Despliega el menú
Aragón

foro económico

Lambán reconoce que Aragón no fue «todo lo eficaz» que debió ser con los temporeros

Sale, también, en defensa de la enseñanza concertada y dice que sus alumnos tendrán mascarillas y gel como en la pública

Aragón
Javier Lambán, presidente de Aragón, durante el foro económico.
DGA

"Tomamos medidas, emitimos tres o cuatro órdenes para ayudar a los empresarios en cuestiones de habitabilidad y transporte, pero he de reconocer que no fuimos todo lo eficaces que debiéramos". Así se ha referido el presidente de Aragón, Javier Lambán, a los brotes de la covid-19 entre temporeros que han obligado a cuatro comarcas a retomar las restricciones de la fase 2 para reducir el riesgo de transmisión comunitaria. Tras recordar que ya advirtió a Pedro Sánchez y los demás presidentes autonómicos de que la recogida de la fruta podría generar problemas de reproducción del virus, explicó que "son miles" los inmigrantes que se dedican a ello, "que viven en condiciones que no son las más adecuadas para evitar los contagios" y que "la precariedad de los contratos conduce a que cualquier chispazo de brote se pueda amplificar de forma desmesurada". Se comprometió, por ello, a actuar en futuras campañas.

En un coloquio digital organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, también se ha referido Lambán a la polémica suscitada por la intención del Gobierno de Sánchez de marginar a la escuela concertada de las ayudas del Fondo Covid. No se aplicará la discriminación en Aragón, donde ha asegurado que "los alumnos de la concertada tendrán mascarillas, geles y los mismos derechos a la protección de la salud que los alumnos de la pública".

Aunque "nadie se puede poner medallas" en la gestión de la pandemia, el presidente de Aragón ha manifestado que tampoco "nadie tiene derecho a prorrumpir en descalificaciones radicales". Porque todos, ha asegurado, "han hecho lo que han podido". También en las residencias, que concentraron el 80% de las muertes en Aragón, a pesar de que la gestión "fue aceptable" como demuestra, según señaló, que falleció un 4%, frente al 12% registrado en alguna comunidad que no quiso desvelar. Insistió que, en el futuro, habrá que reforzar estos centros frente a las pandemias y recordó que, aunque no son centros sanitarios, tienen que estar muy conectados con el Salud.

Ha vuelto a dejar claro Lambán que no es partidario de privilegios, como el que supone ceder al País Vasco y Navarra la gestión del Ingreso Mínimo Vital "por una cuestión puramente política". Y en pos de la igualdad real entre las comunidades ha abogado, como fórmula para combatir la despoblación, por aplicar medidas concretas que pasan por una reforma de la financiación autonómica, en la que se compense por el coste real de la prestación de servicios, y cambios en la Política Agraria Común (PAC).

El trasvase "estructural" del Ebro a Santander supone otro foco de conflicto entre Aragón y el Gobierno. Lambán avisa de que si al final se registra una trasferencia de agua fuera de la cuenca, prohibida por el Estatuto y cuestionada por Europa, irá a los tribunales para "exigir nuestro derecho legítimo a que el agua del Ebro transcurra y se use exclusivamente en la cuenca del Ebro".

Tampoco le ha temblado la voz al presidente aragonés a la hora de dar su opinión sobre una derogación de la reforma laboral, que tacha de "dislate". "Si hay algo que no necesita España es introducir factores de incertidumbre, de inquietud, cuando todo está cogido con alfileres", ha sentenciado.

Sin tocar los impuestos

Respetará la DGA el pacto de gobierno del cuatripartito en el que figura que no se tocarán los impuestos, ni para subirlos, ni para bajarlos. Con una sola excepción, algún impuesto verde "que no iría más allá de compensar modificaciones a la baja de algunos impuestos relacionados con el medio ambiente".

Tras dos años que serán de gasto e inversión, "en los que la preservación de equilibrios fiscales en materia de déficit y de deuda no van a ser la prioridad", Lambán ha abogado por no ser laxos con el déficit y la deuda. Ha defendido que, en todo caso, cualquier reforma fiscal deberá "evitar perjuicios para las empresas cuyo vigor y compromiso van a ser fundamentales para superar la situación".

Como también se revelan imprescindibles los "grandes pactos" que necesita España para "revitalizarse", con la "referencia formidable" que para él fue la transición. Alberga esperanzas, en este sentido, el presidente de Aragón, que «ve movimientos» por parte de Cs, del PP, "aunque más remiso, resistiéndose a la búsqueda de acuerdos", y por parte de su propio partido. 

Etiquetas
Comentarios