Despliega el menú
Aragón

negociación colectiva

La pandemia retrasa la negociación del 80% de los convenios en Aragón, advierten los sindicatos

Las restricciones a la hora de reunirse las partes y la incertidumbre sobre lo que va a ocurrir ha paralizado el diálogo entre las empresas y la representación de los trabajadores

Imagen de archivo, de final de julio, cuando se firmó el convenio del Metal para Zaragoza y provincia, marco de referencia para la mayor parte d empresas del sector. De izquierda a derecha Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO; Javier Ferrer, de la patronal, y José Juan Arcéiz, de UGT Aragón
Imagen de archivo, de final de julio, cuando se firmó el convenio del Metal para Zaragoza y provincia, marco de referencia para la mayor parte d empresas del sector. De izquierda a derecha Ana Sánchez, secretaria general de Industria de CC. OO; Javier Ferrer, de la patronal, y José Juan Arcéiz, de UGT Aragón
Oliver Duch

El convenio del metal en la provincia de Zaragoza es de los pocos que se han salvado de la parálisis que en negociación colectiva ha supuesto la pandemia. «Se firmó en julio porque prácticamente estaba negociado antes de esta crisis sanitaria, pero algo más del 80% de los convenios sigue paralizado a poco más de un mes para que acabe el año», destacó Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón. «En el ámbito confederal en todo 2020 se han negociado 192 convenios mientras en cualquier año normal por estas fechas estábamos en los 2.000», indicó. La imposibilidad de hacer reuniones presenciales por las restricciones impuestas y la incertidumbre en el corto y medio plazo, ha dejado «colgados» muchos convenios y pactos de empresa, remarcó.

«Está todo muy retrasado. Se paró la negociación con la pandemia y en muchos casos no se ha retomado», coincidió José Juan Arcéiz, responsable de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) en UGT Aragón. «El convenio del Metal en Huesca y Teruel sigue pendiente, también el de las panaderías en Zaragoza, el del sector del vino y muchos otros», apuntó. «La negociación colectiva tiene que reactivarse pero la incertidumbre grande que hay lo complica mucho». Lo fundamental, a su juicio, que toca negociar ahora es «el mantenimiento del empleo: en los convenios sectoriales pedir los incrementos que correspondan y en los de empresa ir caso a caso porque cada una ha sufrido la pandemia de forma distinta».

«Habrá que emplearse a fondo», dijo, «para que no paguen los de siempre, los trabajadores». «No podemos permitir que ocurra lo mismo que en la anterior crisis» añadió Pina, de CC. OO., en que se devaluaron tanto los salarios que se contrajo la actividad económica y el consumo». Aunque, admitió, «no va a ser fácil retomar la negociación porque nadie sabe ni cómo ni cuando va a escampar esto». 

De hecho, recordó , «los sindicatos habíamos pedido una prórroga para negociar el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC), el marco de referencia y la patronal ha dicho que no». Es previsible que en septiembre comiencen las conversaciones para renovarlo. 

«La negociación colectiva está paralizada» evidenció también OSTA: «En Adient Seating, La Bella Easo-Bimbo, etc, están con convenios vencidos, y en otras empresas importantes como Nurel, CAF, Mann+Hummel o BSH tienen que comenzar a negociar ahora en diciembre», precisó Jorge Ruiz De Lazcano, responsable de Industria en este sindicato. «Valoramos como una opción realista la posibilidad de prorrogar los convenios y pactos de empresa durante 2020 pactando únicamente un incremento salarial acorde a la última media en Aragón, del 1,9%».

 

Se trataría, explicó Ruiz De Lazcano de retomar la negociación en 2021, añadió, cuando la «realidad» esté algo más normalizada dado que «hay sectores que están trabajando proporcionalmente más que en años anteriors ( alimentación, logística y paquetería); otros que están aguantando con un impacto relativo como construcción, automoción o transporte de mercancía; y por último sectores con un gran impacto como la hostelería, el comercio, el turismo, la cultura o el transporte de viajeros.

"Esta situación de parálisis no beneficia a nadie"

Francisco Javier García, portavoz de UGT en la mesa de negociación del convenio de Saica Non Stop (que venció a final de 2018 y está prorrogado), criticó que «la parálisis en la negociación no beneficia a nadie». En el caso de su empresa, «después de ocho meses de parón, hemos tenido cinco reuniones», explicó, y «no hemos hablado de incremento salarial sino de extender nuestras condiciones al máximo de gente posible» en referencia a los 35 de ETT que se contratan cada año y que podrían dar lugar a un sexto turno. «La empresa nos ha dicho que es inasumible, pero el coste de hacerlos fijos supone menos del 0,5% de la facturación media de los últimos años». Así las cosas, la próxima reunión es en diciembre. Mientras tanto, la negociación del convenio estatal del papel se retoma el 25 de noviembre.

Etiquetas
Comentarios