Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

investigación

Vuelta a la ‘nueva’ normalidad

De forma paulatina, pero muy segura, el CITA retoma la actividad con la incorporación escalonada de sus trabajadores y la perspectiva del teletrabajo.

Los trabajadores han comenzado su vuelta a las instalaciones del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria
Los trabajadores han comenzado su vuelta a las instalaciones del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria
CITA

Alrededor del 33% del personal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) que tuvo que dejar de asistir a su puesto de trabajo con motivo del Estado de Alarma ya se ha incorporado a su trabajo dentro del plan de vuelta a la normalidad del Centro. Así, el CITA "retoma la disposición para prestar los servicios I+D+i que el sector agroalimentario nos viene demandando", explican en su propia página web.

Esta incorporación supone un incremento del 12% con respecto a la semana anterior y es parte del plan de vuelta a la normalidad de esta organización. Una estrategia que se está llevando de manera "cauta" y que supone revertir el "régimen mínimo de presencias del personal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) basado en la seguridad y salud tanto de los trabajadores", que se implantó al decretarse el estado de alarma.

"Tuvimos una capacidad de reacción muy rápida, -recuerda Lucía Soriano, directora gerente del CITA- y montamos una Comisión de Seguimiento para determinar qué actividades eran esenciales y cuáles no. En el CITA tenemos animales que había que seguir asistiendo, cultivos experimentales… Incluso en los laboratorios, un parón así podía suponer la pérdida de un año, o incluso dos, de trabajo de investigación".

Por ello, y siempre coordinados con el Departamento de Función Pública, se elaboró un plan que pudiera permitir el desarrollo de la actividad con una intensidad baja pero suficiente para el mantenimiento de instalaciones y animales, cuyos trabajadores han mantenido su asistencia a las diversas dependencias y fincas del CITA.

Teletrabajo, para quedarse

Por el contrario, «los trabajadores de administración pasaron a teletrabajo muy rápido», afirma Soriano, quien reconoce que "la implantación de esta modalidad está muy presente en otros centros de investigación internacionales y es algo que cuando me incorporé tenía pensado implantar con calma, pero esta situación ha acelerado la situación".

Sin embargo, esto no ha afectado a la productividad del Centro. "Aunque hay que hacer estudios más reposados de los datos, sí que ha quedado claro que se puede teletrabajar de manera muy productiva. De hecho, ahora no hay ninguna investigación parada, por lo que hay voluntad de que el teletrabajo se quede. Eso sí, analizando cada perfil", asevera la responsable del CITA.

En este aspecto Soriano ha destacado la gran labor "casi de artesanía" para tratar de organizar de la manera más flexible posible la actividad. "Hemos analizado la situación de cada uno de los trabajadores, si tienen hijos, si eran más sensibles a contraer la enfermedad… para ofrecer la mejor posibilidad para desarrollar su trabajo desde casa". Además de la situación de los trabajadores, las propias instalaciones del CITA se han visto modificadas. Se han dispuesto dispensadores de hidrogel, se han establecido recorridos, se mantienen las distancias, las puertas permanecen abiertas… Además, a los trabajadores se les distribuye un kit personalizado semanal con todo lo necesario (guantes, mascarillas…) para que puedan desarrollar su labor.

Importancia de la investigación

La pandemia ha traído un cambio de percepción de la importancia de la investigación. "Encuentro un cambio de discurso a todos los niveles sobre la importancia del trabajo de investigación y científico para anticiparse a esta situación", apunta Lucía Soriano, quien destaca la importancia del CITA que, si bien no trabaja en la lucha contra este coronavirus, "es un brazo muy importante para contribuir a que la Comunidad esté preparada para luchar contra otras zoonosis y para afrontar nuevos retos. La gente entiende que cualquier impacto en la salud ambiental tiene reflejo en la salud humana y para preservarla es necesario un centro de investigación robusto".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión