Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La industria auxiliar, cubierta hasta final de año con los ERTE que tiene acordados

Por ahora el sector descarta tener que hacer ajustes, según el director del clúster de automoción de Aragón, David Romeral

Imagen de archivo de la planta de Adient Alagón.
Imagen de archivo de la planta de Adient Alagón.
Oliver Duch

«El problema es serio. La industria auxiliar no esperaba que nada más regresar de las vacaciones tuviera que parar de nuevo casi toda una semana por falta de semiconductores». Partiendo de esta premisa David Romeral, director del Clúster de Automoción de Aragón (CAAR), entiende que por ahora los proveedores están cubiertos con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que tienen pactados».

Es una medida de flexibilidad que evitará tener que hacer ajustes, añadió Romeral. «No hay problema de estructura sino que las empresas necesitan a toda la plantilla actual, ya que cuando llega suministro de semiconductores a las líneas, se fabrica al cien por cien», explicó. En cuanto a la producción que se perderá este año, Romeral la estimó en torno al 20%. «Si PSA deja de hacer ese porcentaje de coches, todos esos componentes son los que dejan también de fabricar las auxiliares», apuntó.

«Confío en que con los 50 días pactados hasta el 31 de diciembre sean suficientes», manifestó Rubén Alonso, de UGT y presidente del comité de empresa en la planta de Stellantis en Figueruelas, que volvió a producir el pasado 17 de agosto y solo ha podido trabajar cuatro días, ya que desde el lunes y hasta mañana no podrá volver a hacerlo al no tener suministro de microchips para abastecer las líneas. «Conforme se van teniendo semiconductores, se va fabricando, sin saber qué va a ocurrir después», dijo Alonso.

«De momento, con lo que tenemos acordado, aguantaremos este año», explicó por su parte Román Soro, de OSTA y presidente del comité de empresa de Adient Pedrola. «Tenemos pactados 50 días de ERTE y no hemos gastado más que 5 ó 6 debido a que teníamos una bolsa de horas abierta, de 28 días, y se ha ido tirando de ella. Al servir ‘just in time’ a Opel PSA cuando ellos paran nosotros también», explicó, ahondando en que «las perspectivas no son nada halagüeñas y hay mucha incertidumbre entre la gente al no saber qué pasará».

«Desde luego no hemos empezado bien», reconoció Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO. Aragón, en referencia al paro de cuatro días en PSA a solo una semana de haber vuelto al trabajo tras el descanso estival. «No se prevé que el problema de falta de suministro mejore. Así que habrá que sentarse a pactar nuevos ERTE, seguramente todos vendrán a la vez antes de que acabe el año». Si bien, precisó, hay ya empresas como la de filtros Mann+Hummel que ya están negociando otro ERTE al acabar ahora en agosto el que tenían para paliar esta falta de suministro.

«Estoy convencido de que habrá que acordar nuevos ERTE de cara a 2022. Me temo que el problema de falta de suministro de semiconductores no acabar este año», avisó Juan Arcéiz, responsable del Metal en UGT Aragón. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión