Aragón
Suscríbete por 1€

educación

Año escolar en el extranjero: reservas pese a la pandemia en EE. UU., Canadá e Irlanda

La crisis sanitaria no ha frenado a algunas familias aragonesas que han decidido enviar a sus hijos a estudiar fuera el curso que viene, pero han pedido más garantías ante confinamientos o cierre de fronteras.

Capitolio en Washington.
Capitolio en Washington.
Archivo

Esta semana, la Casa Real ha anunciado que la princesa Leonor estudiará Bachillerato en el extranjero, en un colegio privado de Gales. Estos meses suelen ser la época fuerte para reservar años escolares en el extranjero para el curso siguiente, que este año viene marcado por la pandemia de covid. La crisis sanitaria ha traído más familias afectadas por la crisis económica, la necesidad de viajar con una prueba PCR negativa, guardar unos días de cuarentena en algunos países y arriesgarse a que haya periodos de clases por internet por los confinamientos. 

Sin embargo, esta situación no ha frenado a algunas familias aragonesas que habían decidido que sus hijos cursaran algún año de instituto, principalmente 4º de la ESO o 1º de Bachillerato, en el extranjero. Desde Newlink, centro de idiomas oscense que organiza estas estancias para clientes de toda España, afirman que en el segundo semestre de 2020 aumentaron incluso las reservas, comparado con el año anterior. Ahora tienen a 70 alumnos dispuestos a ir a estudiar al extranjero, alrededor de la mitad son de Aragón, principalmente para el curso 2021-2022 en Estados Unidos y Canadá.

Por su parte, AGM Sports, firma fundada en Zaragoza que gestiona becas deportivas en EE. UU., tampoco ha notado la bajada en el número de estudiantes. En el curso 2019-2020 fueron 284; en 2020-2021, 219; y para 2021-2022 "esperamos que se terminen yendo entre 275 y 300 estudiantes", calcula Álvaro Corrales, director general de la firma, entre sus clientes en toda España. Se trata de jóvenes que se desplazan para estudiar una carrera universitaria y compaginarla con entrenamientos y competiciones a alto nivel de un deporte.

Facilidades en las devoluciones

La decisión no está al alcance de todas las familias, y  menos en época de crisis, ya que implica contar con ahorros. Un año académico en el extranjero puede costar desde unos 13.300 a 24.000 euros de media, dependiendo del país y el colegio, calculan desde Newlink. En el caso de la hija de los Reyes, el coste del colegio privado en el que cursará los dos años de bachillerato rondará los 76.500 euros, que saldrán de la asignación de los monarcas, según aclararon desde la Casa Real.

Entre los cursos que ofrece Newlink, aunque varían según los casos, los precios de paquetes para ir a vivir con una familia anfitriona y estudiar en un colegio público serían los siguientes: Irlanda, desde 14.450 hasta 16.495 euros; Reino Unido, desde 13.285 hasta 15.995 euros; Canadá, desde 14.610 hasta 24.000 euros y Estados Unidos (visado estudiante J1) desde 10.805 hasta 12.996 euros. Los precios suben en caso de que se opte por un colegio privado y otro tipo de alojamiento.

Para los universitarios que lleva AGM a EE. UU., el importe depende de la beca. De media, el curso con matrícula, alojamiento y comida se sitúa en 33.465 euros y la ayuda media es de 22.520 euros, aunque depende del campus y la cuantía becada. "Hay universidades que valen desde 15.000 euros sin becas y otras, 70.000", pone como ejemplo Corrales.

"La principal duda de los padres es qué pasará si todo se cierra y no pueden viajar", reconoce Chema Pascual, fundador de Newlink. Por ello, explica que desde el sector se ha planteado que "si no se puede viajar, se podrá devolver el dinero, cancelarlo y volver a matricular en España".

Con la flexibilidad en las devoluciones se ha intentado "darles seguridad si se asustan o si cambian de opinión". La parte sanitaria ya estaba cubierta con los seguros con los que suelen viajar los estudiantes.  En el caso de Newlink, asegura que se cubren gastos "ilimitados", debido al alto coste de la sanidad fuera de España. Tener que hacer unos días de cuarentena tampoco considera que sea un problema en estos viajes porque se trata de estancias largas.

En el caso de universitarios en Estados Unidos, solo empiezan a pagar una vez que se inicia el curso. 

"Te echa un poco para atrás el tema de la pandemia, pero ella tiene muchas ganas, es joven y fuerte y no podemos paralizarlo todo"

Entre las familias que se van, muchas esperan que cuando empiece el próximo curso, la situación sanitaria haya mejorado. Ana Mendoza enviará a su hija Inés, de 14 años, a Estados Unidos a estudiar 4º de la ESO. Reconoce que "te echa un poco para atrás el tema de la pandemia, pero ella tiene muchas ganas, es joven y fuerte y no podemos paralizarlo todo". La idea de salir un año fuera fue de su hija, que quería irse en 1º de Bachillerato, pero han preferido que se vaya un curso antes  y no arriesgar la prueba de acceso a la Universidad, EVAU.

Confiesa que no le ha preocupado tanto la pandemia como "que se adapte al colegio y a la familia". Le ha costado más mentalizarse de que no la podrá ver en diez meses, según los requisitos del programa público a través del que ha buscado instituto. Durante el curso no se puede volver a casa ni por Navidad. Una condición anterior al coronavirus.

En cuanto a la crisis sanitaria, cuenta con seguro médico y confía en que "cuando se marche en agosto ya esté medio controlada". Prefiere que las clases sean presenciales. Todavía no sabe dónde irá. No le han comunicado aún a qué estado irá ni con qué familia, porque será esta la que decida qué estudiante acoge. Ella y sus padres han tenido que escribir una carta de presentación, la chica también ha hecho un reconocimiento médico, un vídeo hablando sobre sí misma y un examen oral y escrito.

Vacunación de profesores y universitarios en EE. UU.

Desde Newlink, Pascual apunta que en el peor de los escenarios, que tocara un confinamiento en el país en el que se encuentre el estudiante, asegura que el año pasado "todo el mundo que quiso regresar pudo hacerlo. Vuelos de una forma u otra seguía habiendo". En ello coinciden desde AGM. En algún caso, se tuvo que retrasar el viaje de ida o vuelta por dar positivo un estudiante, "hasta dar negativo y haber guardado cuarentena", reconoce Corrales.

Pascual reconoce que, al margen de los cursos escolares en el extranjero, nadie reserva ahora otros más cortos de idiomas en el extranjero ni intercambios. En estos casos, Reino Unido siempre es uno de los destinos preferidos y se encuentra sujeto a fuertes restricciones para frenar los contagios. La esperanza para el sector se encuentra en el rápido avance de la campaña de vacunación en suelo británico.

En el caso de los universitarios en EE. UU, desde AGM contemplan en sus previsiones que la vacunación llegue a los universitarios en el curso actual. "Las universidades siguen con medidas excepcionales de prevención contra el covid, y en muchas ya están contemplando los planes de vacunación, y los profesores ya están empezando a vacunarse como población de riesgo", cuenta Corrales. Por ello, calcula que "antes de que termine este curso en mayo, lo normal será que los estudiantes también estarán ya vacunados". Esto ayudaría a que, en el mejor de los escenarios, el curso que viene "se inicie con normalidad", desean.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión