Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Infraestructuras

Stop Accidentes exige la gratuidad de la autopista hasta el fin de la obra de la A-68

Comparte con los transportistas que los desvíos de Gallur a Mallén suponen un "riesgo añadido". Ábalos inaugura este miércoles los catorce kilómetros entre Figueruelas y Gallur.

Todo listo para la apertura. El asfaltado de la autovía entre Figueruelas y Gallur acabó hace tres semanas, lo que ha permitido adelantar su inauguración. Los remates aún se alargarán hasta principios de abril.
Todo listo para la apertura. El asfaltado de la autovía entre Figueruelas y Gallur acabó hace tres semanas, lo que ha permitido adelantar su inauguración. Los remates aún se alargarán hasta principios de abril.
Toni Galán

El delegado de Stop Accidentes en Aragón, Miguel Ángel Bernal, exige al Ministerio de Transportes que asuma el coste del peaje de la AP-68 entre Gallur y Mallén hasta que no acaben las obras de desdoblamiento, que aún se alargarán hasta el último cuatrimestre del próximo año. Al igual que los transportistas, Miguel Ángel Bernal ha advertido de que los desvíos impuestos para acometer los trabajos, con escalones y chicanes en los extremos del tramo, suponen "un riesgo añadido a la siniestralidad" que no se debe admitir.

La asociación no podrá trasladárselo en persona este miércoles al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ya que no ha sido invitada a la inauguración de los catorce kilómetros del desdoblamiento entre Figueruelas y Gallur. El acto estará presidido por el dirigente socialista y el presidente aragonés, Javier Lambán, y contará con la asistencia de los alcaldes, las empresas contratistas y los medios de comunicación.

La preocupación reside en que con la entrada en servicio del penúltimo tramo de la autovía de Logroño en la provincia se agrave el peligro del que aún está en obras, al convertirse en un embudo al tener en sus extremos sendos tramos desdoblados. "No se puede admitir este riesgo. Es una aberración que circulen casi 12.000 vehículos al día por una zona en obras, de los cuales más de la mitad son camiones", ha lamentado Bernal.

Su reivindicación se suma a la del presidente de Tradime-Aragón, José Antonio Moliner, quien invitó al ministro Ábalos a subirse a su camión para que recorra el tramo en obras, como hace él todos los días, para que se dé cuenta de la situación. "De noche y lloviendo no es peligroso, es lo siguiente", ha lamentado.

Una trágica estadística

Los datos oficiales de Tráfico revelan que en la última década se han registrado 30 fallecimientos en la N-232 entre Figueruelas y Mallén pese a que se habían tomado medidas para intentar atajar la elevada siniestralidad de la carretera, una de las más peligrosas del país. Además de los rádares instalados en Mallén y Pedrola, se prohibieron los adelantamientos y se limitó la velocidad máxima a 80 km/h.

Sin olvidar la reivindicación, Stop Accidentes se ha sumado a la celebración de los alcaldes y usuarios por el estreno de la prolongación de la A-68, que permitirá circular con mayor seguridad a lo largo de los más de 42 kilómetros que distan de Zaragoza a Gallur. "Supondrá un alivio para los transportistas y el resto de conductores y muy especialmente para los vecinos de los municipios situados en la N-232. Nos quitan parte de un punto de la siniestralidad tras años de reclamaciones", apuntó Bernal.

El delegado de Stop Accidentes ha señalado que la siguiente lucha será lograr que el Gobierno central asuma ramales de acceso a la autopista de Barcelona (AP-2) entre Alfajarín y Fraga tras su liberalización a finales de agosto. "Hay que facilitar las conexiones a los vecinos y a los polígonos industriales, además de una salida a los hoteles, restaurantes y bares de carreteras como reclaman los alcaldes. Y no hay que olvidar que, pese al fin del peaje, seguirá existiendo un riesgo en la carretera que discurre en paralelo", ha dicho.

Años de lucha

La satisfacción por la apertura de la A-68 es igualmente compartida por el que fuera presidente de la plataforma por el desdoblamiento de la N-232 y alcalde de Mallén, Antonio Asín, desde su constitución en 2004 hasta 2014, cuando se tramitaron los estudios y proyectos tras muchas protestas y reivindicaciones. Asín no oculta la ambivalencia por la "tristeza" que sentía por las decenas de muertos en esta carretera. "En 2004 no había nada y nos lanzamos a organizar la primera manifestación en una lucha que fue muy costosa. Y aunque la autovía llega ahora, más vale tarde que nunca", ha dicho.

Asín lamenta que se hayan necesitado tantos años, en concreto 16, para tramitar y ejecutar el desdoblamiento. "Cuando nos lo decían entonces no nos lo creíamos", ha apostillado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión