Aragón
Suscríbete

maltrato animal

El Seprona desmantela un criadero ilegal de husky siberiano

Cuatro personas están siendo investigadas. Vendían a los animales por internet, pero los tenían en unas condiciones insalubres.

En octubre del año pasado, aparecieron en Figueruelas dos hembras de husky siberiano en muy malas condiciones. Ambas fueron rescatadas por protectoras de animales y sirvió para que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) abriera una investigación. Fruto de ella, dos  hombres y dos mujeres, de entre 35 y 39 años y vecinos de Pedrola, están siendo investigados como autores de un presunto delito de maltrato animal, abandono animal y pertenencia a grupo criminal.

Tras rastrear más de 200 ejemplares de esta raza, los agentes  reunieron una lista de animales que podrían haber sido vendidos a través de internet y guardar relación con los rescatados. También se localizaron en el término municipal de Figueruelas unas instalaciones que carecían de autorización y donde había 7 ejemplares de husky siberiano.

La Guardia Civil solictió la colaboración del Colegio de Veterinarios y del laboratorio LAGENBIO de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza para realizar extracciones de sangre a los perros rescatados y realizar estudios genéticos que se pudieran comparar con los de otros que estaban en la base de datos del citado laboratorio.

Gracia a ese estudio se pudieron establecer relaciones paterno-filiales entre los animales rescatados y varios que habían sido vendidos de forma irregular a través de internet, así como con los hallados en las instalaciones de Figueruelas.

El Seprona pudo determinar la existencia de un delito de maltrato animal, ya que se criaban perros de la mencionada raza para venderos en internet, y se hacía en unas instalaciones sin autorización ni las medidas higienico-sanitarias adecuadas, y sin veterinario asignado. Los animales no habían sido vacunados, ni desparasitados, no tenían chip y algunos, como las perras rescatadas, sufrían varias enfermedades que exigían tratamiento veterinario continuado.

Finalmente, la Guardia Civil comprobó la existencia de un grupo criminal, en el que cada persona adoptaba una tarea concreta. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión