Despliega el menú
Aragón

aragón

"Le hemos dado la vuelta al hospital para luchar contra la covid"

Joaquín Costán Galicia, doctor en Medicina, especialidad de Neumología. Director médico del Hospital Universitario Lozano Blesa.

Aragón
Joaquín Costán, en la puerta del Hospital Lozano Blesa.
Oliver Duch

Pasan las semanas, los meses. Se avanza, pero la pandemia covidiana sigue ahí. También siguen luchando ahí en los hospitales. Joaquín Costán es director médico del Clínico Lozano Blesa.

Se estrenó como director del hospital el pasado 3 de febrero. Complicado debut con el maldito coronavirus... ¿Había visto una avalancha semejante?

Nunca. He visto pacientes con enfermedades infecciosas complejas a nivel respiratorio, pero algo como esto, nunca. Además, es muy difícil planificar.

¿Se han tenido que adaptar para luchar contra una enfermedad que nos pasaba por encima?

Así es. Le hemos dado la vuelta al hospital para luchar contra la covid. Por ejemplo, las urgencias tienen una limitación física. Si queremos mantener los pacientes que tenemos con sospecha con distancia de seguridad, al paciente lo ingresamos en una planta precovid o de sospecha. Hay una planta y media para las sospechas. Bloqueamos 45 camas. Luego tenemos tres plantas completas, que son 150 camas, para covid confirmados. Recuerdo que Infecciosos son habitaciones individuales.

¿Y la UCI?

En la UCI hay 34 camas convencionales con sus respiradores. Además, hemos sacado cuatro camas a la planta de Cardiología porque tienen monitorización para el post infarto inmediato, que normalmente se hacía en la UCI. Sobre 13 plantas en el hospital, hay tres ocupadas con covid positivo.

Incluso han ampliado el hospital al parquin...

En el parquin hay 20 camas. No lo hemos abierto aún. Es una zona de ampliación de las zonas de observación de Urgencias. El diseño es el de un hospital de campaña militar, pero es para apoyo a urgencias hospitalarias.

Qué esfuerzo...

Iban aumentando los ingresos con sospecha a finales de julio. Por el confinamiento hubo descenso de ingresos por otras causas y de actividad quirúrgica. Este hecho hizo que se pudieran ocupar más camas. Pero llegó un momento en el que, para mantener la actividad quirúrgica y patología no covid, no teníamos camas para sospechas. A finales de julio contactamos con el Ejército, con la Unidad Médica de Apoyo al Despliegue de la Base Aérea, y diseñamos el sistema. Ya ha pasado la inspección de Medicina Preventiva.

¿Cómo es la ampliación con equipamiento militar?

Venía de Afganistán… Está genial, climatizado, con doble aislamiento… Tiene la posibilidad de añadir un módulo de UCI. Si dentro de 15 días hay un repunte de casos, hecho que no sería ilógico, igual nos vemos obligados a abrirlo.

¿Teme al otoño?

Si se mantienen las medidas, puede ser un otoño estable. Desde luego, habrá aumento de infección respiratoria no covid, porque todos los otoños hay un incremento de virus respiratorios de otro tipo: virus respiratorios sincipiales, rinovirus, el virus de la gripe… Como neumólogo, espero que las medidas de evitación del coronavirus servirán a su vez para evitar otros virus.

Esta misma semana se han dado casos positivos en la cocina del hospital Miguel Servet…

Todo el personal del hospital tiene un riesgo determinado. Nosotros, cuando sale un caso en una planta no covid, se hace un barrido de estudio a todo el personal que asiste esas plantas.

¿Hay compañeros que han pasado por la enfermedad?

Claro. Ha habido médicos, enfermeras, personal en todos los sectores. Eso sí, el hecho de que el porcentaje de infectados en el hospital haya sido bajo es un motivo de satisfacción. Indica que los protocolos realizados por Prevención de Riesgos, por Medicina Preventiva, para evitar en todo lo posible el contagio han sido muy apropiados. El riesgo cero es no existe, pero estar por debajo del índice poblacional evidencia que las cosas se han hecho bien.

Se anuncian varias vacunas, incluida una española en Fase 2.

Hay que ser cautelosos. Una vacuna necesita su tiempo. Ojalá esté cuanto antes.

Etiquetas
Comentarios