Despliega el menú
Aragón

violencia doméstica

Los expedientes abiertos a menores por violencia contra sus padres suben un 9% en Aragón

Por comunidades, es Andalucía la que encabeza el número de expedientes a menores.

Mil cerebros adolescentes y un dilema moral
El 71,11 % presenta el problema cuando los hijos tienen entre 12 y 18 años.
HA

El número de expedientes abiertos a jóvenes por violencia filio-parental subieron en Aragón de 152 en 2018 a 166 registrados en el último año, un 9,21 % más, según un informe realizado por la Fundación Amigó, que subraya el "grave problema social" que supone, dado que solo se denuncian los casos más graves, entre un 10 y un 15 %.

Según el estudio 'Violencia filio-parental en España. Datos 2019', en el conjunto del país se produjeron el pasado año 5.055 procedimientos a menores por violencia contra sus padres o madres, un 4,6% más que durante 2018, y este tipo de delitos ya supone el 17,8% del total de los expedientes abiertos a menores.

Por comunidades, es Andalucía la que encabeza el número de expedientes a menores por este tipo de delito, con 1.136 durante 2019, seguida de la Comunidad Valenciana con 837, Comunidad de Madrid con 687, 514 en Canarias y 312 en Cataluña.

En Aragón, los 166 expedientes del pasado año se concentran en su mayoría en la provincia de Zaragoza, con 140, 21 en Huesca y 5 en Teruel.

Irene Gallego, psicóloga de Fundación Amigó, incide en que estos datos solo señalan las situaciones más graves y en la necesidad, por tanto, de la labor de sensibilización y prevención que evite la instauración de la violencia en el ámbito familiar.

La Fundación Amigó ha realizado además un proyecto de investigación para conocer el perfil de las personas que viven situaciones de violencia filio-parental y ha analizado diferentes factores de riesgo que influyen en la incidencia de este tipo de violencia, así como la modificación de la conducta paternal para evitar el conflicto, la no aceptación de la autoridad, el maltrato psicológico y la violencia física.

Una investigación en la que ha participado una muestra de más de 1.000 personas y que concluye que la media de edad de los hijos es de 15 años y medio, la de los progenitores es de 46 años y medio y que el 71,11 % presenta el problema cuando los hijos tienen entre 12 y 18 años.

En el 63 % de los casos la violencia era ejercida por los hijos y en el 37 % por las hijas, y en el 30,53 % de los casos se trata de hijos únicos.

En el 74,01%, los hijos han disminuido su rendimiento escolar y en el 16,81 % de los casos, los hijos han sufrido acoso escolar.

Otras conclusiones del estudio apuntan que en el 64,35 % de los casos los hijos presentan algún tipo de adicción y en el 40,87 % han sido testigos de algún tipo de violencia. 

Etiquetas
Comentarios