Despliega el menú
Aragón

Repollés calcula que a finales de febrero estarán inmunizados 70.000 aragoneses

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha defendido este miércoles el plan de vacunación contra la covid-19 en Aragón.

Sira Repollés comparece en rueda de prensa
Sira Repollés comparece en rueda de prensa
Heraldo.es

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha defendido este miércoles el plan de vacunación contra la covid-19 en Aragón, que cuenta desde hace dos semanas con una base de datos de pacientes a partir de 80 años a los que administrar las dosis sobrantes, y prevé que con los viales garantizados hasta finales de febrero estén inmunizados 70.000 aragoneses.

La consejera ha comparecido a petición propia en el Pleno de las Cortes para explicar el plan de vacunación, y también a petición de la diputada del PP, Ana Marín, que ha negado que exista ese plan de vacunación con protocolos y estrategia "clara" en la comunidad, y de y Susana Gaspar, de Cs, que ha reclamado un plan "nacional con criterios únicos y comunes" para todas las comunidades.

Ambas han criticado además que Salvador Illa haya "abandonado el barco", en palabras de Marín, mientras que Gaspar ha apuntado que al ritmo actual de vacunación, el 70 % de la población no se alcanzará en España este verano sino en el de 2023, según informes técnicos.

Repollés ha aseverado que el plan de vacunación de Aragón, acorde con el fijado por el Ministerio a nivel nacional y en consonancia con el de otras comunidades, únicamente está condicionado por el suministro de las vacunas y las características técnicas de las mismas, que incluye 15 grupos de priorización y una base de datos con las personas mayores de 80 años a las que se les administran las dosis sobrantes.

Esta semana se ha empezado a agendar, ha dicho, a estos mayores de 80 años y grandes dependientes incluidos en el nivel 2, a los que se vacunará a partir de febrero, y prevé que se cierren las características técnicas necesarias para trasladar los viales y administrarlas, ya que se empezará con las personas que se puedan movilizar.

"No hay falta de previsión", ha reiterado Repollés, quien ha apuntado que, excluidos los menores de 16 años a quienes no se vacuna "salvo excepciones", la población diana en Aragón es de 1,1 millones de personas, de las que el 70 %, según las previsiones, deberían estar vacunadas a finales de verano, es decir, 780.000.

En marzo prevé que se reciban 60.000 vacunas de Pfizer y queda por saber la previsión de la vacuna AstraZeneca que será la que se inoculará a los estudiantes de medicina en prácticas, incluidos dentro del personal especial, dado que pese a producir menos inmunidad "reduce más la transmisión".

Repollés ha apuntado que a fecha de hoy están vacunados la práctica totalidad de los residentes y trabajadores de centros residenciales incluidos, con garantías, en los que puede hacer un brote abierto, así como los profesionales de atención primaria y los de primera línea, y se sigue vacunando al personal de la Especializada tanto en la sanidad pública, donde se alcanzará el 50 % esta semana, como de la privada, con cerca del 30 % ya.

Se prevé que la segunda dosis se acabe de poner en residencias y atención primaria en la segunda semana de febrero, ha añadido la consejera, que en respuesta a las diputadas de PP y Cs ha apuntado que no se inocula en fin de semana "porque no hay vacunas".

Respecto a las críticas de ambas en relación con el recorte en el reparto de vacunas por parte del Ministerio, ha defendido Repollés que se priorizó "por solidaridad" para que se pusiera en las residencias en las que se había administrado la primera dosis en las comunidades que no disponían de ellas y que la más favorecida fue la Comunidad Valenciana, que recibió el 57 % de las previstas y el resto el 50.

Por ello ha defendido también la reserva estratégica de Aragón, que ha permitido poder seguir vacunando "sin modificar el plan" y que ha obligado a reducir las 10.000 unidades iniciales a las 4.000 actuales porque no han llegado más y se han tenido que utilizar esas 6.000.

En respuesta a Gaspar, que ha acusado al Gobierno de Aragón "de volver locos con los datos" a los aragoneses, que se preguntan "por qué se están administrando más vacunas de las que se tienen", la consejera ha apuntado que desde el primer momento han sacado "6 dosis, a veces 7" de cada vial de Pfizer y "también 11 de la de Moderna", lo que permite el uso de las jeringuillas de Nacatur y el buen hacer de los profesionales sanitarios, y por tanto, "cuantas más dosis recibes el porcentaje sobre la reserva es menor, es matemática pura".

Repollés también ha reiterado hoy que no entrará en "una caza de brujas" respecto a las personas que hayan podido vacunarse antes de tiempo porque no le consta que nadie haya "tomado decisiones a sabiendas de que son injustas o reprobables" y ha aseverado que tanto ella como su equipo "esperarán su turno". 

Etiquetas
Comentarios