Aragón
Suscríbete por 1€

entrevista

Javier Lambán: "Aragón es más apetecible que Cataluña para invertir por razones obvias"

El presidente considera que la estabilidad política es clave para captar inversiones como la planta de baterías de coches eléctricos de 5.000 millones que se negocia ahora.

Javier Lambán, presidente de Aragón, en el edificio Pignatelli.

¿Cómo se encuentra, presidente?

Me encuentro bien. Estoy con el tratamiento, empeñado a fondo en mi recuperación, y me siento en manos de un servicio público de salud y unos médicos formidables.

Llevamos un año duro con 3.400 muertos por covid, 103.000 infectados, un parón temporal en la vacunación con Astrazeneca... Hay cierta sensación de hastío.

Un cansancio compartido por los políticos, los sanitarios, y comprensible por parte de los ciudadanos. Ahora sí podemos decir que vemos la luz al final del túnel, la vacuna ha sido determinante. Hasta ahora nos hemos dedicado a amortiguar los efectos de la pandemia, y hay que empezar a cambiar el orden de las prioridades y dedicarnos a la recuperación.

Los expertos hablan ya de la llegada de una quinta ola. ¿Se atreve a pronosticar cuándo podremos recuperar la normalidad?

Hacer pronósticos con la pandemia no es una buena práctica. Una quinta ola puede ser posible, pero en ningún caso tendrá los efectos ni el impacto de las anteriores.

¿Se vacunaría con Astrazeneca?

Yo me vacunaría con cualquiera.

¿Cuándo lo hará?

Cuando a mi grupo, que no sé cuál es, le toque el turno.

En Aragón sumamos una ola más que en España. ¿Por qué?

Cuando España salió del estado de alarma aquí, como consecuencia del brote de las zonas de recogida de la fruta y su traslación a Zaragoza, la pandemia continuó.

Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Oliver Duch

¿Será suficiente para evitar que se repita pedir declaraciones responsables a los agricultores?

Hablamos de 15.000 empleos y de 2.000 a 3.000 empleadores. Si fueran 30 o 40 no íbamos a tener ningún problema. Es tanta la inspección que hay que realizar que el control que vamos a tener que hacer supone un esfuerzo brutal.

En las residencias de Aragón han muerto 1.632 personas. ¿Cómo se impedirán brotes en el futuro?

Hay que mejorar la coordinación con los servicios de sanidad, introducir las ventajas de la digitalización, con medidas de salubridad. Habrá que invertir más en las residencias, tendremos que afrontar un encarecimiento de las plazas y, si queremos que sean asequibles, subir las aportaciones pública.

En estos meses el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha cuestionado los confinamientos, condenó a la DGA por falta de material. ¿Se considera maltratado?

No diría eso, respeto mucho a la Justicia. Pero no ha habido diferencias en las medidas adoptadas por las comunidades, sino en la decisión de los tribunales. Por eso impulsamos nuestra propia ley. El Gobierno debe actualizar la legislación en relación a estados de alarma y pandemias. Es obsoleta.

A los tribunales están llegando reclamaciones patrimoniales de la hostelería y el comercio.

Era previsible. Veremos qué tipo de respuesta reciben por parte de la Justicia, aunque prevaldrá lo que establezca el Tribunal Supremo. Lo que nos dicen nuestros servicios jurídicos es que las medidas que se han adoptado con el amparo legal no dan pie a que ningún tipo de reclamaciones de esta naturaleza pueda prosperar.

Sí trabaja la DGA en un plan de choque para ayudar a la hostelería. ¿Cuándo lo activarán?

Lo tenemos cerrado entre las instituciones y los sectores, pero ahora tenemos una dificultad añadida que es ver cómo lo compatibilizamos desde el punto de vista legal con las ayudas estatales. Es algo que tenemos que resolver de manera muy rápida porque es mucha la expectación generada.

Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Oliver Duch

Pero, ¿se mantendrán los dos planes o se integrarán en uno solo?

Lo estamos estudiando jurídicamente. Me da la impresión de que son dos líneas de ayuda distintas. Es de una complejidad desbordante. A ver si lo resolvemos y empezamos a sacar adelante la convocatoria específica de la hostelería. No serán menos de 40 millones.

¿Cómo se repartirán las ayudas?

En las del Gobierno nos atendremos a la pérdida de facturación a través de la declaración del IVA. Una cosa es pensar en soluciones justas y otra encontrar mecanismos para que desde la Administración puedan aplicarlas. En hostelería hablamos de 9.000 o 10.000 hipotéticos beneficiarios y en el estatal, de 40.000 a 60.000.

¿Habrá un tercer plan de choque si los sectores no se reactivan?

Espero que no. La eliminación de las restricciones de los aforos y la vacuna van a hacer entrar a todos los sectores a una velocidad de crucero en una recuperación de la normalidad. Las cifras del paro son terroríficas, pero otros datos son esperanzadores. Más del 80% de los trabajadores que entraron en ERTE en Aragón han vuelto a la normalidad, un porcentaje superior al de España, que es un 70%.

¿Debemos fiar la recuperación a corto plazo al presupuesto histórico de 7.554 millones y a los 267 millones de los fondos React-EU?

Tendrán mucho que ver. Pero lo que se gasta hay que pagarlo, y el ajuste fiscal tarde o temprano llegará. No hay que despilfarrar ni los dineros ni las oportunidades que nos darán los React-EU o los fondos de Madrid. En 2023 habrá que volver a la senda de la estabilidad.

Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Oliver Duch

Esta semana se confirmaba la instalación de una planta de Becton Dickinson en Zaragoza. ¿De quién ha sido el mérito?

Es de la sociedad aragonesa en su conjunto, que está consiguiendo convertirse en un destino muy apreciado por los inversores por la estabilidad política y social y el clima de diálogo existentes. Ese intangible sumado a la logística, la educación y a otros activos nos hacen muy apetecibles.

¿Ha hablado con Jorge Azcón desde el miércoles?

No. Pero con el alcalde Azcón hablo con frecuencia.

¿Este desencuentro puede afectar a la estabilidad a la que ambos se comprometieron tras el terremoto político en Murcia?

No ha habido ningún desencuentro, al menos por mi parte. Lo que ha ocurrido en Zaragoza es lo que ocurre en cualquier lugar: el Gobierno marca las reglas del juego con la empresa y los alcaldes colaboran con lo que tienen, el suelo. De Aragón ninguna inversión se escapará porque no haya suelo.

Becton, Certest Biotec, el hospital Quirón... La apuesta sanitaria en la Comunidad es evidente.

Sin duda. Desde hace dos años se están lanzando manifestaciones de interés para captar inversiones. Vimos que tenemos una autopista que recorrer que nos permitirá añadir a los sectores estratégicos el médico-farmacéutico, en el que Aragón tiene unas posibilidades inmensas. Puede ser un sector generador de empleo, de tecnología e I+D+i. Y la pandemia ha puesto de manifiesto que era necesario.

Otro sector estratégico es la automoción. ¿Aragón puja por alojar una fábrica de baterías para coches eléctricos?

Aragón puja de manera formal desde hace dos o tres años. Hay importantes fabricantes de baterías que están hablando muy en serio con nosotros al margen del gran proyecto de la gigafactoría que promueve el Gobierno.

¿Serían fabricantes nacionales?

Internacionales. Cualquier proyecto serio ronda los 5.000 millones de inversión. Necesita la implicación activa del Gobierno de España, inversores como los que luego comprarán, que son los fabricantes de coches, y, sobre todo a alguien que tenga el ‘know-how’, las patentes y la capacidad tecnológica de hacer baterías. Dentro de pocos años todos los coches van a necesitar baterías eléctricas y no hará falta una fábrica, sino bastantes más. El Gobierno de España nos dijo que teníamos una situación envidiable. Mañana se celebra una jornada de puesta en valor de la potencialidad de la automoción en Aragón. Queremos reactivar nuestra candidatura.

¿Se está negociando con alguna empresa?

Efectivamente. Pero en este caso la decisión última y definitiva es del Gobierno de España.

Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Javier Lambán, presidente de Aragón, durante la entrevista a HERALDO.
Oliver Duch

¿Y eso va a favor o en contra de los intereses de Aragón?

Sería mejor que solo nos postuláramos nosotros pero evidentemente vamos a tratar de jugar con la mayor inteligencia posible nuestras cartas, que creo que son cartas ganadoras.

¿Este proyecto ha venido del Gobierno de España?

Nos ha venido a ver mucha gente porque ruido hemos sabido hacer. Y nos hemos dado a conocer.

¿Pero hay nueces?

Sí. Si esos contactos fructificaran llegaría un momento que tendríamos que ir a Madrid a ver a la ministra de Industria, Reyes Maroto.

¿La ventaja de Aragón es que tiene contacto con los que saben hacer las baterías?

El Gobierno de España por los primeros que supo que era importante posicionarse en la electromovilidad y en la fabricación de baterías fue por nosotros. Llevamos mucho tiempo hablando con fabricantes coreanos, chinos… Considerando exclusivamente razones de ubicación, el lugar más apetecible es Zaragoza. Tenemos una planta (PSA) puntera, un clúster puntero, una universidad que sabe mucho de automoción y electromovilidad, y a 350 kilómetros a la redonda se produce alrededor del 80% de los vehículos de este país. Y se valora que en Zaragoza se ha conseguido un grado de estabilidad social y política. Yo sé, y lo lamento, que en estos momentos es más apetecible Aragón que Cataluña como destino de inversiones por razones obvias.

Con el caos de Madrid apenas se habla de Cataluña. ¿Es bueno?

A los independentistas catalanes no les viene mal, aunque algunos se sentirán huérfanos de alharaca y ruido e imagino que lo seguirán haciendo porque está en su propia naturaleza.

Del Museo de Lérida han llegado, al fin, los bienes religiosos.

Nos faltan las pinturas murales.

¿Está satisfecho?

Mucho. Soy de los que defienden que con Cataluña tenemos que tener una buena relación. Lo celebro pero no como un triunfo sobre Cataluña, sino del Estado de derecho y de la Justicia.

¿Cuándo podremos verlos?

Es una tarea que requiere mucha precisión, cuidado y mimo. Hemos de intentar no equivocarnos porque tenemos unos cuantos cientos de ojos mirándonos para poner en evidencia cualquier tipo de fallo que podamos cometer. Pero ojalá dentro de poco podamos ir a Barbastro y ver esos bienes que en algún caso son joyas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión