Despliega el menú
Aragón

agricultura

Unos 219 jóvenes, beneficiarios de 45.662 € de ayuda para trabajar en el campo aragonés

Las organizaciones valoran los 100 millones aportados desde 2016 para la incorporación de jóvenes al campo y exigen un apoyo íntegro al sector con otra PAC

El Gobierno aragonés concederá 10 millones en ayudas para la incorporación de jóvenes agricultores al campo.
El Gobierno aragonés concederá 10 millones en ayudas para la incorporación de jóvenes agricultores al campo.
S. E.

De un total de 254 solicitudes presentadas por jóvenes agricultores aragoneses a la quinta convocatoria de ayudas para la incorporación al campo se beneficiarán unos 219, según la resolución provisional que publicó ayer el Boletín Oficial de Aragón. Dotada con 10 millones de euros cofinanciados por la UE (fondo Feader), el importe medio por expediente aprobado asciende a 45.662 euros con ligeras diferencias a nivel de provincia. Así, Huesca, con 47.583 euros, es la provincia con mayores importes por expediente, ligados a una mayor propuesta inversora dada la mayor incidencia del regadío, explicó el Gobierno aragonés.

Por provincias, para Huesca se han aprobado 60 incorporaciones (un 88% de las presentadas), en la de Teruel, 78 (un 96%), y en la de Zaragoza, 81 (un 89% de las presentadas). Según el director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Jesús Nogués, «el apoyo a los jóvenes agricultores es una política clave para revertir el envejecimiento del sector». Además, destacó que contribuye a la «vertebración del medio rural» y recordó que desde 2016 la DGA ha puesto sobre la mesa 100 millones que han permitido la incorporación al campo de 1.500 jóvenes.

Desde UAGA, su secretario general, José María Alcubierre, indicó que son bastantes menos que en 2019 las solicitudes presentadas y que se debe a que el sector «lo está pasando mal». «De los que estamos mucha gente no puede seguir con la explotación. De ahí que haya menos jóvenes dispuestos a vivir de esto», señaló. La actual PAC no incita al relevo generacional, añadió. «O hay un cambio potente de la PAC o habrá menos posibilidades para todos», advirtió. «Solo el 0,4% de los perceptores de la PAC tiene menos de 25 años. Si no hay un cambio estructural de la Política Agraria Común ya puede haber ayudas a su incorporación porque lo van a tener muy complicado. Ellos y nosotros», concluyó.

««Ya denunciamos el estrangulamiento financiero que ha sufrido el Programa de Desarrollo Rural en estos últimos años, pero la partida que menos afección ha tenido es la de la incorporación de jóvenes al campo. Desde ese punto de vista, nuestra valoración es positiva», indicó Ángel Samper, secretario general de Asaja Aragón, si bien precisó «que la resolución es todavía provisional y que la baremación hasta la definitiva puede cambiar y por tanto algunos jóvenes que ahora aparecen como beneficiarios de estas ayudas, luego van a desaparecer».

«Se ponen demasiadas cortapisas cuando lo que se necesitaría es agilizar el pago. Los jóvenes agricultores se pueden pasar más de dos años hasta que reciben parte de las ayudas», criticó Jorge Valero, presidente de Araga. Mientras tanto, señaló, «tienen que adelantar el pago de la semilla, los abonos y otros gastos; muchos acaban aborrecidos y arruinados». Estaría bien, a su juicio, que el Gobierno aragonés llevase el control no solo de los «que se incorporan sino de cuántos quedan pasados cinco años».

La valoración de José Manuel Roche, secretario general de UPA Aragón, fue positiva al calificar de «buen trabajo» los 100 millones aportados para el rejuvenecimiento del campo desde 2016. «Es el camino a seguir y para un joven agricultor recibir una media de 45.000 euros a fondo perdido es un gran apoyo». No obstante, reconoció que el numero de solicitudes ha ido descendiendo porque «nunca antes había habido tantas convocatorias seguidas». Aún así, indicó, de todas las solicitudes solo se van a quedar fuera 16 o 17. La mayoría salen adelante por lo que consideró que «este ciclo se ha cerrado con sobresaliente». Ahora, dijo, «se tienen que comprometer ayudas de 2021 a 2027». 

Las agricultoras suponen el 30% de las solicitantes

De las solicitudes aprobadas 65 corresponden a futuras agricultoras, un 30% del total, «cifra superior a la media tradicional del 20%», según la DGA. Un factor que UAGA valoró muy positivamente dado que «supone un importante avance en materia de igualdad y de lucha contra la despoblación». «Siempre desde UPA hemos luchado por visibilizar el trabajo de la mujer en el campo y nos parece muy bien que en esta convocatoria hayan sido el 30%. Es muy importante que se queden mujeres a vivir en el medio rural», dijo José Manuel Roche, de UPA. Ángel Samper, de Asaja, precisó que desde su organización han presentado un 40% de solitcitudes de mujeres y que tener agricultoras es vital para atajar «el problema de la despoblación». 

Etiquetas
Comentarios