Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

sociedad

Muere por covid a los 45 años el matemático zaragozano Alfonso Gracia Saz

Ejercía de profesor en Toronto y este mismo año fue distinguido por la Sociedad Matemática Canadiense con un premio a la excelencia por sus trabajos e investigaciones.

Alfonso Gracia Saz, en uno de sus vídeos de Youtube.
Alfonso Gracia Saz, en uno de sus vídeos de Youtube.
Heraldo

El matemático zaragozano Alfonso Gracia Saz, que ejercía de profesor en la Universidad de Toronto, falleció hace dos días en la ciudad canadiense en la que residía. Saz, nacido en Zaragoza en 1976, acababa de ser distinguido por la Sociedad Matemática Canadiense con un premio a la excelencia por sus trabajos, investigaciones y los métodos que había desarrollado para la docencia de las matemáticas. 

Según relatan fuentes cercanas a la familia, Saz estuvo en contacto con un positivo de covid y a los pocos días comenzó a desarrollar fiebre. En las web de la Universidad en la que trabajaba y en las redes sociales de la Sociedad Matemática Canadiense se han llenado de mensajes de condolencia.

El matemático, que tenía un amplio coeficiente intelectual, fue alumno del Instituto Goya y se licenció en el año 2000 por la Universidad de Zaragoza en Matemáticas, en la especialidad de Matemática Pura. Apenas un año más tarde hizo lo propio en la carrera de Físicas, en la especialidad de Física Fundamental. Recibió, entre otros, el primer Premio Nacional Fin de Carrera por cada una de las dos licenciaturas. 

En 2001 inició estudios de doctorado en el Departamento de Matemáticas de la Universidad de California en Berkeley (EE. UU.) con una beca de La Caixa, seguida de una beca del Ministerio Español de Educación. Completó también estancias de investigación en el Instituto de Matemáticas Jussieu (París, Francia) y, tras recibir su doctorado en 2006, trabajó en la Universidad de Keio (Yokohama, Japón) y en la Universidad de Toronto (Canadá). Se incorporó como profesor docente en la Universidad de Victoria (Canadá), actuando como consultor de docencia en matemáticas para la universidad y como coordinador de divulgación y educación para el Instituto de Ciencias Matemáticas del Pacífico (PIMS) en Victoria. 

Además de su experiencia docente en universidades, Saz trabajó como instructor voluntario en la prisión estatal de San Quintín, y como mentor y coordinador académico en el USA Mathcamp. Dominaba el inglés y el francés, y también tenía conocimientos de alemán.

El recorte de HERALDO de junio de 1994, con Saz a la izquierda del grupo.
El recorte de HERALDO de junio de 1994, con Saz a la izquierda del grupo.
Guillermo Mestre

Saz fue objeto de una contraportada de HERALDO cuando apenas tenía 18 años y triunfó en la V Olimpiada Española de Física, que se celebró en Valencia en 1994. Con ese primer puesto, Saz se ganó un billete para participar en la final internacional que se celebró en Pekín. Cuentan sus allegados que desde siempre sintió especial predilección por la ciencia y los números y, de hecho, en el colegio, con 14 años, presentó una teoría sobre los números primos que sorprendió a sus profesores. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión