Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

FORO 

Financiación, visión global y talento joven para diseñar el futuro científico de Aragón

Los investigadores Belén Masiá, Rocío Mateo y Jesús Gonzalo participan en la mesa redonda que cierra el ciclo ‘El Aragón que soñamos’, organizado por HERALDO y Caja Rural de Aragón.

Belén Masiá, Rocío Mateo y Jesús Gonzalo, ayer en el debate moderado por Javier Rueda.
Belén Masiá, Rocío Mateo y Jesús Gonzalo, ayer en el debate moderado por Javier Rueda.
Oliver Duch

Cuando los jóvenes científicos imaginan el futuro, sueñan con un Aragón justo y equilibrado, con el suficiente empuje científico como para alcanzar la excelencia y  no conformarse con estar en la media española. Desean un Aragón que aproveche el talento que ahora tiene que marcharse fuera y aquel en el que lo que se consiga sea sostenible. Y les gustaría que en ese futuro, la sociedad estuviera familiarizada con la ciencia, a la que tendría que acercarse desde la edad más temprana.

Así es como lo han perfilado Belén Masiá, titular de la Universidad de Zaragoza e investigadora del I3A, Rocío Mateo, profesora ayudante doctor de la Universidad de Zaragoza del departamento de Fisiatría y Enfermería, y Jesús Gonzalo, profesor titular de la Universidad de Zaragoza del área de Microbacterias, durante su participación en la cuarta y última mesa redonda del ciclo ‘El Aragón que soñamos’, organizado por Caja Rural de Aragón y HERALDO y celebrado en las terrazas de la entidad financiera.

Para llegar a ese futuro hay que soltar lastres. El principal, la actual “infrafinanciación” que sufre la ciencia y la investigación, ha señalado Masiá. Pero también hay que acabar con el “cortoplacismo, que es supernegativo en todo y especialmente en ciencia”, ha afirmado Mateo, que ha reconocido que hay que ser consciente de que "lo que se investiga hoy va a repercutir dentro de 10 años”, por lo que no hay que tener una visión empresarial y pensar en unos inmediatos réditos, sino apuntar por una visión global a largo plazo. Es un lastre también para alcanzar el Aragón soñado en ciencia “la excesiva burocracia”, que ocupa, según ha detallado Gonzalo, casi un 40% del tiempo de trabajo, “que podría destinarse mejor a la investigación”.

No solo se trata de salvar obstáculos. Los jóvenes científicos expusieron en este acto, que ha contado con la presencia de la presidenta de HERALDO, Paloma de Yarza López Madrazo, y el director general de Caja Rural de Aragón, Luis Ignacio Lucas, que además hay que hacer una apuesta clara por el talento y para ello, han señalado, es necesario que los jóvenes cuenten con ayudas suficientes que faciliten su entrada en los laboratorios.

No comparten los argumentos de aquellos que lamentan el alejamiento entre lo que se enseña en la universidad y lo que necesitan las empresas. “Nuestro objetivo es dar una base de conocimiento muy fuerte para que los estudiantes puedan adaptarse a esas necesidades”, ha destacado Masiá, que como Mateo y Gonzalo, ha considerado que existe también un desconocimiento por parte de las empresas de los potenciales empleados que les ofrece la universidad.

Y los tres han reconocido que en calidad investigadora y científica, España no tiene nada que envidiar a potencias como Estados Unidos o los países asiáticos, pero han lamentado que en cuanto a recursos públicos se refiere “queda todavía mucho por avanzar” para alcanzar sus espectaculares niveles. Para conseguirlo la mejor arma es “potenciar el conocimiento de la ciencia entre la sociedad”, porque ella será la que exija a los dirigentes una mayor implicación y financiación para la investigación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión