Despliega el menú
Aragón

Dana pone en marcha otra línea de producción y contrata a 30 eventuales

La proveedora de pantallas termoacusticas para el motor piensa incorporar un turno de sábado mañana y tarde a finales de este mes

Un trabajador en las instalaciones de Dana en Malpica
Un trabajador en las instalaciones de Dana en Malpica
Guillermo Mestre

Por ahora, la automoción es uno de los sectores que mejor se está reactivando. Prueba de ello es que la fábrica de Dana, en Malpica, que produce pantallas termoacústicas para motores, acaba de poner en marcha su tercera línea de producción y contratar a 30 trabajadores de forma temporal. «La instalamos en julio, pero la acabamos de arrancar y necesitábamos más personal para dar salida al volumen que los fabricantes nos están demandando. Tenemos 22 proyectos en marcha», señaló Alfonso Orduna, director general de la planta, que cuenta con más de 300 empleados y trabaja sobre todo para Katcon, proveedor en la República Checa, y Faurecia y Eberspächer, aunque suministran a casi todos los fabricantes de coches.

«Teníamos un ERTE hasta el 30 de septiembre pero ni en julio, agosto, ni este último mes hemos tenido que utilizarlo. Estamos toda la plantilla al completo y hemos tenido que incorporar a más», explicó. «No sabemos lo que durará esta racha porque está habiendo una segunda oleada de contagios en Europa y aquí trabajamos mayoritariamente para la exportación, pero de momento tenemos volumen de trabajo y las perspectivas son buenas», dijo.

«Ahora estamos a tres turnos durante la semana, pero queremos incorporar el de sábado mañana y tarde ya a finales de este mes», indicó Orduna, convencido de que este año, pese a estar un mes cerrados, el del confinamiento, y dos con poca gente en la fábrica, van a superar los 7 millones de piezas que fabricaron el año pasado, entre pantallas para motores y juntas de culata tanto en equipo original como en recambio, y confía en poder acabar 2020 con cifras muy similares de facturación, cercanas a los 50 millones.

Alfonso Orduna reconoció que «con los sindicatos se ha hecho un buen trabajo en lo que a protocolo de seguridad se refiere y en la fábrica han tenido muy pocos casos de coronavirus». «Y los que ha habido –subrayó– han sido fruto no del entorno laboral sino de los contactos mantenidos fuera del trabajo».

Confiando en que esta crisis sanitaria no les trastoque los planes, Orduna destacó que la puesta en marcha de esta tercera línea de producción ha supuesto una inversión de 5 millones de euros. En concreto, la nueva línea, avanza el director de la planta, está pensada para lanzamientos de Daimler y Renault. La tercera línea, insistió, les dará aún más volumen, y si la pandemia, no lo impide, les permitirá seguir creciendo.

Etiquetas
Comentarios