Despliega el menú
Aragón

consumo

El consumo de café en cápsulas ha crecido en Aragón un 30% en los dos últimos años

A los aragoneses que se deciden por las cápsulas el kilo de café les sale, según el informe del MAPA, a 43 euros; mientras que el resto de café cuesta alrededor de 18,5 euros el kilo.

Cápsulas de café.
El 90% de las cápsulas de café sigue acabando en los vertederos.
Pixabay

Cada aragonés consumió, de media, 1,49 kilogramos de café en 2019, según el Informe de Consumo Alimentario, elaborado y presentado recientemente por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), casi un 5% más que el año pasado. Y es que a pesar de que los aragoneses no son muy cafeteros, pues de media cada español toma 1,61 kilogramos de café al año, el consumo de esta bebida ha ido aumentando a la par que el café en cápsulas ha ido ganando adeptos en los hogares aragoneses.

El consumo de café en cápsulas ha crecido un 30% en los dos últimos años y un 6% en el último ejercicio. Concretamente, cada aragonés toma, de media, 0,34 kilogramos de café en cápsulas al año; o lo que es lo mismo, en conjunto, los aragoneses consumen, según el mismo informe, más de 445 toneladas de cápsulas de café al año; cuando en 2017 tan apenas se superaban las 345 toneladas

Presente el café en un 65,5% de los hogares aragoneses, un 22,6% de estos lo elige en cápsulas. Un dato que resulta relevante, puesto que a pesar de que el consumo per cápita es más alto en el conjunto de España, pues cada español toma 0,36 kilos de café en cápsulas al año, las cápsulas solo están presentes en un 20,8% de los hogares.

El gasto también resulta mayor en Aragón. Mientras que en España el gasto en café por persona se sitúa en 23,18 euros al año, en la Comunidad es de 25,9 euros. Y es que los aragoneses gastan más en las cápsulas: 14,64 euros por persona frente a 12,64 euros, de media, en España. Por eso, no es de extrañar que muchos no se expliquen el auge de las cápsulas en los hogares, teniendo en cuenta el precio medio de estas, puesto que a los aragoneses que se deciden por las cápsulas el kilo de café les sale, según el informe del MAPA, a 43 euros; mientras que el resto de café cuesta alrededor de 18,5 euros el kilo.

Otros también se asombran del poco efecto que ha tenido las advertencias de asociaciones ecologistas, que alertan del grave problema medioambiental que suponen las cápsulas, dado que cada vez que se pulsa el botón de la cafetera la cápsula se convierte en un residuo. Un residuo, que como no se puede depositar en el contenedor amarillo, ha provocado, según datos de Nespresso, recogidos por eldiario.es, que la tasa de reciclaje sea solo de un 10%. Y esto a pesar de que las empresas que venden este producto han puesto en marcha diferentes puntos de recogida en las ciudades. Por ejemplo, Nestlé, propietaria de la marca Nespresso, llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Zaragoza en 2015 para que en los puntos limpios se incluyesen recipientes específicos donde depositar este tipo de envases: unos para las cápsulas de aluminio y otros para las de plástico. Eso sí, al quedar demostrado que el 90% de las cápsulas sigue acabando en los vertederos, se acaba de poner en marcha un proyecto piloto en la ciudad de Valencia para que los locales puedan tirar a los contenedores amarillos, pues se han adaptado las plantas de reciclaje para ello, los productos de aluminio y acero ligero, entre los que se encuentran las cápsulas de café de aluminio.

Sin embargo, otras compañías han querido poner su granito de arena y acabar con este goteo de residuos. Concretamente, en enero, la marca zaragozana Café Orús lanzó unas nuevas cápsulas compostables, capaces de degradarse por completo hasta convertirse en abono, alegando que “cada minuto se tiran a la basura 13.500 cápsulas de aluminio y plástico, o lo que es lo mismo, siete mil millones de cápsulas cada año que tardarán más de un siglo en reciclarse en forma natural”.

Y es que lo que ha quedado demostrado con el Informe de Consumo Alimentario es que a los consumidores les gustan las cápsulas y que además llegan a todas las edades. De hecho, en los hogares de los jubilados, donde el consumo de productos que les ayudan a hacer su vida más fácil aumentó, la compra de cápsulas de café en 2019 creció por encima de la media: un 17%.

Etiquetas
Comentarios