Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

#YoComproEnAragón

Amazon abrirá un cuarto almacén en Zaragoza con casi 1.500 empleados en el otoño de 2022

La planta centralizará las devoluciones del sur de Europa y ocupará más de catorce hectáreas en Centrovía. El empresario José Lloréns asume la inversión a medida de la multinacional americana, como ya ha hecho en Madrid y Plaza

Loading...

La multinacional estadounidense del comercio electrónico Amazon ha redoblado su apuesta por Zaragoza, donde estrenará en poco más de un año un cuarto complejo logístico para centralizar las devoluciones del sur de Europa. Las instalaciones ocuparán más de catorce hectáreas en el polígono Centrovía de La Muela y en la gigantesca nave, de 36.018 metros cuadrados, llegarán a trabajar casi 1.500 empleados en triple turno.

La inversión asciende a 18 millones de euros y correrá a cuenta del empresario leridano José Lloréns, que ha diseñado la planta a la medida de Amazon, como ya hizo con el primer centro logístico de la multinacional en España, en el corredor del Henares (Madrid). La relación ha sido tan fructífera que también le ha alquilado una nave de más de 20.000 metros cuadrados en Plaza, que tras su acondicionamiento en la pasada primavera entrará en funcionamiento en cuestión de días dedicada a la clasificación de paquetería. Será la primera que se ponga en marcha en la capital aragonesa.

El Inaga concedió a finales de julio la licencia de actividad clasificada a la empresa de Lloréns, Almericost, y a la vuelta del verano podrá iniciar las obras tras obtener el preceptivo permiso municipal de obras. El proyecto, redactado por la ingeniería aragonesa Inova, estipula un plazo de ejecución de doce meses, lo que garantiza su funcionamiento para el otoño de 2022, justo antes de la campaña comercial más fuerte del año, la que empieza con el ‘black friday’, continúa con las Navidades y se remata con las rebajas.

Amazon prevé una plantilla de 450 trabajadores por turno en la nave de paquetería, «con un horario prácticamente ininterrumpido», tal y como recoge el proyecto al que ha tenido acceso este diario. Según la demanda, se establecerán tres turnos de siete horas y media o cuatro de cinco horas. A estos empleados se suman los 29 que desempeñarán labores de administración y servicios y otros cinco en cocinas, dado que habrá restaurante. En total, 484 empleados por turno.

Almericost adquirió hace cuatro años una parcela de 20 hectáreas en la cuarta fase de Centrovía y hace unos meses cerró el acuerdo con Amazon para instalar allí este complejo estratégico para su proceso logístico, que requiere 141.836 metros cuadrados. De hecho, la multinacional barajó incluso llevar el centro de devoluciones a Plaza en vez del gran almacén de aprovisionamiento que ha empezado a construir junto al club de golf La Peñaza para servir al resto de centros del país. Este se estrenará en un año, justo el tiempo que llevará abierto el centro de clasificación de paquetería que abrirá en una nave de 26.531 metros de Almericost junto al complejo de Decathlon. Y en el próximo otoño funcionará ya la de reparto de última milla, también en Plaza.

Almacén de 24 horas

El proyecto del centro de devoluciones detalla que la mercancía llegará desde otros almacenes y en menos de 24 horas se clasificará y enviará a sus nuevos destinos. De hecho, su funcionamiento se parecerá más a un proceso que a un almacenamiento.

El espacio central de la nave será diáfano, con una altura libre de doce metros para permitir la automatización y robotización si así lo requiere Amazon. El diseño de sus 30.647 m2 está pensado al milímetro para agilizar la recepción, clasificación y posterior empaquetado: habrá una gigantesca zona de espera, donde la mercancía se ordenará paletizada en estanterías que ocuparán la mitad del espacio. En el área de clasificación contigua, con cuatro líneas de trabajo, se prepararán los pedidos y se clasificarán de nuevo para su expedición en la zona de espera.

Tres de las cuatro fachadas de la nave contarán con muelles para la carga y descarga de camiones y furgonetas, diferenciados para agilizar el flujo desde la autovía de Madrid, a la que dará la única fachada sin muelles. Allí es donde se ubicará el módulo de oficinas y servicios para los trabajadores.

Los camiones accederán por el norte, con una zona de espera para evitar aglomeraciones, y saldrán por el lado contrario, por el sur. Alrededor de los muelles habrá 176 plazas para vehículos pesados. Los conductores tendrán en los extremos norte y oeste de la nave sendos módulos con sala de descanso y aseo. Para los trabajadores de la planta se han dispuesto 463 plazas, que se concentrarán delante de las oficinas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión