Aragón
Suscríbete

aragón

Berta Gonzalvo: "Desde el prisma científico, sería una aberración pensar en la abolición del plástico"

La directora de investigación del centro tecnológico aitiip, referencia de miles de empresas, se muestra optimista de cara al futuro y apuesta por la necesidad de un material que "es de origen orgánico".

Berta Gonzalvo sostiente un recipiente con virutas de plástico en una nave de Aitiip, en el polígono Empresarium.
Berta Gonzalvo sostiente un recipiente con virutas de plástico en una nave de Aitiip, en el polígono Empresarium.
Guillermo Mestre

¿QUIÉN ES?

Directora de Investigación del Centro Tecnológico Aitiip (Asociación de Investigación Taller de Inyección de la Industria del Plástico). Berta Gonzalvo Bas (Zaragoza, 1976), ingeniera industrial por la Universidad de Zaragoza, completó estudios de alta dirección y liderazgo por la Escuela Internacional Aliter. Lleva 18 años en contacto con más de 3.000 empresas.

Investigación. Palabra mayor. Asunto crucial para el progreso de la humanidad. Aragón tiene su corazón.

¿De qué manera se prevé que afecte a este sector la pandemia y sus consecuencias derivadas?

Yo tengo una visión positiva sobre lo que nos deparará el futuro. Han sido meses de inestabilidad, de incertidumbres, de poca circulación de dinero. En Aitiip, que es un centro tecnológico cien por cien privado, sentimos lo que sucede del mismo modo que lo hacen la mayoría de las empresas. Es un presente complejo, de revisión total de los proyectos. Pero soy optimista.

¿Las tareas que estaban en marcha en marzo se colapsaron?

No. En nuestro sector no. Continuamos adelante en todo, aunque haya habido cierta ralentización en las líneas de I+D. Nuestros servicios tecnológicos siguen activados en su totalidad.

¿En qué sectores están trabajando de manera principal?

El plástico. Es un material que está presente en todos los sectores. Desde los transportes, automoción -en donde Aragón es un polo clave en Europa-, aeronáutica, energía, alimentación, cosmética, textil, envases, embalajes...

En ese listado hay nichos de negocio muy tocados por la crisis.

Sí, es obvio que se han dejado de matricular muchos coches, o que los viajes en avión se han reducido de forma muy drástica, por citar dos de los más afectados. Hasta 2023 no se espera que se puedan recuperar cifras de cierta normalidad en esos ámbitos. Quizá puedan extenderse hasta 2025.

Sin embargo hay otros que sí se están beneficiando de las nuevas costumbres del día a día de las personas.

Ha habido un cambio de tendencia en el consumo. Estamos utilizando muchos envases de un solo uso porque se ha potenciado el comercio por internet, sobre todo en la alimentación.

El plástico lleva años demonizado y, sin embargo, es imprescindible.

Con la covid, se ha visto que el plástico es muy necesario en nuestras vidas.

¿Se podría llegar a vivir sin plástico?

Yo creo que es imposible prescindir de elementos plásticos. No hay que olvidar que esto forma parte de la biotecnología, es un error pensar que el plástico surge artificialmente: es un derivado del petróleo, una materia orgánica. Sería una aberración pensar en la abolición del plástico. Lo afirmo desde el punto de vista científico.

Las eras de la piedra, del hierro, de la madera... ¿qué supone la del plástico para la humanidad en el siglo XXI?

Hoy es fundamental para cuestiones relativas con la seguridad, la salud, la versatilidad como material, las multifunciones en la vida. Lo que hay que mejorar es que sea algo sostenible.

¿Se podrá algún día degradar al cien por cien y con celeridad?

Esa es una de las líneas de I+D más importantes en las que estamos trabajando. En Aitiip estamos inmersos ahí de lleno. Las imágenes de los océanos, de los ríos, los vertederos... son reales y ponen en entredicho al plástico. Eso ha de tener una solución a futuro.

¿Cuál será la estrategia?

Hay que fabricar las cosas con el plástico justo, sin sobredimensionar su uso. El reciclado, bien separado, da una segunda vida al material. Hoy, el 40% de lo desechado se convierte en otra pieza útil con su tratamiento. En 2030, la estrategia mundial prevé aumentar ese porcentaje al 50%. Para nuestros nietos quedará el reto de llegar al 100%.

¿Cómo se degrada el plástico?

Con enzimas. Química orgánica. Proceso utilizado hace siglos para elaborar quesos. Se obtienen de microorganismos que hay en la naturaleza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión