Aragón
Suscríbete

crisis del coronavirus

Críticas y recelo ante la nueva ley que permite contratar médicos sin el mir y extracomunitarios

El Colegio de Médicos de Zaragoza asegura que "estará vigilante" ante esta medida excepcional aprobada para paliar la falta de profesionales durante la pandemia.

Los nuevos residentes del hospital Miguel Servet, acceden al acto de bienvenida.
Acto de bienvenida a los nuevos residentes del hospital Miguel Servet.
TONI GALAN

Los profesionales sanitarios han alzado la voz contra el real decreto aprobado hace unos días por el Consejo de Ministros que permite a las comunidades autónomas y al Instituto Nacional de Gestión Sanitaria contratar de forma excepcional a médicos graduados que no han cursado el mir y carecen de título de especialista así como a facultativos extracomunitarios. Fuentes del Departamento de Sanidad informaron de que en Aragón "en principio no se cree que vaya a dar mucho margen de contratación" porque no se estima "que haya muchos profesionales que cumplan los requisitos en la Comunidad".

La presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza (COMZ), Concha Ferrer, pide la retirada de este real decreto sobre medidas urgentes en materia de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 y adelanta que la institución colegial "estará vigilante" ante la "protección de los propios pacientes". Este colegio profesional suscribe así el malestar expresado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos ante este decreto que, según añadió Ferrer, se ha redactado "sin consultar previamente con los profesionales sanitarios". 

Traslada así su "preocupación e inquietud" por la modificación de una ley que supondrá facilitar el ejercicio a quienes no tengan el título de especialista". El Colegio de Médicos de Zaragoza lamenta además que se adopten este tipo de medidas "sin contemplar acciones para paliar la precariedad y temporalidad de miles de facultativos a través de procesos de regularización que mejoren la situación de los profesionales y reconozcan su esfuerzo". 

Por otra parte, el COMZ considera "intolerable e inadmisible" que el texto legal permita a cada comunidad autónoma que el personal de enfermería que presta servicios en centros hospitalarios pase a ambulatorios de su área de influencia para realizar las funciones propias de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, de forma excepcional y transitoria, por insuficiencia de personal médico de Atención Primaria. 

En este sentido, Luis Miguel García, presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (Samfyc), calificó el decreto como "una gran aberración". "La ignorancia –dijo– es muy atrevida. Es verdad que hay un problema que hay que solucionar (en referencia a la falta de personal), con más profesionales, con extracomunitarios que han acabado la residencia o reorganizando los recursos". Y eso requeriría, añadió, "volver a generar otra Atención Primaria desde 0, porque lleva 20 años haciendo aguas". Esta medida sería solo "poner más parches" porque "si los contratados no tienen conocimiento supondría un problema mayor porque no tienen formación ni capacidad para solucionar problemas, y lo que harían sería saturar las urgencias". Además, García criticó que "no es normal que cobraran más que un residente que ha aprobado el mir y se está formando como Médico de Familia", tras seis años en la Universidad y cuatro en la especialidad: "No veo sentido a boicotear el propio sistema".

Falta de profesionales

La falta de profesionales sanitarios es un problema que se ha agravado durante esta pandemia del coronavirus, sobre todo, en la época estival, por las vacaciones del personal y las bajas. La consejera de Sanidad, Sira Repollés, aseguró este miércoles que esta carencia se padece a "nivel nacional" y reconoció: "En estas fechas nos hemos visto obligados a realizar una intensificación de tareas muy importante y para ello los recursos humanos han tenido que ser aumentados, probablemente no haya sido suficiente".

Asimismo, recalcó que en estos momentos en la Comunidad no existe "absolutamente ninguna restricción en las contrataciones" y que no hay en la bolsa de trabajo "ningún personal sanitario que esté pendiente de contratación". Por este motivo planteó que se puede recurrir a hacer llamamientos a otras comunidades, "que probablemente estén en la misma situación" que Aragón. E indicó que habrá que plantear "algún tipo de incentivos, horarios y flexibilizaciones" para intentar cubrir esta carencia. "Estamos muy preocupados por este tema e intentaremos solucionarlo de la mejor manera posible", concluyó Repollés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión