Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

cáncer

Una paciente con cáncer de mama metastásico: "Cuando te diagnostican, te dan cinco años de vida. Yo quiero romper estadísticas"

Dolores Lasaosa, de 61 años y natural de Biescas, forma parte de la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico, que ha impulsado una iniciativa a nivel estatal para visibilizar la enfermedad y apoyar la investigación.

La aragonesa Dolores Lasaosa, de 61 años, forma parte de la Asociación estatal de cáncer de mama metastásico.
La paciente aragonesa Dolores Lasaosa, de 61 años, forma parte de la Asociación estatal de cáncer de mama metastásico.
HA

A falta de carreras y eventos solidarios, un grupo de mujeres con cáncer de mama metastásico ha impulsado una campaña a través de las redes sociales para visibilizar su enfermedad y recaudar fondos. Detrás de esta iniciativa, en Aragón, se encuentra la paciente Dolores Lasaosa, natural de Biescas

Desde que le diagnosticaron la enfermedad, esta aragonesa ha encontrado consuelo -además de en los tratamientos- en otras mujeres que están pasando por lo mismo. 

"Había primero un grupo de Facebook donde estábamos todas, y un día se pensó ir a más. Se hizo una junta y ahora estamos todo mujeres que recaudamos dinero para la investigación en cáncer metastásico", explica esta afectada, que mientras espera a ser intervenida en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza sigue orquestando iniciativas para recaudar fondos y dar a conocer el lema que defienden todas ellas: 'Más investigación para más vida'. 

A pesar del diagnóstico que recibió hace tres años y medio, Dolores no ha perdido las ganas de vivir, y presume orgullosa de una mentalidad "optimista" que le ha servido para llevar mejor la enfermedad. "Cuando te dicen lo que tienes, te dan cinco años de vida. Yo he conocido a una persona que lleva 11 años con metástasis y quiero romper la estadística, porque amo la vida", confiesa al otro lado del teléfono. 

Dolores Lasaosa, de 61 años, en una imagen de archivo con la camiseta de la asociación aragonesa 'Biescas es vida', que recauda también fondos para la investigación oncológica.
Dolores Lasaosa, de 61 años, en una imagen de archivo con la camiseta de la asociación aragonesa 'Biescas es vida', que recauda también fondos para la investigación oncológica.
HA
"Necesitamos que la enfermedad se diagnostique mucho más pronto"

Desde esta asociación, creada por un grupo de mujeres con cáncer de mama metastásico en 2018, lamentan la falta de inversión que hay en España para poder investigar este tipo de tumores de mal pronóstico, y piden más recursos para coger la enfermedad a tiempo. 

"Queremos que se trate como una enfermedad normal, y que una persona salga de una urgencia con el diagnóstico: que no haya pasos intermedios que lo compliquen todo, porque lo que necesitamos es que la enfermedad se coja mucho más pronto. Cuanto mas rápida sea la medicina mejor, porque así consumiremos menos recursos y no nos podremos tan malitas", añade Dolores. 

Los expertos estiman que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida, y al menos dos de cada diez pacientes afectadas podrían desarrollar metástasis, una enfermedad que necesita más apoyos para vencer esa especie de 'tabú' que rodea su nombre. "Hay mucha gente que tiene metástasis y nunca lo ha dicho, porque si lo dices saben que es muerte. Yo les digo a mis amigos: ¡pero no veis cómo estoy! ¡Si estoy como una reina! Por supuesto que paso malos ratos, como todos... Por eso lo que pretendemos es que se investigue y que lleguemos a cronificar el cáncer, que haya una pastilla como la hay para el colesterol que nos alargue la vida y nos ayude a estar mejor", defiende esta paciente, que será operada este jueves.

A pesar de ser un proceso "doloroso", que en su caso además requiere largos desplazamientos para recibir atención médica especializada, Dolores afronta el día a día con optimismo, porque ya ha pasado mucho. "El cáncer es muy caprichoso, pero pienso que si te toca, lo vas a pasar mejor si estás mentalizada. Yo he ido a quimio y luego me he estado hasta las 3.00 de la mañana cenando con amigos. Psicológicamente tienes que estar preparado, porque hay muchas cosas negativas en la vida, pero se pueden reconvertir", afirma. 

El vídeo grabado en el helipuerto del Servet

Además de estar comprometida con la asociación de mujeres con cáncer de mama metastásico, Dolores está al frente de la asociación 'Biescas es Vida', que colabora activamente con la investigación oncológica y destina la mitad de su recaudación a Aspanoa. Gracias a esa colaboración, Lola conoció hace unos años al investigador aragonés Alberto Jiménez Schuhmacher, que ha sido el primero en Aragón en sumarse con su grupo al reto de bailar para dar visibilidad a estas mujeres

"Alberto es amigo de todo el mundo, y además te explica todo de una manera que entiendes mejor lo que es el cáncer. En cuanto le conté la idea que habíamos tenido, me dijo que lo iban a mover aquí, y así fue, porque está muy comprometido", recalca Dolores. 

El equipo que lidera el investigador zaragozano Alberto Jiménez Schuhmacher se ha lanzado a bailar 'Honneypie' en el laboratorio para visibilizar a las personas afectadas por este tumor y pedir más investigación.

A través de una investigadora que conoce, esta paciente con cáncer de mama metastásico contactó también hace unos días con la jefa del servicio de Oncología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde esta semana el personal del hospital de día ha grabado un baile ya "viral" para visibilizar la situación de estas mujeres. Para esta oscense, el resultado de este proyecto es una "inyección" de optimismo que la anima a seguir adelante.

El personal del hospital de día de Oncología ha grabado su baile solidario en el helipuerto del Hospital Miguel Servet.
El personal del hospital de día de Oncología, bailando para visibilizar a las mujeres con cáncer de mama metastásico en el helipuerto del Hospital Miguel Servet.
HA

"Se ha volcado todo el mundo, estuvieron ensayando dos días y al hacer el vídeo se lo han pasado de maravilla. En cuanto la doctora se lo dijo a dos o tres, todos quisieron ayudar, y me llamó que tenían que alquilar el helipuerto para hacerlo porque no cabían", cuenta entre risas.

Cuando salga del hospital, Dolores tiene ganas de volver a casa para abrazar de nuevo a los suyos. Como muchos otros pacientes con cáncer, ha tenido que renunciar a muchas de sus relaciones sociales. Cuenta que a sus nietos los ve en la calle, y si recibe a gente en casa lo hace siempre "en el jardín y con abrigo", manteniendo las distancias para no contagiarse. De cara a Semana Santa no tiene muchos planes, y guarda su ilusión de ir a la playa para cuando todo esto pase. "Yo le pediría a la gente que siga siendo muy precavida, que esto va a ser ya por poco tiempo hasta que estemos todos vacunados y que en una vida tres o cuatro meses más no significan tanto", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión