Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las residencias de Aragón registran 451 contagios de covid y 20 muertes durante el proceso de vacunación en enero

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha reconocido 36 brotes detectados el mes pasado y ha agregado que en las personas positivas tras vacunarse, posiblemente porque tenían el virus en ese momento, está siendo "mucho más leve" la enfermedad.

Mariví Broto compareció en las Cortes este miércoles a petición del PP
Mariví Broto compareció en las Cortes este miércoles a petición del PP
Cortes de Aragón

En enero, desde que empezó el proceso de vacunación en las residencias de Aragón, se han producido en estos centros 36 brotes de coronavirus después de administrar la primera dosis, que han afectado a 349 residentes y a 102 trabajadores, y han fallecido en los mismos 19 personas que podrían estar infectadas con anterioridad y no se había detectado antes de la vacunación.

Según ha explicado este miércoles en las Cortes la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, en una comparecencia a petición del PP, de los 36 brotes activos en residencias en las que se ha administrado la primera dosis, en 14 solo hay trabajadores positivos y en los otros 22 hay residentes y trabajadores, con 9 centros con único residente positivo.

Según los datos aportados por Salud Pública el pasado jueves, día en el que se actualizan, había en las residencias de mayores 53 brotes activos que afectaban a 1.012 residentes y a 292 trabajadores, todos ellos positivos en coronavirus, pero de ellos, según Broto, solo 36 corresponden al mes de enero mientras que los 17 restantes eran de brotes anteriores a la administración de la primera dosis de la vacuna.

La consejera ha valorado que la situación en las residencias ha mejorado gracias a la vacunación, con la que no ha habido "ningún problema" y el pinchazo "ni les ha dolido" a los residentes después del sufrimiento que les ha producido la pandemia, y ha agregado que en las personas positivas tras vacunarse, posiblemente porque tenían el virus en ese momento, está siendo "mucho más leve" la enfermedad.

"Con los datos de la semana pasada se observa que hay muchos menos trabajadores y residentes contagiados en las residencias que han sido ya vacunadas" con primeras dosis y donde los brotes han salido después y en muchos de ellos con una persona, ha resaltado la consejera.

La vacunación "no se suspende nunca"

Broto ha recordado que se ha administrado la primera dosis al 93 % de las residencias de Aragón y la segunda ya al 35 %, y que la vacunación "no se suspende nunca" y se sigue vacunando a las personas aunque sean positivas, lo que únicamente se deja de hacer si así lo decide Salud Pública cuando hay una persona positiva con síntomas que se consideran "importantes".

"Con las vacunas que tenemos, Aragón es la primera comunidad en vacunación", ha resaltado Broto, quien ha considerado que la gestión del proceso se está haciendo "muy bien", aunque ha mostrado su deseo de que los cerca de 1.900 trabajadores de residencias que no se han querido vacunar hasta el momento lo hagan para lograr una mayor inmunidad.

En su intervención, la diputada popular Marian Orós había reclamado a Broto que se "minimizara" el riesgo de contagios en residencias en este mes que queda para alcanzar, previsiblemente a principios de marzo, el total de la vacunación con medidas como la realización de test rápidos de antígenos "casi a diario" en estos centros o la instalación de medidores de CO2.

Unas medidas "sanitarias" para las que la consejera tendrá siempre en cuenta -ha aseverado- "la opinión de Sanidad y Salud Pública" para su puesta en marcha, lo que no han adoptado, y que pueden dar "una falsa seguridad".

En este sentido, ha señalado la necesidad de dar "seguridad al sistema" de residencias y ha apuntado que desde que empezó la pandemia han entrado "más de 2.000 personas" de nuevo en los centros.

La consejera ha valorado que la transmisión comunitaria ha sido "muy fuerte" en la pandemia en estos centros, donde se produjeron el 40 % de los contagios en la primera ola, que han bajado al 10 % en la actualidad, lo que ha sido posible gracias al esfuerzo y trabajo realizado en prevención, sectorización o desinfección de los mismos, así como al desarrollo de plantes de contingencia o los centros covid que han atendido a 1.417 personas desde el inicio de la pandemia, 522 en la primera ola.

"Normalización" en los centros

Una vez concluida la vacunación en las residencias "cambiará la vida de las mismas" y llegará la "normalización" dentro de los centros, en los que ahora no se pueden hacer actividades comunes, ha recordado, pero los residentes no podrán salir ni los familiares entrar como antes de la pandemia porque la sociedad "no estará inmunizada", ha advertido a la diputada popular que se había interesado por la desescalada una vez concluido el proceso de vacunación.

Orús, por su parte, ha reconocido en su intervención que la situación en las residencias ha mejorado con el "esfuerzo y desgaste" de los trabajadores de las residencias, para quien ha reclamado un plan de choque de ayudas psicológica una vez que termine la pandemia, con lo que Broto se ha mostrado de acuerdo, pero ha incidido en la necesidad de tomar más medidas ante el riesgo de contagios en este mes.

En este sentido ha señalado que aunque con la administración de la primera dosis de la vacuna la carga viral es menor, la inmunidad no llega hasta unos diez días después de la administración de la segunda, lo que, a su juicio, también puede crear "falsa seguridad". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión