Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

centros comerciales

El cierre de los cines Yelmo agrava la crisis que padece Plaza Imperial

Solo quedan 7 de los 177 negocios con los que contaba en su apertura en 2008. 

Aspecto que presentaba este jueves por la tarde la galería comercial de Plaza Imperial.
Aspecto que presentaba este jueves por la tarde la galería comercial de Plaza Imperial.
Marcos Cebrián

El cierre de los cines Yelmo podría decirse que es la puntilla para Plaza Imperial. La última locomotora para la atracción de clientes al centro comercial ha tirado finalmente la toalla y desde anoche ya no programará más películas, lo que agrava la crisis que sufre desde que se inauguró Puerto Venecia hace una década, situación que también padeció el centro comercial Augusta.

A punto de cumplir 13 años de existencia, la galería comercial solo mantiene abiertos 7 de los 177 negocios con los que llegó a contar. Y lo peor es que la situación no tiene visos de mejorar porque los tres negocios de restauración que aún subsisten, la cervecería D’Jorge y las hamburgueserías Foster’s Hollywood y Burger King, podrían verse afectados de forma directa y perder parte de su clientela no asidua que antes optaba por cenar después de la sesión cinematográfica de media tarde o antes de entrar en la de la noche.

La dirección de Yelmo comunicó hace unos días a la propiedad de Plaza Imperial, Inversiones Carney, que pondría fin al arrendamiento cuando acabara el mes, sumándose a la retahíla de operadores comerciales que han ido clausurando sus negocios a lo largo de los últimos años.

Fuentes oficiales de Inversiones Carney no han duda en calificar esta decisión de "duro golpe" y lo achacan a los efectos de la crisis provocada por la pandemia. En los últimos meses, en los que Yelmo Cines mantuvo en suspenso la programación por imperativo legal, ya cerraron otros dos locales de restauración, Muerde la Pasta y Cien Montaditos.

De este modo, la actividad se limita a la única tienda que sobrevive de la otrora rebosante galería comercial, Fifty Factory, la enseña de oportunidades del grupo textil Cortefiel, junto a otros siete establecimientos dedicados al ocio y a la restauración. A la citada cafetería y a las dos hamburgueserías se suman el parque infantil Kidscity, el local de apuestas Pause and Play y la bolera Ozone Bowling. Nada que ver con sus inicios, cuando los principales operadores comerciales se instalaron junto a la autovía de Madrid antes de protagonizar una fuga masiva a Plaza.

La decisión de Yelmo Cines ha cogido de sorpresa a la propiedad del centro comercial, que pagó 15 millones de euros en 2017 por un proyecto que costó 230 a sus promotores, Procom Desarrollos Urbanos y Cecosa Hipermercados (perteneciente a Eroski).

Inversiones Carney ha intentado reflotar el proyecto orientándolo hacia el ocio y la restauración, pero no ha tenido suerte. "Estamos estudiando ahora varias alternativas, pero la situación es muy complicada", manifiestan.

La mitad de la galería comercial de Plaza Imperial será demolida para hacer sitio al quinto almacén de la multinacional Costco en España. La compraventa de más de 53.000 metros cuadrados se cerró a finales del año pasado y su estreno dentro de dos años sí será un polo de atracción.

Hasta entonces, las esperanzas están puestas en las negociaciones para reflotar la vecina área de medianas superficies, donde también cerraron dos importantes negocios, el centro de oportunidades de El Corte Inglés y Decathlon. El primer emplazamiento lo ocupa desde hace dos meses la cadena valenciana de distribución Family Cash y se mantienen varias negociaciones abiertas para atraer a "varias marcas comerciales".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión