Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo Joven

esquí

Andrés García: "Con ilusión y siendo constante, todo es más fácil"

El esquiador jaqués se acaba de proclamar campeón de España sub 21. 

Aragón
Andrés García, vestido para ser campeón.
Heraldo

La reciente consecución del Campeonato de España sub 21 confirma la trayectoria ascendente de Andrés García, una de las grandes esperanzas del esquí español.

¿Dónde se encuentra en estos momentos el nuevo campeón español?

Estoy en Bilbao, en la Universidad del País Vasco. Estudio Segundo curso de Físicas.

Sus éxitos desafían a las mismas leyes de la Física...

Estoy muy satisfecho de los resultados. Gané el título de España sub 21 este mes. Fue en Espot y en Sierra Nevada. Hice oro en la disciplina de gigante y eslalon, y plata en supergigante.

Apenas tiene usted 19 años. Está en un momento clave.

Además, este año, entrenando en agosto, tuve una lesión y me rompí la tibia en Francia, lo cual me hizo estar alejado de las pistas seis meses. Reconozco que en todo el proceso de recuperación no tenía demasiadas esperanzas de poder competir. Incluso me dijeron que sería muy difícil esquiar esta temporada. Pero volví en febrero y conseguí el título pese a romperme la tibia.

¿Cómo se puede justificar su estado de forma tras la lesión?

Sabía que no podía coger miedo, pues el miedo paraliza. Me lo tomé como un reto. Y, afortunadamente, ha salido bien. Es cierto que me costó un tanto desde el punto de vista psicológico. Quise ser prudente y creo que acerté.

Ya lo creo que acertó…

Quería que no se me rompiera de nuevo la tibia. Lo que más cosa me daba era que me volviera a pasar, que me volviera a caer y se me volviera a partir. Pero poco a poco fui viendo que iba todo a mejor, que el dolor por estar seis meses parado se iba yendo poco a poco. Fue todo fluyendo, fui ganando confianza, y se dio un punto en el que llegué a los Campeonatos de España en muy buen estado de forma. Estaba muy fuerte. Me vi con muchas ganas entrenando. No fue fácil, pero lo conseguí.

Dicen que tuvo antes unos esquís que un sonajero...

Me puse los esquís por primera vez a los tres años.

En Jaca aprenden antes a esquiar que a andar…

Así es (sonríe). En casa, mi madre esquía de toda la vida, y mi padre tiene una tienda de esquí en Jaca, Nievesport.

¿En qué escenarios comenzó a crecer como esquiador?

Yo realmente me he criado en la estación de Astún, a media hora de Jaca. Me subía mi madre a esquiar y poco a poco fui aprendiendo. Lo que es competición, no la inicié hasta los 12 años.

Y llegó la primera victoria...

El Trofeo Pitarroy constituyó el primer gran resultado. Ahí me dije que igual no era yo tan malo. Después entré en la categoría de infantiles. Fui ganando alguna que otra carrera en el circuito de Copa España. Los resultados iban saliendo. No era una estrella, pero sí muy constante. No era el que ganaba siempre, pero sí el que solía estar siempre delante. Después de cuatro años, ingresé en el Centro Especializado en Tecnificación de Deportes de Invierno, que está en Jaca.

¿Y en el equipo nacional?

Este año no pude acudir por la lesión, pero el año pasado sí estuve. No teníamos un lugar concreto de entrenamiento. Nos movíamos por toda Italia, también en Suiza. Entrenamos en los Dolomitas y en los Alpes.

¿Qué disciplina le gusta más?

En estos momentos, la de eslalon. Pero es cierto que me gustan más las disciplinas de velocidad: supergigante.

¿Cuál es el próximo objetivo?

Encontrar un programa cara al año que viene, ponerme muy fuerte. Este próximo es mi último año júnior. Quiero bajar mi ranquin y hacer buenos resultados en el Mundial Júnior.

¿Cómo le queda tiempo para estudiar una carrera tan dura como Ciencias Físicas?

Con ilusión y siendo constante, todo es más fácil.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión