Aragón
Suscríbete

sanidad

La lista de espera se triplica en Aragón y llega a 9.650 pacientes a causa de la pandemia

La consejera de Sanidad ultima un plan para agilizar las operaciones, pero admite que no se podrá normalizar la situación antes de 2022.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, en su comparecencia de este viernes en el pleno de las Cortes de Aragón.
La consejera de Sanidad, Sira Repollés, en su comparecencia de este viernes en el pleno de las Cortes de Aragón.
Cortes de Aragón

“La foto es muy mala”. Así ha valorado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, la escalada de las listas de espera como consecuencia del parón de consultas, pruebas y operaciones por la pandemia, que ha provocado que al cierre de mayo 9.650 pacientes lleven esperando más de medio año una intervención quirúrgica. Esto supone que casi se haya triplicado la demora del Salud, que afectaba a 3.478 personas en febrero. Y lo peor es que no se podrán recuperar “cifras razonables” hasta 2022, como ha admitido pese al plan que ultima su equipo para atajar esta situación.

En una interpelación monográfica en las Cortes a petición de Ciudadanos, Repollés ha asegurado que se van a utilizar todos los recursos humanos y materiales a su alcance, que pasa por contratar personal, abrir quirófanos por las tardes y periodos vacacionales o recurrir a los conciertos. Sin embargo, ha subrayado que no hay soluciones a corto plazo y que aplicará medidas “de calado” que incidan en el sistema “a medio y largo plazo”.

La consejera no ha tenido reparos al admitir la magnitud del problema, que ha traducido en número entendibles: uno de cada tres pacientes sufren una espera superior a los seis meses para ser operados y se ha multiplicado por seis el número de personas que sufren esta demora desde que hace dos años se logró el mejor dato de la historia reciente. Entonces, la lista de espera solo llegaba al 5%. “Hoy tenemos más pacientes esperando, esperan por más tiempo y se ha multiplicado por seis el número de pacientes que han sobrepasado el tiempo de garantía, lo que arroja una foto muy mala. Es una disfuncionalidad, un problema y un reto", ha sentenciado.

Fuentes de Sanidad han indicado que la actividad quirúrgica se está recuperando paulatinamente. En abril solo se realizaron 702 intervenciones programadas procedentes de lista de espera, que se incrementaron ya a 2.573 el mes pasado. No obstante, siguen sin representar siquiera la mitad de las operaciones realizadas un año antes, que fueron 6.726.

Loading...

La consejera ha explicado que en breve presentará el “plan de abordaje” de las listas de espera, que cuenta con la participación del Salud, de los jefes de servicios quirúrgicos de los hospitales y de profesionales sanitarios. Con cinco líneas de actuación, ha adelantado la contratación de profesionales, la apertura de quirófanos por la tardes y en vacaciones, la implantación de jornadas deslizantes y la centralización de operaciones “de baja complejidad y escasa variabilidad”.

El Salud también implantará la movilidad de especialistas entre sectores sanitarios para atender lagunas, además de continuar la colaboración con el hospital Militar y las clínicas privadas para reducir las listas de espera. Eso sí, Sira Repollés ha aclarado que el volumen de concertación será “similar” al de años previos y ha sacado pecho de que Aragón solo dedicó el 3,9% del gasto en 2019 frente al 9,3% de la media española.

En su intervención, la portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha defendido la colaboración público privada para atajar el “incremento alarmante” de la lista de espera y ha advertido de que la salida de la crisis sanitaria va a coincidir con el periodo estival, que podría agravar la situación con el cierre de plantas. Igualmente, ha aludido a que el problema no solo afecta a las intervenciones, sino las consultas y pruebas diagnósticas. Gaspar ha lamentado que se trata de un problema "estructural" agravado por la covid-19, por lo que se requiere medidas y soluciones "estructurales".

El caso extremo

Unas horas después de que la consejera adelantara los datos, el Salud ha hecho públicas las listas de espera de forma pormenorizada, que evidencian como se han disparado las cifras conforme se prolongaba la paralización de la actividad ordinaria en los hospitales como consecuencia de la pandemia. Aunque se partía de un número ya de por sí alto, 3.478 pacientes con esperas de más de medio año en febrero, se pasó a 4.848 en marzo y se desbocó en abril y mayo, con 7.176 y 9.650 enfermos.

Los pacientes de Neurocirugía se llevan la palma, dado que tienen que esperar, de media, casi un año. En concreto, 615 aragoneses acumulan una demora de 335 días para que les operen.

El Salud "infringe las garantías de tiempos máximos", fijados en 180 días, en cinco especialidades quirúrgicas. Además de la citada Neurocirugía, Cirugía Plástica (218 días), Traumatología (198), Cirugía Maxilofacial (188) y Otorrinolaringología (188). Los de que esperan una operación de Traumatología son los más númerosos, 3.172, seguidos por los que Oftalmología, 2.178, y Cirugía General y de Digestivo, 1.479.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión