Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Los centros de salud, ante la nueva ola: "Era evidente que pasaría y va a ser un tsunami"

Médicos de Atención Primaria prevén un aumento de casos y alertan de que las próximas semanas serán complicadas.

Varias personas esperan su turno para entrar al centro de salud de Sagasta, en Zaragoza.
Varias personas esperan su turno para entrar al centro de salud de Sagasta, en Zaragoza.
Toni Galán

Más consultas por sospecha de covid, más pruebas diagnósticas, campaña de vacunación en residencias, atención por otras patologías, visitas a domicilio… Así se vive una jornada en cualquier centro de salud de la Comunidad, el muro de contención en la pandemia del coronavirus antes de que la presión asistencial llegue a los hospitales y donde desde hace días está aumentando el número de pacientes con síntomas compatibles con esta infección, un incremento directamente vinculado al repunte de infectados en Aragón.

Desde Las Fuentes Norte, en Zaragoza, el médico de Familia Antonio Aísa reconoce que están aumentando los pacientes con cuadros respiratorios. Solo el pasado martes hubo 35 consultas por este motivo, que arrojaron 12 resultados positivos en covid, alrededor del 30%: "Son familias enteras, y lo peor es que cada positivo da 15 contactos". Según afirmó, "vienen semanas muy malas" en la evolución de la crisis sanitaria y auguró repuntes en la cifra de contagios que podrían alcanzar, e incluso superar, los 800 infectados diarios. "Era evidente que pasaría y va a ser un tsumami", avanzó. Para Izarbe Galindo, médico de Familia en el centro de salud de Sabiñánigo y vocal de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (Samfyc), esta nueva ola, que es la cuarta en la Comunidad, "se veía venir" porque "al relajarse las medidas en Navidad ha permitido que muchas personas se hayan juntado para comer o cenar". De hecho, la mayoría de los focos de contagio, relató, se han producido en reuniones de familiares y amigos: "Procuramos tener localizados todos los casos que van surgiendo para aislar cuanto antes a los contactos e intentar que esto se extienda lo mínimo posible". En su centro de salud están registrando "muchas llamadas por síntomas compatibles con coronavirus" y, en consecuencia, han tenido que incrementar el número de pruebas de antígenos y PCR: "Como ya llevamos mucho tiempo trabajando en esto, tenemos una dinámica de trabajo establecida y está siendo un poco más sencillo que al principio".

Para Isabel Renales, coordinadora del centro de salud Bombarda, de momento van viendo "un aumento de casos y contactos". "No sabemos cómo va a ser la evolución, pero nos tememos que irá aumentado", adelantó. Algo previsible, dijo, "tras las reuniones de Navidad". Un incremento de consultas por sospechas de covid que han apreciado también en el centro de salud de Parque Roma, según trasladó Leandro Catalán, presidente de los Sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón (CESM y Fasamet). Al mismo tiempo, Antonio Aísa añadió que por el momento no han recibido ninguna instrucción para reducir la atención no urgente, dijo, una situación que se podría repetir en el caso de que siga aumentando la presión asistencial por covid. En su opinión, "todo el mundo sabe lo que hay que hacer, y el 90% cumple, pero un 10% no". Además, "hay mucha prohibición, pero ningún liderazgo ni control".

Por otra parte, las llamadas que recibe a diario el Centro Coordinador de Urgencias (CCU) del 061 Aragón por covid-19 son el reflejo de la evolución epidemiológica de la pandemia en la Comunidad. Desde este servicio explicaron que, por el momento, las llamadas covid se sitúan por encima de las 300 desde el pasado 28 de diciembre pero sin llegar a 500 más de cinco días seguidos, que marcará su segundo punto de refuerzo.

Esperas en la calle con temperaturas bajo cero

Las bajas temperaturas que está registrando estos días toda la Comunidad aragonesa no acompañan las esperas que tienen que soportar en algunos centros de salud los pacientes que acuden a la toma de muestras para las pruebas PCR. Este jueves, por ejemplo, en Zaragoza, el termómetro a media mañana marcaba un grado bajo cero.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), reclamaron hace meses al Salud "espacios centralizados" en cada sector para las pruebas PCR para descongestionar los ambulatorios. El responsable autonómico de Sanidad de este sindicato, Evangelino Navarro, solicitó espacios adecuados para la vacunación de la covid a la población general "para poder solucionar el problema de la falta de profesionales". Ante la falta de enfermeros en la bolsa de trabajo, dijo, "sería interesante que los 106 que se contrataron como rastreadores sean sustituidos por fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales o técnicos superiores en archivo y documentación y que los enfermeros pueden hacer trabajo asistencial o dedicarse a la vacunación"

Etiquetas
Comentarios