Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Más de la mitad de las 91 vacantes de interinos para médicos de familia se quedan sin cubrir en Aragón

Cemsatse pide al Salud incentivos económicos, jornadas flexibles y más oposiciones para ocupar estas plazas de difícil cobertura. En Utrillas, los vecinos se movilizarán si no se completa la plantilla del centro de salud.

Utrillas es la localidad aragonesa con mayor porcentaje de la población contagiada.
Imagen del acceso al centro de salud de Utrillas, donde ha quedado vacante una plaza de Medicina de Familia.
Jorge Escudero

Aínsa, Benabarre, Binéfar, Fraga, Graus, Ateca, AlbarracínBáguena, Monreal del Campo, Utrillas, Candasnos, Alagón y hasta la ciudad de Zaragoza (La Jota, Picarral y Torrero). Estos son algunos de los centros de salud aragoneses donde se han quedado sin cubrir plazas de médicos de familia en el llamamiento único realizado por el Salud para ocupar las vacantes tras el concurso de traslados, que se tienen que incorporar este lunes. Además, una larga lista de plazas para hacer guardias en atención continuada también han quedado libres.

En total, de los 91 puestos ofertados (interinidades, sustituciones de larga duración, eventuales y plazas reservadas) a los 179 aspirantes que estaban en bolsa, únicamente se han asignado 40, es decir, un 45%. Por sectores, en Alcañiz se han cubierto 2 de 10; en Teruel, 6 de 12; en Calatayud, 4 de 8; en Zaragoza (I, II y III), 16 de 43; en Barbastro, solo 1 de 10; y en Huesca, las 10 ofertadas.

Ramón Boria, delegado sindical de Cemsatse y presidente de la Junta de Personal de Huesca, lamenta el resultado del llamamiento "porque el Salud puso sus esperanzas en él para solucionar la falta de facultativos en el medio rural y zonas periféricas y visto el resultado, es un gran fracaso en la gestión de recursos humanos". A su juicio, esta situación es consecuencia de "errores estratégicos pasados" como cerrar el número de plazas en las facultades de Medicina, la escasez de residentes de Medicina de Familia "cuando tenemos posibilidad de doblar el número", o dejar marchar a estos al terminar su formación.

Boria exige al Salud que se siente a negociar con los sindicatos un plan "imaginativo" para cubrir estas plazas de difícil cobertura. Al respecto, propone establecer incentivos económicos, convocar oposiciones anualmente o permitir jornadas flexibles de 12 horas y tres días por semana "como se ha hecho en algunos hospitales periféricos durante la pandemia".

Admite que "lo más preocupante" son las vacantes de Familia como Binéfar, Fraga o Graus, por ejemplo, donde han quedado dos libres, "porque son centros grandes, de hasta 1.800 pacientes, más que incluso que algunas plazas de capitales". Y es que en el caso de las plazas para hacer guardias, "el resto de compañeros suelen suplirlas".

La plataforma vecinal Movimiento de Acción Rural (MAR) se mostró "altamente decepcionada" con la convocatoria al haber quedado vacante la plaza de Utrillaza y exigió a la DGA "que haga lo que tenga que hacer» para completar la dotación, si no, se movilizará. Añade que, a pesar “del esfuerzo titánico que está haciendo en la actualidad el personal médico y sanitario del centro médicos de Utrillas”, no se alcanza la calidad asistencial precisa, particularmente en la actual situación de pandemia.

La escasa plantilla de médicos de Utrillas propició el pasado mes de enero una recogida de firmas vecinal para reclamar una solución que consiguió 1.500 apoyos. El vecindario y el Ayuntamiento denuncian que en el centro de salud hay tres plazas por cubrir -una por jubilación, una por baja y otra por un permiso- y los refuerzos dispuestos por el Salud con dos médicos que pasan consulta tres días a la semana no cubren las necesidades de la población.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión