al margen de Aragón.

¿Debe sentarse Miquel Iceta en esa mesa aunque le hayan desplazado de Política Territorial a Cultura?

Iceta es una persona adecuada para formar parte de esta mesa, nos sentiríamos muy halagados los socialistas catalanes.

¿Qué validez tendrá lo acordado si solo está representado el sector independentista?

Lo importante no es quién estará ni la fecha. Lo preocupante es que no se haya abierto todavía un diálogo en Cataluña. ¿Cómo puede Aragonès intentar abanderar un diálogo negándolo en su Comunidad? No entiendo este miedo a dialogar con los que pensamos distinto.

El ‘president’ quiere que Pedro Sánchez esté sentado a la mesa.

Me parece un poco atrevido por parte del señor Aragonès empezar a dar lecciones cuando es tan falso. Justamente él, que fue el único que no asistió a la Conferencia de Presidentes en julio en Salamanca dejando la silla de los catalanes vacía.

¿Hasta qué punto puede condicionar el resultado que PSOE y Podemos necesiten a ERC para gobernar en Madrid?

La aritmética parlamentaria es la que es, pero creo que el planteamiento del Gobierno sobre Cataluña está basado en convicciones y ha sido sostenido en el tiempo.

Asegura Gabriel Rufián que tiene la llave de la legislatura. ¿Cree que es verdad?

Ya hemos visto expresiones muy contundentes de algunos portavoces de ERC que el tiempo ha puesto en su lugar.

¿Ha perdido peso el PSC en el nuevo Gobierno de Sánchez?

Dos ministerios, la secretaría de Estado de Comunicación. Parece que hablar de una pérdida de peso está fuera de lugar.

También salió del gabinete Iván Redondo, que fue clave en su victoria en las elecciones catalanas. ¿Le echa de menos?

He tenido una relación muy buena con Iván Redondo. Creo que hizo un trabajo muy destacado. Parece que llegó a un acuerdo con el presidente.

¿En qué cambiará el PSC cuando tome el relevo de Iceta como primer secretario en diciembre?

En el enfoque político cambiarán pocas cosas. Con mucha humildad, no le está yendo mal al PSC en Cataluña. Yo veo que los compañeros quieren que vayamos un paso adelante. El congreso del 17 y 18 de diciembre será muy abierto a la sociedad, de consolidar la idiosincrasia de gobernar.

¿Concibe España como una nación de naciones?

Me parece una definición correcta.

En 2017 apoyó la protesta de Sociedad Civil Catalana.

‘Por la concordia y por la convivencia’ fue un lema acertado que sigue vigente. Me siento muy catalán, también español y europeo.

¿Es más difícil fraguar consensos en Cataluña o gestionar la covid?

Todo tiene su complejidad. La dificultad de la pandemia era la incertidumbre. Lo que ha pasado en Cataluña presenta una complejidad de otro tipo. Es un trabajo muy complejo pero muy estimulante.

Alcanzamos el 70% de la población española vacunada. ¿Es el principio del fin de la pandemia?

El principio del fin se escribió el 27 de diciembre de 2020 con la vacunación de Araceli. Alcanzar el 70% permite entrar en una etapa distinta, pero el virus sigue entre nosotros. Hago un llamamiento a la prudencia. No podemos actuar como si no estuviera el virus aquí.

¿Se atreve a pronosticar cuándo será el final de verdad?

Faltarán todavía unos meses, e incluso unos años. Porque esto es una pandemia que afecta a todo el mundo, y hasta que no esté resuelta no podremos cantar victoria. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión