Despliega el menú
Aragón

gente de la tierra

Lúpulo Aragón y su meta de ser un referente para los cerveceros

Paco Maicas es el responsable de esta empresa ubicada en Daroca y pionera en la producción de este producto dentro de la región.

Paco Maicas es el primer productor de lúpulo en Aragón.
Paco Maicas es el primer productor de lúpulo en Aragón.
P.M.

Paco Maicas es una persona inquieta y emprendedora que, además de agricultor, ha trabajado y trabaja en otros muchos sectores. Solo así se entiende el hecho de que en el año 2014 se embarcara en la incierta aventura de poner en marcha una plantación de lúpulo en Daroca, localidad zaragozana situada a más de 9.000 kilómetros de distancia de China, el país originario de esta planta, que es fundamental en la elaboración de cerveza y que requiere para su cultivo de un clima templado y que crece principalmente en Alemania, EE. UU. y China.

Él nunca había oído hablar de esta especie de la familia de las cannabáceas, hasta que en el año 2013 acudió a una jornada de biodiversidad agraria en Daroca, que impartía Sergio Ruiz, de la cervecera Cierzo, donde abordaron el tema de la cerveza artesana. "Al salir de la charla estuvimos hablando y me picó la curiosidad, así que decidí apostar por el cultivo en mi zona, el valle del Jiloca, donde hay mucha humedad. Aunque la gente me decía que no iba a funcionar, yo me afané para lograrlo, sobre todo porque descubrí que por aquí había mucho lúpulo silvestre, lo que nosotros conocemos como zarzaparrilla", explica el responsable de la empresa Lúpulo de Aragón.

Siete años después, Paco Maicas cultiva una hectárea y media de lúpulo que comercializa gracias al boca a boca y al hecho de que lo conocen y trabajan con él muchos artesanos cerveceros de todo Aragón y también de Cataluña y Valencia. "Normalmente, produzco alrededor de 1.000 kilos de lúpulo al año, pero, en esta cosecha, las condiciones climáticas han sido muy malas y la cosecha apenas se ha llegado a los 200 kilos. Toda la producción la comercializo entre pequeños productores, nunca a grandes multinacionales porque no quiero que otros se enriquezcan con el trabajo que yo hago", explica este productor aragonés, quien lleva un tiempo investigando el desarrollo de una planta de lúpulo local que se adapte mejor al terreno y cuyos resultados son muy buenos, con respecto a otras variedades actuales.

Colaboraciones

Su lúpulo ha servido para poner en marcha iniciativas muy originales, como la elaboración de una cerveza estilo IPA, cien por cien aragonesa que hizo en colaboración con La Malteadora y la cervecera Golden Promise. "Cuando echo la vista atrás, a pesar de las vicisitudes que he vivido, pienso que estoy disfrutando de una aventura tremenda, que me ha permitido conocer a mucha gente y aprender mucho de este apasionante mundo. No hay nada que me guste más pasear por la plantación cuando las flores son grandes. La sensación de paz que se siente es única porque una de las características del lúpulo es que tiene un gran efecto tranquilizante", concluye.

Etiquetas
Comentarios