Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Pilar Cebrián: "Los europeos en el Estado Islámico fueron como la flor y nata"

La periodista Pilar Cebrián (Zaragoza, 1985) acaba de publicar ‘El infiel que habita en mí. Los europeos que viajaron al califato del Estado Islámico’ en la editorial Ariel.

La periodista Pilar Cebrián, en Madrid.
La periodista Pilar Cebrián, en Madrid.
Enrique Cidoncha

Su libro de los europeos que viajaron al califato del Estado Islámico (EI) acaba de llegar a las librerías. ¿Qué le llevó a recorrer rincones tan inhóspitos y visitar cárceles de Iraq y Siria?

Siempre tuve la curiosidad de intentar comprender algo que es incomprensible. Y es que unos ciudadanos europeos, a los que se les presupone que son individuos de pleno derecho y que viven en una de las comunidades políticas más prósperas del mundo, tomen la decisión de mudarse a un país que está en guerra y someterse a una autoridad totalitaria, violenta y misógina en pleno siglo XXI.

¿Y ha llegado a entenderlo?

He comprendido algunas de las motivaciones sin llegar a justificarlas. La radicalización yihadista en este momento de la historia es una vía de salida para los perdedores del sistema.

Supongo que el trabajo de campo no habrá sido fácil siendo mujer y occidental.

Ha sido difícil, pero también más fácil. En el sistema iraquí hay muchas grietas por las que entra la luz y haber sido mujer y joven me ha facilitado infiltrarme en ellas.

Usted dice que la función de los europeos fue crucial a la hora de exportar la guerra.

Sí, no solo eso. Los europeos en el califato fueron como la flor y nata. A los altos mandos del Estado Islámico les interesaron porque importaban ciencia, experiencia y una alta cualificación.

¿Alguno de los que ha entrevistado se ha arrepentido?

Se sienten estafados. Muchos se fueron muy jóvenes al EI y después de haber visto morir a sus hijos, verse presos en una cárcel de Iraq y condenados de por vida, se sienten carne de cañón de un proyecto de un grupo yihadista.

¿Cree que son rehabilitables?

Sí. Lo que he visto en las entrevistas es que la motivación, el detonante de su radicalización, estaba más basado en sus fracasos que en sus ambiciones. Ninguno me ha confesado que se unió al EI porque anhelaba que el mundo estuviera imperado por la sharía.

¿Siempre quiso ser corresponsal de guerra?

Me ha gustado viajar. La ilusión de mi padre es que conociéramos las siete maravillas de la Antigüedad antes de independizarnos.

¿Y lo cumplió?

Sí. He fusionado ese instinto de exploración y aventura de mi padre con la búsqueda de información con un servicio público, que es a lo que me he dedicado. Fueron las revueltas árabes, como detonante histórico, lo que me hizo dejar las redacciones del canal de televisión en el que trabajaba para ir al lugar de los hechos.

Ha vivido en Israel, Egipto y Turquía. ¿La primavera árabe fue un espejismo de Occidente?

Las revueltas árabes se interpretaron desde un prisma muy occidental. Lo que se creyó y se transmitió en la prensa extranjera era que la población derrocaba los regímenes, eliminaba a los dictadores y la democracia iba a entrar por sí sola. Fue muy ingenuo.

¿Cómo es trabajar en Turquía donde hay decenas de periodistas encarcelados?

Es complicado, pero no solo ahí. No he trabajado en ningún país en el que haya libertad de expresión. En los conflictos y en los países de Oriente Medio en los que me he movido, el periodista se concibe como una amenaza.

Colabora con El Confidencial, Antena 3 y France 24. ¿Se puede vivir de ‘freelance’?

No hay otra fórmula. Ahora mismo no quedan casi corresponsales que no sean ‘freelance’.

¿Ha decaído el interés por la actualidad internacional centrados como estamos en la covid?

Ya había decaído antes. El problema es que las audiencias están un poco como despistadas. Solo les interesa la proximidad y un poco de los golpes de efecto a nivel de imagen que tienen una consecuencia viral en redes. Es un momento difícil, no solo para los medios sino también para la audiencia en el sentido de consumir información con criterio.

¿Qué noticia le gustaría dar?

El final de la guerra siria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión