Despliega el menú
Aragón

Opinión

Turismo de confinamiento 

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 16/11/2020 A LAS 02:00
Plaza del Pilar vacía el pasado 23 de marzo.
Plaza del Pilar vacía el pasado 23 de marzo.
José Miguel Marco

El sector turístico aragonés ha perdido un millón y medio de visitantes y tres millones de pernoctaciones. El descenso medio de viajeros es del 51% y el de pernoctaciones, del 47%. Los que más han perdido son los hoteles. Y las perspectivas para el final de año no son mejores. Las restricciones sanitarias para hacer frente a la covid-19 se extenderán previsiblemente, con más o menos intensidad, según la evolución de las cifras de contagios y hospitalizaciones, durante unos cuantos meses más. Hay que habilitar las ayudas necesarias para que las empresas pueden resistir e incluso prepararse ya para cuando la llegada de la vacuna permita recuperar el pulso viajero.

El turismo es un sector económico que progresivamente ha ido ganando peso en el PIB aragonés durante los últimos años. La pandemia del coronavirus lo ha castigado con dureza desde marzo, sobre todo en los periodos en que las restricciones sanitarias han limitado la libertad de movimientos. Las perspectivas para la próxima campaña de invierno en la Comunidad, en la que está en juego la llegada de más de 200.000 viajeros y más de 500.000 pernoctaciones durante la temporada de diciembre a marzo, no se intuyen halagüeñas. De hecho, las agencias de viajes auguran un fin de año de ‘cero ventas’ de turismo vacacional. El sector solo se recuperará cuando una campaña amplia de vacunación proporcione garantías de seguridad sanitaria.

Esta lenta recuperación de la actividad obliga a replantear estrategias públicas y empresariales en condiciones más difíciles de lo esperado. Es crucial mantener vivas las líneas de avales y créditos que sostienen el consumo y la actividad de industrias auxiliares y mantener los ERTE como mecanismo de seguridad en el empleo. Además, hay que empezar a elaborar planes y programas de promoción para coger ritmo en cuanto sea posible.

Etiquetas