Despliega el menú
Aragón

ganadería

Ese color amarillento que preocupa en el ovino

El Scrum de la Facultad de Veterinaria estudia por qué las garrapatas provocan un coloración en las canales de ovino, que obliga a su decomiso.
.

Las garrapatas pasan de las ovejas a los corderos y las canales se ven decomisadas por el color amarillento de la carne.
Las garrapatas pasan de las ovejas a los corderos y las canales se ven decomisadas por el color amarillento de la carne.
Scrum

Desde hace un tiempo, ganaderos de ovino de todo Aragón se han llevado la desagradable sorpresa de ver como, a finales de primavera y principio de verano, se incrementa el decomiso de canales de cordero por su coloración amarillenta. Se trata de corderos que se han criado perfectamente, sin signos de enfermedad, pero cuya carne no puede ser destinada a la venta.

Lejos de revertir, la situación se ha ido incrementado año tras año y esto ha provocado la intervención del Servicio Clínico de Rumiantes de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza (Scrum). El centro tuvo conocimiento de la situación esta primavera por los problemas que se estaban originando en una explotación ovina de la zona de Belchite, cuyo veterinario, Santiago Sanz, dio la voz de alarma, aunque la casuística es común en todo Aragón, donde hay constancia de hechos similares en las tres provincias.

Ante la gravedad del problema y el serio inconveniente económico que suponía para el ganadero el decomiso de las canales, el Scrum, junto con veterinarios de diferentes ADS y Casa de Ganaderos, se pusieron a trabajar. Y el resultado es una investigación pionera en España que les ha permitido llegar a la conclusión de que el vector de infección podría ser la garrapata, que transmite unas bacterias que se meten en los glóbulos rojos del cordero, los van rompiendo y los pigmentos liberados tiñen la canal de un color amarillento.

"En los últimos meses, hemos explorado, fotografiado, tomado temperaturas y muestras a cientos de animales en las cooperativas de Casa de Ganaderos y también a las canales en el matadero. Se han realizado análisis de sangre, microbiológicos, toxicológicos y PCRs, gracias a la empresa de diagnóstico Exopol, para acotar el problema y poner nombre al agente causante. A falta de resultados definitivos, creemos que las garrapatas son las responsables del color que supone el decomiso de las canales, porque la carne no llega al consumo, ya que en el momento en el que se detecta un problema en el matadero, no salen a la venta, por lo que se garantiza una total seguridad para el consumidor", indica Delia Lacasta, responsable de esta investigación y directora del Scrum.

Pérdidas económicas

A falta de datos oficiales hasta que concluya la investigación, lo cierto es que este decomiso supone serias perdidas económicas para los ganaderos afectados, ya que el animal durante su ciclo de vida no presenta ningún problema y crece con total normalidad, pero es al llegar al matadero cuando es desechado.

"Por este motivo, y con el fin de cortar estas pérdidas tan importantes para el ganadero, es muy importante apostar por la prevención de los vectores que transmiten el problema. Hay que evitar que las ovejas se parasiten, con baños y tratamientos inyectables, con el fin de que la transmisión no llegue a sus crías. Hasta ahora las garrapatas estaban en el campo y las ovejas las cogían allí mientras que los corderos no se veían afectados. Pero en los últimos tiempos se han adaptado al medio según les conviene y llegan a las parideras, donde se agrava el problema", asegura Lacasta, quien apunta que el aumento de estas enfermedades vehiculadas por vectores corre en paralelo al cambio climático que estamos sufriendo.

Desde el Scrum cuentan con la colaboración del mayor experto en garrapatas de España, el investigador Agustín Estrada, con quien están trabajando para ver qué tipo de vector es el responsable. "Hay que ser conscientes de que las garrapatas transmiten muchas enfermedades, y que algunas de ellas pueden afectar seriamente al ser humano, de ahí la necesidad de seguir investigando para hacerles frente de la mejor manera posible», concluye Lacasta.

Etiquetas
Comentarios