Internacional
Suscríbete

El duque de Edimburgo supera un procedimiento para tratar su afección cardíaca y la familia real "cruza los dedos"

El príncipe Felipe, el marido de la reina Isabel II de Inglaterra, fue intervenido "con éxito" para tratar un problema cardíaco en el hospital de St Bartholomew de Londres, donde se encuentra ingresado.

Imagen de archivo del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II de Inglaterra.
Imagen de archivo del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II de Inglaterra.
Efe

El príncipe Felipe de Edimburgo, el marido de Isabel II, se sometió este miércoles "con éxito" a un procedimiento médico para tratar un problema cardíaco en el hospital de St Bartholomew de Londres, donde seguirá ingresado "durante varios días", según informó este jueves un portavoz del Palacio de Buckingham.

"El duque de Edimburgo se sometió ayer (por el miércoles) a un procedimiento exitoso para tratar una condición cardíaca preexistente en el hospital de St Bartholomew. Su Alteza Real seguirá ingresado para recibir tratamiento, descansar y recuperarse durante varios días", apuntó la misma fuente oficial en un comunicado difundido hoy.

El esposo de la reina Isabel II, de 99 años, lleva más de dos semanas hospitalizado por una infección y por un problema de corazón. El pasado lunes tuvo que ser trasladado de hospital en ambulancia, lo que avivó los temores por su estado de salud.

El duque fue inicialmente admitido en el hospital privado King Edward VII el pasado 16 de febrero como medida "preventiva" tras encontrarse indispuesto, y antes de tener que ser desplazado a otro centro.

Felipe de Edimburgo ha requerido atención médica en numerosas ocasiones en los últimos años, incluida una operación coronaria de emergencia en 2011 para desbloquear una de sus arterias.

"La familia real con los dedos cruzados"

Si bien los detalles sobre el estado del consorte de la monarca británica se conocen con cuentagotas, la duquesa de Cornualles, Camilla, reveló este miércoles que su suegro está "mejorando ligeramente", aunque la familia real mantiene "los dedos cruzados".

La esposa del heredero al trono británico, Carlos de Inglaterra, primogénito del duque y de Isabel II, apuntó a esa "ligera" mejoría experimentada por su suegro en respuesta a una pregunta que le formuló una voluntaria en un centro comunitario de vacunación de Croydon, sur de Londres.

"Está mejorando ligeramente, aunque en algunos momentos tiene dolores. Cruzamos los dedos", admitió Camilla a esa voluntaria con relación con el estado de salud del duque. 

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión