Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Fallece José Longás, consejero delegado de BSH Electrodomésticos durante 17 años

El directivo zaragozano seguía activo como consejero de HENNEO y de Saica.

José Longás Pellicena, en julio de 2017, a punto de dar el relevo a Fernando Gil en BSH.
José Longás Pellicena, en julio de 2017, a punto de dar el relevo a Fernando Gil en BSH.
Heraldo

José Longás Pellicena, que dirigió BSH Electrodomésticos durante 17 años, falleció este lunes en Zaragoza a los 69 años tras sufrir una enfermedad que solo frenó del todo su actividad en las últimas semanas. El que fue seguramente uno de los directivos empresariales más respetados de la Comunidad aragonesa, que cedió el relevo al frente del grupo que integra a la marca zaragozana Balay en septiembre de 2017, se mantenía activo desde su jubilación ejerciendo como consejero independiente en dos grupos con solera y larga trayectoria en Aragón, HENNEO y la firma papelera Saica.

Educado, culto en el amplio sentido de la palabra, enérgico cuando había que serlo, Longás dejó huella en el grupo BSH, tanto en sus sedes españolas -en Zaragoza, Navarra y Santander- como en Alemania, cuyos ‘jefes’ en Múnich destacaban siempre lo atinado de su gestión. "Te decía siempre las cosas claras, con elegancia", recordaba este lunes una de sus colaboradoras en la sede central de la firma, que reconocía haber crecido profesionalmente mucho con sus consejos. "Fue un directivo especial, que podía estar orgulloso de la trayectoria que tuvo", añadía.

Ingeniero industrial clave en la reconversión tecnológica e industrial de Balay, compañía a la que llegó antes de su integración en 1989 en la multinacional alemana surgida de la ‘joint venture’ de Bosch y Siemens en electrodomésticos, Pepe Longás, como era más conocido, asumió la máxima responsabilidad ejecutiva en BSH España en 2000 tras relevar a Fernando Gil Martínez, padre de quien le sucedería en el puesto en septiembre de 2017, Fernando Gil Bayona.

En sus 17 años al frente de una de las más importantes empresas con sede en Aragón tuvo ocasión de vivir en primera persona los mejores años del ‘boom’ del consumo previo a la crisis económicas de 2008, aunque también padeció los efectos de la recesión posterior. Longás pilotó la empresa líder en electrodomésticos en España durante los años del auge del sector de la construcción, produciendo y vendiendo lavadoras, lavavajillas y hornos que en muchos casos habían sido desarrollados desde el inicio en centros zaragozanos.

Bajo su mandato BSH España no dejó de invertir en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), muchas veces con el concurso decisivo de la Universidad de Zaragoza, especialmente en el ámbito de la inducción, en el marco de una fructífera y poco frecuente relación entre una empresa y un centro académico.

En el haber de Longás destacó el buen posicionamiento de la filial española de BSH en Alemania y en particular de sus centros aragoneses, tanto a través de las fábricas de Montañana y La Cartuja como con el centro logístico ubicado en Plaza, este último como consecuencia de una inversión que se gestó y se materializó durante su mandato. El impulso de la formación dual, ámbito en el que el productor de electrodomésticos fue pionero en la comunidad autónoma, forma parte también de su currículum.

Su despedida

En el momento de su despedida en la compañía, en julio de 2017, Longás hizo suyas ante este diario unas palabras pronunciadas por su amigo Amado Franco cuando este dejó las riendas de Ibercaja: "Este es el mejor momento para irme, primero porque nadie me empuja; segundo, porque la economía va bien, y tercero porque queda en buenas manos". En esa misma entrevista, concedida antes de ceder el testigo a Fernando Gil Bayona -por cierto, nieto del fundador de Balay-, reconocía que había sido "el más joven del equipo directivo cuando llegué a este trabajo" y que era "el más viejo" al marcharse.

Tras su jubilación, aportó su experiencia como industrial y directivo empresarial de largo recorrido en HENNEO, grupo en el que se integra HERALDO, y en la multinacional papelera Saica, dos compañías de sectores de actividad muy diferentes de los que él conoció más directamente y donde aseguraba "seguir aprendiendo mucho", sin por ello dejar de ofrecer su valiosa opinión. También era vocal del patronato de la Fundación San Valero.

Pepe Longás, que vivía en Zaragoza, estaba casado con Marian Viejo y era padre de dos hijos -José y Carmen- y abuelo de dos nietos. 

Un firme defensor del mundo industrial

José Pablo Longás (Zaragoza, 1952) fue un ‘hombre de fábrica’ a quien su trabajo le empujó a ejercer puestos directivos en la empresa a la que dedicó gran parte de su vida: Balay en un primer momento y BSH tras la integración de la marca aragonesa en el grupo alemán en 1989. Su defensa de la industria como fortaleza en cualquier entorno económico marcó su trayectoria, no en vano se mostró siempre como un enemigo acérrimo de cualquier tipo de deslocalización sin olvidar que sin innovación y formación adecuada no íbamos a ningún lado.

Como director general y consejero delegado de la filial española de BSH, y también como presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos (Anfel) o del Club de Excelencia en Sostenibilidad, Pepe Longás consiguió durante su gestión logros irrefutables tanto en tangibles como en intangibles. Por un lado, con el incremento de la cuota de mercado de BSH en España del 24% de 2000 al 40% en 2017, y, por el otro, ejerciendo una forma de liderazgo que constataron tanto sus colaboradores como la prensa. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión